Cardenal Jaime Ortega exorciza demonios de la di$idencia. #Cuba #Miami

“No se hace muy presente en el pueblo de Cuba esto que se llama disidencia. (…) En Cuba no quedan presos políticos…” Jaime Ortega Alamino. Cardenal de Cuba.

Semejante declaración, ha convertido al Cardenal Jaime Ortega en blanco de toda clase de ataques verbales por parte de aquellos que se autodenominan disidentes, quienes demuestran una vez más que asumir el papel de Judas les viene como anillo al dedo, no importa si el pago viene en piezas de plata antigua o en modernos dólares de color verde.

Reconocido es el papel de la Iglesia católica cristiana como mediadora en el histórico restablecimiento de relaciones entre Cuba y EE.UU. un tema que la abrumadora mayoría de todos los cubanos perciben como algo positivo, pero que algunos de esos grupúsculos y precisamente “aspirantes a presos políticos” interpretan como una posible disminución de su “política” salarial.
Lo cierto es que estos “mansos corderos” con piel de lobo, entre los cuales pudiéramos mencionar a Elizardo Sánchez o el Camaján, Berta Soler, la “superabuela”, el agente de la CIA Antonio Rodiles y secundados por la “drogoartista” Tania Bruguera, han cambiado radicalmente su discurso habitual y conciliador a raíz de su descaracterización pública como representantes de una inexistente disidencia cubana en la Isla, nada más y nada menos que desde las contundentes palabras de la autoridad católica más reconocida y prestigiosa en la Isla.
Mucho me temo que gracias a sus sinceras declaraciones y puntos de vista, el Cardenal Jaime Ortega será víctima de las perretas mediatizadas de los mercenarios a quienes cuestionó la razón de su existencia y de manera incipiente, la justificación de un financiamiento jugoso que hace posible que estos lleven una vida excepcionalmente mundana, profusa en lujos y excesos de toda clase, muy alejada de los preceptos cristianos.Las reacciones de la di$idencia cubana en Internet no se han hecho esperar y las ciber-legiones demoníacas ya están siendo atizadas por sus diabólicos líderes. Afortunadamente, los cubanos contamos con la fe inquebrantable en la victoria y la razón que nos asiste para luchar por nuestro socialismo, por la verdad y por la justicia.

Finalizo este Post, mencionando unas palabras del propio Cardenal, las cuales me parecen muy pertinentes y acorde a los tiempos que vivimos:

“Hace falta altruismo, capacidad patriótica, de pensamiento elevado que lleve a pensar en la nación, en el futuro, de una manera muy amplia (…) Jaime Ortega Alamino. Cardenal de Cuba

Tomado del blog Santiago Arde
Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.