#Cuba aporta más peloteros a la MLB: ¿a dónde vamos a parar?

Serie del Caribe 2015 CUB-PR. Gana Cuba 3 x 2.  Foto: Ricardo López Hevia / Enviado de Granma / Cubadebate

He tratado de buscar el sustantivo apropiado que me motivó a escribir estas líneas: decepción, desilusión, frustración… Todos caben y todos se quedan cortos.

Es 4 de febrero y meriendo con los rumores primero, las certezas después, del abandono de Dainer Moreira y Vladimir Gutiérrez de la delegación cubana que asiste a la Serie del Caribe en San Juan, Puerto Rico.

Crece el desasosiego con el titular de la revista Universo Béisbol “Éramos pocos y se fueron dos”, y la impotencia ante el trabajo publicado por el Japan Times que anuncia el interés de la Major League Baseball en seguir “captando” jugadores cubanos. Finalmente, sobreviene la resignación cuando Prensa Latina publica el pronunciamiento de la delegación cubana repudiando el estímulo a las deserciones leído por el receptor Frank Camilo Morejón.

No soy tan ingenua como para sorprenderme a estas alturas de que hechos como este continúen sucediendo, pero a los que disfrutamos de la pelota desde esta orilla se nos clava la espinita molesta de perder otra figura, ese saber que no habrá más aplausos al atleta venerado cuando defienda los colores de su provincia o de su país.

Y no es que el cubano de Cuba desconozca los éxitos de Pito, o más bien de José Abreu, como le llaman ellos. Es que ya el otrora Elefante no es parte de la atracción del clásico doméstico de la isla, ni tampoco puede vestir la casaca del país que lo formó. Situación a la que todavía no le veo un futuro promisorio.

Sí, se han acumulado las pérdidas, y los años van pesando.

El boom mediático desatado a raíz del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos hizo que la imaginación de los cubanos volara a una velocidad mayor que la del astro Usain Bolt, solo así se explica que se dispararan las expectativas y que el 18 de diciembre se escuchara a la gente hablar del fin del bloqueo, la apertura al turismo estadounidense y hasta la confección de varias alineaciones del team Cuba con lo que más vale y brilla de la MLB y la SNB.

A más de un mes de los históricos discursos de Raúl Castro y Barack Obama aguardamos con más cautela por la verdadera puesta en marcha de tales intentos de entendimiento, y empezamos a comprender, para pesar nuestro, que algunas cosas PODRÍAN NO CAMBIAR NUNCA.

Las recientes medidas que permitirían a los cubanos jugar en la gran carpa con la sola condición de presentar la residencia en otra nación que no sea la cubana, constituyen un manjar demasiado exquisito para que muchos jugadores talentosos de casa, de repente, dejen de serlo. ¿Decisión personal? Sin dudas, ¿ingenua? No tanto.

Se sabe que Cuba, en total desventaja con los E.E.U.U, nunca podrá aportarles a sus atletas tales cifras millonarias, aunque haya “sentado cabeza” y aplicado cambios en la política de remuneración y de contratación que se pedían a gritos desde hace tiempo.

Sin dudas, el escenario no parece feliz para nuestra nación, que se desangra año tras año con la salida de muchos de sus más talentosos hijos.

Los cambios realizados desde la isla parecen no encontrar eco en los Estados Unidos, desde donde se continúa buscando que nuestros deportistas elijan un camino distinto bajo la excusa de atraerlos hacia al máximo nivel. Para ello, es conocido, deben renunciar a ser cubanos.

Quisiera pensar que en el Clásico Mundial de 2017 pudieran juntarse Yulieski y Pito, Despaigne y Céspedes, Freddy Asiel y Chapman. Quisiera que pudiéramos competir en las mismas condiciones que los equipos restantes, y que Norge Luis o Héctor Mendoza no fueran los próximos en abandonarlo todo en franca misión MLB, y que en Cuba nos sentáramos a pensar si ya hemos hecho todo lo posible, si no está en nuestras manos conversar con los que algún día, decidieron irse.

Quisiera más acción, menos discursos y conferencias de prensas.

Quisiera, quisiera…

https://cubaseballillustrated.wordpress.com/2015/02/05/peloteros-cubanos-hacia-la-mlb-a-donde-vamos-a-parar/

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .