Miami: Brujas contra acuarelas

Los cuadros de Antonio Guerrero han sido expuestos en otras ciudades de Estados Unidos.

Por  Nicanor León Cotayo.

La ultraderecha de origen cubano asentada allí frustró que el antiterrorista Antonio Guerrero Rodríguez mostrara su arte en esa ciudad.Guerrero es uno de los cinco de igual comportamiento que en 1998 fueron detenidos en La Florida por luchar contra esas pandillas.Dos de ellos, René González Sehwerert y Fernando González Llort, cumplieron la totalidad de sus condenas y regresaron a la isla.Quedaron en prisión Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar y Antonio (Tony).
Un periodista del Nuevo Herald, Enrique Flor, dio a conocer que la disquera y galería Sweat Records canceló una exposición ya anunciada del artista.

¿Pretexto? La supuesta inquietud que podrían desatar en el seno de su comunidad las acuarelas y poemas del “espía cubano”.

La dueña del establecimiento, Lauren Reskin, confirmó la cancelación del evento previsto para el próximo sábado.
Ella agregó que los organizadores  de la actividad ahora pretenden realizarla en otro local, pero no aclaró dónde.

La exhibición de Guerrero se titula “Yo me muero como viví”, y entre sus patrocinadores figura la Alianza Martiana, agrupación independiente.

Uno de sus principales directivos, Max Lesnik, declaró que la exposición fue cancelada por Sweat Records.

Al puntualizar el motivo, dijo que en la galería comenzaron a recibir  “numerosas llamadas amenazantes”.

Debido a eso, subrayó, el nuevo local para mostrar las obras de Tony no se dará a conocer hasta última hora.

Añadió que lo informarían a través de canales directos a personas interesadas en el arte y el derecho a la expresión.

Se conoció que el propio Max Lesnik está invitado a hacer uso de la palabra, y accedió.

Una comentarista de Radio Mambi, Ninoska Pérez Castellón, valoró la muestra de Guerrero como “una provocación al exilio cubano”.

“Esta gente quiere hacer creer  que nuestra comunidad ha cambiado”, enfatizó.

Pero lo que indica ese cambio son las famosas encuestas hechas en la Florida donde una mayoría de personas de ascendencia cubana favoreció normalizar los lazos bilaterales.

Un solo ejemplo.

El 12 de febrero último, una investigación del Center of the Atlantic Council, para América Latina, demostró que el 79 por ciento de los cubanos entrevistados en Miami-Dade respaldó normalizar las relaciones con La Habana.

No en balde, tome nota señora Castellón, el 11 de febrero último, The New York Times consideró que se trata del fracaso de una política de aislamiento hacia la isla.

No solo esto, además una larga cadena de hechos que tienden a negar las furibundas posiciones del titulado y decadente “exilio histórico”.

Pero, ¿quién es la señora Ninoska Pérez Castellón?

En apretada síntesis, la hija de un connotado jefe militar de la tiranía de Fulgencio Batista y Zaldivar.
Su nombre, Francisco Pérez González, uno de los jerarcas del centro de torturas que fue la Radio Motorizada de la Policía Nacional.

Dada su actuación, huyó de La Habana en enero de 1959 con dos causas pendientes por asesinato, y así se transformó en un prófugo de la justicia cubana.

No solo esto, cuando surgió en Miami el caso de los Cinco, para ejercer influencia en su juicio  Washington compró a periodistas que los difamarían.

Entre ellos, como se reveló a mediados de 2012, figuró el nombre de Ninoska, a quien por su mediocridad intelectual solo le pagaron 1 500 dólares, menos que al resto.

Más recientemente ha lanzado su más grotesca retórica para juzgar una exposición de acuarelas y poemas del antiterrorista cubano Antonio Guerrero.

Además formó parte en Miami de la constelación de brujas modernas que fustigaron la galería donde exhibirían la muestra, hasta frenarla.

Pero a manera de agrio sarcasmo, el pasado 2 de junio, en el Creation Art Center, de esa ciudad, presentaron la colección Arraigos.

Según datos suministrados allí, su autora es la “pintora” y periodista cubana Ninoska Pérez Castellón.

Nadie duda que ahora integre un dúo con otro fabricado talento de las artes plásticas de la ultra en aquellos predios, Luís Posada Carriles.

Hay una cosa cierta, Tony Guerrero perdió una escaramuza  en Miami, pero no la guerra de sus acuarelas y poemas frente a las brujas que allí todavía sobrevuelan.

 

Esta entrada fue publicada en Arte, Social y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miami: Brujas contra acuarelas

  1. Félix Edmundo Díaz dijo:

    Todo mi respeto para NLC, pero Tony no perdió nada en Miami, la batalla grande de verdad la ganó durante años, y la de hoy la va ganando y la ganará. La cancelación de la esposición por temores, por amenazas o por lo que haya sido no es ni siquiera una escaramuza. Ellos fueron los que perdieron, se perdieron el arte vivo de un hombre que lleva sus sueños de libertad a flor de piel. ¿Estarían preparados para apreciar su obra? Pienso que algunos sí, a otros les costaría ver dentro de cada trazo, cada línes o matiz la esencia de un héroe victorioso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.