El engendro de la Base Naval de Guantánamo. #UsCuba #TenemosMemoria

Por Israel Valdés Rodríguez*

Como es conocido la Base Naval de Guantánamo fue establecida en nuestro país a través de un convenio confuso y pérfidamente redactado, en virtud del cual a Estados Unidos le arriendan el territorio que ocupa la base “por el tiempo que necesitaren”, sin una cláusula que garantizara el pleno derecho de nuestra soberanía sobre dicho territorio y ha sido utilizada por los Estados Unidos como un instrumento de su política agresiva contra nuestro país. (1)

Desde el triunfo de la Revolución este enclave militar se convirtió en un activo centro de subversión, de agresiones, violaciones y provocaciones constantes contra Cuba y que ha causado daños humanos al pueblo cubano. Desde los primeros años de la Revolución y hasta mediados de la década del 90 del pasado siglo, la situación de dicha base se tornó especialmente intensa. Un ejemplo de la peligrosa agresividad de los infantes de marina contra los valerosos soldados cubanos que protegen esta frontera terrestre es la que a continuación expondremos.

Semblanza biográfica de un mártir de la juventud cubana.

Luis Ramírez López.  Joven soldado de la Brigada de la Frontera “Orden Antonio Maceo”, asesinado por disparos procedentes de la Base Naval de Guantánamo.

Nació en Horno de Mojará, Guisa, Bayamo, el 19 de mayo de 1944, del matrimonio formado por Miguel Ramírez e Idelisa López, campesinos pobres. La realidad en que trascurrió su infancia solo le permitió alcanzar el tercer grado de la enseñanza primaria.

Laboraba como obrero de la construcción en la granja «Orestes Acosté» en Bayamo, cuando el 25 de mayo de 1965 fue llamado a las filas del Servicio Militar Obligatorio. Al día siguiente llegó a Banes en unión de otros compañeros.

Por su condición de vanguardia fue incorporado a la Brigada de Fronteras, donde pasó una escuela en la cual siempre se preocupó porque todos dedicaran el máximo de atención a las clases que se les impartían.

En el frente prestó servicios en la Compañía 5. Se destacó por un gran interés en que los compañeros cumplieran conscientemente las disposiciones del mando y ayudaba en todo cuanto le era posible. Su carácter alegre le agenciaba la simpatía de aquellos, de forma tal que todos querían cubrir la posta con él.

A las 19 horas del día 21 de mayo de 1966, mientras cubría su turno de guardia, recibió un disparo realizado desde el camión que transportaba el relevo de los soldados estadounidenses de la Base Naval de Guantánamo, cuando pasaba frente a la posta cubana.

Sus restos mortales yacen en el panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias del cementerio de Santa Ifigenia en la provincia de Santiago de Cuba.

 Cita

    • Dictámenes periciales de las FAR. El pueblo de Cuba demanda al gobierno de Estados Unidos por daños humanos. Ediciones Verde olivo, Ciudad de La Habana, 1999.

 

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.