La primera Ley de Reforma Agraria en #Cuba. #TenemosMemoria

Por Israel Valdés Rodríguez*

Una vez triunfante la Revolución cubana la cuestión de la reforma agraria emergió como el principal logro, por un lado porque estaba en juego el nivel de vida de los campesinos, que constituían la gran mayoría de la población, y por el otro porque impactaba directamente sobre la producción de azúcar, prácticamente el único producto de exportación de la economía cubana.

La Ley de Reforma Agraria fue un compromiso recogido en el Programa del Moncada. Fue firmada en La Plata, Sierra Maestra (lugar donde estuviera situada la Comandancia del Ejército Rebelde bajo la jefatura de Fidel), el 17 de mayo de 1959. La Ley constaba de 15 Por Cuantos, 67 artículos, 7 disposiciones transitorias, 5 disposiciones finales y 1 disposición adicional final que confería rango constitucional a la ley, al declararla parte de la Ley Fundamental de la República.

Por el artículo 1 de dicha ley, se estipulaba que el máximo de extensión de tierra que podría poseer una persona natural o jurídica sería de 30 caballerías (402 hectáreas). No obstante, se exceptuaban ciertos casos de áreas sembradas de caña, arroz, o dedicadas a la explotación agropecuaria, que por su eficacia demostrada, se considerase pudieran poseer hasta 100 caballerías de tierra (artículo 2). Aunque el límite de 30 caballerías resultaba todavía relativamente amplio (como lo demostró la necesidad de una segunda ley de Reforma Agraria, que redujo el límite permisible a 5 caballerías), la ley le asestó un golpe mortal al latifundio, al recuperar las enormes extensiones de territorio en manos de la burguesía terrateniente y las compañías norteamericanas.

Esta ley se hizo efectiva al publicarse en la Gaceta Oficial de la República, el 3 de junio de 1959. El primer título de propiedad de la tierra la entregó personalmente Fidel a la campesina Engracia Blet, de la hacienda Duaba Arriba o Toa (término municipal de Baracoa, Guantánamo), el 8 de diciembre de 1959. Ese día se entregaron más de 500 títulos a campesinos de la Sierra Maestra.

Las medidas adoptadas por el gobierno a través del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA), creado en 1959 para ejecutar las políticas económicas y sociales relacionadas con la reforma agraria, no fueron discriminatorias, ya que fueron dirigidas contra todos los terratenientes, sin importar su nacionalidad y estaban amparadas por la Constitución de 1940. Por otra parte, la forma de indemnización fue bastante más generosa que en la ley agraria impuesta por Estados Unidos a Japón en la postguerra: ésta sólo otorgaba el 2,5% de interés anual y los pagos en veinticinco años; y con la Ley de Reforma Agraria cubana la amortización pagadera se situó en veinte años y un 4,5 % de interés anual.

A pesar de todo, el gobierno revolucionario planteó repetidas veces su disposición a renegociar estos términos, pero Estados Unidos desestimó la propuesta renegociadora (no así el resto de los países afectados) y prefirió mantener las indemnizaciones como una deuda aún no pagada.

Hay que añadir, que las tierras que poseían los capitalistas norteamericanos fueron compradas, en su momento, a precios irrisorios. Quizás porque la familia de Fidel poseía miles de hectáreas de tierra en Birán, provincia de Holguín y lugar de su nacimiento, muchos enemigos de la Revolución y algunos incrédulos pensaron que el jefe revolucionario dejaría pasar por alto este detalle. Pero se equivocaron. Fidel cumplió su promesa de llevar a cabo la Ley de Reforma Agraria y las tierras de su familia fueron igualmente entregadas a los campesinos, tras ser nacionalizadas por el propio líder.

Ya lo ha dicho Raúl: “Fidel es Fidel.”

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.