Melba y Haydée: la excarcelación de dos heroínas cubanas. #Cuba #YoTambienExijoMas

Por Israel Valdés Rodríguez*

Este 20 de febrero de 2015 se cumplen 61 años de la excarcelación de dos heroínas cubanas: Melba Hernández Rodríguez del Rey y Haydée Santamaría Cuadrado. Ambas fueron las únicas mujeres que participaron en las acciones del 26 de julio de 1953, como integrantes del grupo que tomó el edificio del Hospital General Saturnino Lora de Santiago de Cuba.

Para todos los heroicos combatientes del Cuartel Moncada la presencia de estas dos mujeres, vísperas de la batalla tan esperada desde hacía meses, les daba un nuevo sentido a aquellos hombres que se disponían a entrar en combate contra un enemigo superior en efectivos y armas. Ante la posibilidad de la muerte estas patriotas representaban la encarnación misma de la vida. La valentía demostrada, la disposición de luchar hasta el final, junto a sus compañeros, impresionaban, causaban emoción.

El jefe del grupo que ocupó el hospital “Saturnino Lora” fue Abel Santamaría, hermano de Haydée. Aquí la resistencia fue heroica. Se peleó hasta la última bala. Durante el combate, Melba y Haydee, apoyaron a sus compañeros recargando las armas y asistiendo a los heridos, con total abnegación y arrojo.

Al finalizar el combate fueron hechas prisioneras junto con casi todos los combatientes de este grupo y conducidas a los calabozos del cuartel santiaguero. Tras las horas horribles en las mazmorras del cuartel Moncada fueron testigos excepcionales de las torturas y asesinatos de sus compañeros.

Para que Haydée confesara, le dijeron que su hermano Abel y su novio Boris Luis Santa Coloma habían sido torturados y asesinados después del combate. Como muestra de ello, le mostraron un ojo de Abel y los restos de los genitales de su novio. Pese a lo desgarrador del método, no pudieron sacarle ninguna información y al contrario respondió firmemente: “¡Morir por la patria es vivir!”

Después las trasladaron al Vivac Municipal de Santiago de Cuba y el 1ro de agosto de 1953 las traspasaron para la cárcel de Boniato. Esta prisión estaba preparada solamente para recibir hombres, por lo que la reclusión de dos mujeres en ese lugar, ilegalmente impuesta por los militares batistianos, constituía no sólo un hecho sin precedentes, sino quebrantaba el reglamento del propio penal. Aquí permanecieron durante el desarrollo del proceso jurídico de la Causa 37.

Allí, recuerda Haydée más tarde: “sí había una combatividad, por que había un objetivo, estaba el juicio, la preparación del juicio, la Marcha del 26 de Julio, que se sacó allí mismo (…) esos dos meses en Boniato fueron magníficos, maravillosos, tremendos, de combate contra la tiranía”.

El 6 de octubre de 1953 fueron sancionadas a 7 meses de arresto en el Reclusorio Nacional para Mujeres de Guanajay, en la antigua provincia de Pinar del Río; hoy Artemisa. Sobre la estancia en este centro penitenciario Haydée ha expuesto: “Estar tirada en una cama, leyendo. No podíamos hacer nada más. Estábamos solas, no había más presas políticas… Guanajay fue terrible por la quietud, por el no hacer nada”.

El 20 de febrero de 1954 fueron liberadas al cumplir la sanción judicial. Varios familiares y compañeros de lucha se reúnen ante la puerta de la prisión. Una reportera de la revista Bohemia las aborda y les pregunta: ¿Y ahora, qué?

Melba responde por las dos: “Empezar de nuevo, tenemos una deuda con nuestros hermanos muertos”.

Después ambas patriotas, junto con un valiosísimo grupo de compañeros logran sacar clandestinamente de la prisión de Isla de Pinos, donde se encontraba Fidel, el alegato “La Historia me absolverá”. Consiguen imprimir más de diez mil ejemplares, los cuales son repartidos por toda Cuba en un auto alquilado. “Y seguimos luchando – relata Haydée años más tarde- hasta que salieron nuestros compañeros de Isla de Pinos y salió Fidel… Y fue vivir otra vez, fue luchar otra vez, fue la acción otra vez, fue otra vez la vida.”

Haydée y Melba ya no están físicamente entre nosotros, pero hoy más que nunca, son símbolos imperecederos de la rebeldía y la gallardía de la mujer cubana.

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.