Los usuarios de redes sociales son los que menos «le entran» al debate político.

Las personas que expresan incansablemente opiniones políticas a través de las redes sociales suelen ser fastidiosas, pero un nuevo estudio sugiere que son una minoría.

Los investigadores también advirtieron el fenómeno llamado «espiral de silencio»: salvo que les conste que su audiencia está de acuerdo, la gente tiende a evitar los temas candentes.

Un informe difundido por el Centro de Investigaciones Pew halló que la mayoría de los usuarios habituales de las redes sociales son los que menos suelen dar a conocer sus opiniones políticas.

“La gente no tiende a usar las redes sociales para esta clase de discusiones sobre temas políticos importantes. Más bien parece que está eliminando la conversación de la arena pública”, dijo Keith Hampton, profesor de comunicaciones de la Universidad de Rutgers y uno de los realizadores del estudio presentado el martes 26 de agosto por el Pew.

Estas conclusiones sorprenderán a muchos. Pero una encuesta entre mil 800 personas acerca de Edward Snowden halló que la mayoría de los usuarios de Facebook y Twitter tienden a callar acerca de si la vigilancia gubernamental se justifica o no. Los investigadores también advirtieron el fenómeno llamado “espiral de silencio”: salvo que les conste que su audiencia está de acuerdo, la gente tiende a evitar los temas candentes.

La encuesta se enfocó en si los adultos estaban dispuestos a dar a conocer su opinión acerca de la filtración por Snowden del espionaje del gobierno a los mensajes telefónicos y por correo electrónico de los estadounidenses. Según Hampton, el caso Snowden constituye un ejemplo concreto de un importante tema nacional que divide a la población.

Una de las conclusiones del estudio es que el típico usuario de Facebook —alguien que entra a la red varias veces por día— muestra la mitad de probabilidades de discutir el caso Snowden en público que un no usuario. Alguien que entra a Twitter varias veces por día muestra un cuarto de probabilidad de expresar sus opiniones en su lugar de trabajo comparado con los que nunca usan Twitter.

Lee Rainie, director del Proyecto Internet de Pew, dijo que posiblemente las redes sociales vuelven a la gente más sensible a las opiniones diferentes.

“Por usar las redes sociales, tal vez conozcan la magnitud del desacuerdo en torno a un tema en su círculo amplio de contactos”, dijo Rainie. “Eso podría volverlos renuentes a hablar dentro o fuera del internet por miedo a iniciar una discusión, ofender a un amigo o incluso perderlo“.

Si bien mucha gente podría sentir alivio y considerar que no discutir de política en Facebook es cuestión de tacto, Hampton dijo que el miedo de ofender a alguien en la red social impide el debate. “Una sociedad en que la gente es incapaz de dar a conocer abiertamente sus opiniones y beneficiarse con el conocimiento de visiones alternativas es una sociedad polarizada”, aseguró.
(Tomado de AP)

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.