29 de mayo de 1934: Derogación de la Enmienda Platt. #Cuba #TenemosMemoria

Por Israel Valdés Rodríguez*

Es conocido que la Enmienda Platt fue un apéndice al proyecto de Ley de los Presupuestos del Ejército aprobado por el Congreso de Estados Unidos, e impuesto como parte del texto de la primera Constitución de la República de Cuba, elaborada por la Asamblea Constituyente de 1901, bajo la amenaza de que si no la aceptaba, Cuba seguiría ocupada militarmente.

Este apéndice al reglamentar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, obligaba a la naciente república a consentir que el poderoso vecino norteño interviniera en sus asuntos internos cada vez que lo estimara pertinente. Entre otros acápites, la infame Enmienda estipulaba la cesión de una parte del territorio cubano para una estación naval, la hoy ilegal Base Naval de Guantánamo.

Aunque algunas voces se levantaron en protesta, entre ellas las de Juan Gualberto Gómez, Salvador Cisneros Betancourt, Enrique José Varona y Manuel Sanguily, la Enmienda Plat fue aprobada por los delegados de la Asamblea Constituyente en votación muy dividida. Como dicha Enmienda se aprueba como un apéndice de la Constitución y puede desaparecer cuando extinga la Ley de Leyes, el naciente imperialismo obliga a Cuba a la firma de un Tratado Permanente que incluye íntegramente todo lo planteado en la Enmienda. De tal manera, se convierte en un convenio entre gobiernos y que solo puede ser derogado con una conciliación entre ambas naciones.

Es así, que Cuba se convierte en una neocolonia, especie de protectorado con bandera, himno y “gobierno” propios, pero que pende sobre su cabeza como Espada de Damocles, la amenaza constante de la intervención norteamericana.

El 29 de mayo de 1934, Estados Unidos y Cuba firman un nuevo tratado que en su primer artículo deja abrogado el Tratado Permanente, o lo que es lo mismo, la Enmienda Platt.

En realidad, la derogación de la Enmienda Platt constituyó un acto demagógico, una verdadera farsa. Fue un documento obsoleto e inútil para el imperialismo. Su control de la vida económica del país le aseguró su dominación política y en caso de una “futura amenaza” se produciría la intervención, con o sin Enmienda.

En el colmo de la sumisión, los que desgobernaban a Cuba omitieron en el debate la cuestión de la Base Naval de Guantánamo, parte de nuestro territorio que aún hoy continúa ilegalmente ocupado por la mayor potencia imperialista del mundo.

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.