¿Y con la Base de Guantánamo qué vamos hacer?. #Cuba #TenemosMemoria

twpguantanamoespecial2Por Nick Miroff – El Economista

Si Estados Unidos y Cuba restablecen relaciones diplomáticas en las próximas semanas, según lo previsto, los dos países todavía estarán muy lejos de algo parecido a una relación “normal”, ha dicho en repetidas ocasiones el presidente cubano, Raúl Castro. Su lista de agravios es larga, aunque acaba de decir que se reduce a dos grandes temas.

El primero, por supuesto, es el embargo comercial de EU. El segundo es la Estación Naval en la Bahía de Guantánamo, la base marina estadounidense más antigua en el extranjero en el mundo, que EU ha ocupado durante 116 años.

“Éste no es tema de debate”, respondió el gobierno de Obama. Pero uno puede preguntarse: ¿por cuánto tiempo?

Los estudiosos y expertos militares dicen que es difícil ver cómo EU puede revisar su relación castrense con La Habana, mientras se aferran a parte del territorio cubano indefinidamente, sobre todo si las relaciones se acercan significativamente en una era pos-Castro.

Si bien hay un montón de ejemplos en el mundo de fronteras o islas en disputa, 72 kilómetros cuadrados del enclave estadounidense en Guantánamo es algo más que una anomalía geopolítica mundial. No hay otro lugar en el mundo donde el ejército de Estados Unidos ocupe enérgicamente tierra extranjera sobre una base de composición abierta, en contra de los deseos de su país anfitrión.

“Es probablemente inevitable que vamos a tener que regresarlo de nuevo a Cuba, pero se necesitaría una gran cantidad de trabajo diplomático pesado”, dijo el jubilado James Stavridis, ex comandante supremo aliado de la OTAN y ahora decano de la Escuela Fletcher de Derecho y Diplomacia de la Universidad Tufts.

Stavridis fue jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos del 2006 al 2009, a cargo de la base de Guantánamo, agregó que el territorio sigue siendo un activo “estratégico y de gran utilidad” de Estados Unidos.

“Es difícil pensar en otro lugar con la combinación de un puerto de aguas profundas, gran pista de aterrizaje y abundante”, dijo Stavridis.

Multifuncional

El polémico campo de detención estadounidense de los que fueron “sospechosos de terrorismo” a nivel mundial es sólo una de las conveniencias de la base. Se trata de un centro logístico para la Cuarta Flota de la Marina, así como para las operaciones antinarcóticos y los esfuerzos de socorro. También funciona como centro de detención para inmigrantes del norte interceptados en el mar. La ubicación de la base sobre la costa sur de Cuba permite que el ejército de Estados Unidos proyecte su poder a través de toda la cuenca del Caribe, y está estratégicamente situado junto a Haití, un lugar que a menudo necesita ayuda.

Como instalación militar, Guantánamo, cuyo origen es un apodo, ya no es esencial en la era moderna de los portaaviones, submarinos nucleares y aviones no tripulados, dijo Stavridis. “Usted no lanza una operación militar a gran escala a partir de ahí”, explicó, y agregó que muchos de los otros usos que Guantánamo proporciona podrían cumplirse con las instalaciones militares que tienen en Puerto Rico o en el sur de Florida.

“Yo no creo que sea insustituible”, sostuvo Stavridis.

Buques de guerra estadounidenses navegaron en la Bahía de Guantánamo en 1898, y junto con los rebeldes cubanos derrotaron a la flota española. Los estadounidenses esencialmente nunca se fueron, acondicionado la independencia de Cuba sobre las disposiciones constitucionales que permite la Marina de Estados Unidos para ocupar la zona “durante el tiempo necesario”. La renta se fijó en 2,000 dólares al año, pagados en oro. Un nuevo contrato de arrendamiento incrementó la cantidad a 4,000 dólares en 1934, de acuerdo con la historia de la base por el erudito Paul Kramer. Pero no había ninguna fecha límite para que los estadounidenses abandonen.

El gobierno de EU sigue obedientemente enviando cheques de alquiler al gobierno cubano, pero los Castro no los cobran. No reconocen el contrato de arrendamiento y, al igual que los propietarios de un apartamento de renta controlada en Brooklyn, quieren que sus inquilinos se vayan. Fidel Castro ha dicho que mantiene los cheques apilados en el cajón de su escritorio como una especie de apoyo político. Es difícil imaginar un símbolo más contundente del imperialismo que una base militar cuya historia está tan envuelta desde finales del siglo XIX del imperio estadounidense.

Después de la revolución de Castro, EU no tuvo intención de permitir la caída de la base bajo control comunista. En momentos de tensiones pico durante la Guerra Fría, como la Crisis de los Misiles de 1962, los alrededores de la base se convirtieron en una línea de frente para el enfrentamiento soviético-estadounidense. Andanadas de disparos se han dado entre tropas estadounidenses y cubanas. Uno de estos eventos fue dramatizado en la película de 1992, A Few Good Men, en la que un agitado personaje actuado por Jack Nicholson memorablemente le dijo al de Tom Cruise que no serían capaces de manejar las presiones de vivir bajo amenaza constante en Guantánamo.

Contra acción

Castro cerró el agua y la electricidad en 1964, y hoy en día la base está completamente aislada del resto de Cuba. Los visitantes dicen que se parece a una pequeña ciudad de Estados Unidos, con una franquicia en la isla de McDonald’s, otra de Taco Bell, una más de Subway y otras cadenas estadounidenses. El resto de la isla se ocupa letalmente con minas terrestres, alambre de espino y matorrales de cactus espinosos.

En los últimos años, los intentos fallidos del presidente Obama por cerrar el campo de prisioneros de la base han inspirado varios escenarios de ensueño de un futuro posmilitar para la base. Uno podría convertirlo en un centro de investigación y planta de tratamiento para las enfermedades tropicales y epidemias. Si es devuelto el control de Cuba, podría convertirse en un segundo campus de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, donde los estudiantes de todo el mundo reciben capacitación médica gratuita por parte del gobierno cubano.

Stavridis dijo que una propuesta en este sentido de “internacionalizar la base que conserva su valor como centro logístico para la ayuda humanitaria, probablemente sería un futuro aceptable para el Pentágono, al menos en el largo plazo. Otros optimistas dicen que la transformación de la base podría servir como un ejercicio de fomento de la confianza entre Cuba y EU, luego de tantas hostilidades.

Tal medida no sería sin precedentes. A regañadientes EU renunció a la Zona del Canal de Panamá, un lugar mucho más estratégico para las operaciones militares y los intereses comerciales estadounidenses que la bahía de Guantánamo.

Panamá convirtió las instalaciones militares en la Ciudad del Saber, un grupo de laboratorios de investigación y las instalaciones del campus, en colaboración con varias universidades de EU.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Y con la Base de Guantánamo qué vamos hacer?. #Cuba #TenemosMemoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .