#Cuba: ¿Di$identes, opositores o luchadores por la libertad?; Solo peones #CubaUs

peones-de-ajedrezPor Arthur González- El Heraldo Cubano-
Aquellos que durante décadas han vivido en Cuba como niños mimados, con miles de dólares en sus bolsillos que les permite disfrutar de la buena vida sin tener que trabajar, ser invitados especiales a recepciones, cócteles y cenas en residencias diplomáticas, después del 17.12.2014 con las declaraciones del presidente Barack Obama respecto al restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, ven en peligro su estatus económico.

Esos denominados “disidentes”, “opositores” o “luchadores por la libertad”, ahora se percatan de cómo fueron utilizados durante 50 años como simples peones de una política, que en la actualidad el propio presidente Obama califica de fracasada y por tanto debe ser cambiada.

Si Estados Unidos pretende destruir a la Revolución cubana desde adentro, al estilo de lo practicado en países de Europa del Este y en la URSS, el tratamiento y dirección de la contrarrevolución que ellos crearon también deberá ser diferente, pues en tantos años no han tenido resultado alguno, no pudieron atraer a la juventud de la isla y menos lograr un respaldo popular, algo que los hace meditar para no continuar malgastando cientos de millones anuales.

Es muy posible que con más diplomáticos en la Habana, el trabajo sobre los jóvenes cubanos lo realicen ellos directamente, dejando a un lado a los asalariados.

Ante el peligro de ser abanados a su suerte, algunos contrarrevolucionarios como Antonio Enrique González-Rodiles y la inculta y grosera Berta Soler, se lamentan por las calles de Miami, recabando apoyo de la mafia terrorista anticubana que se opone al cambio de táctica de la Casa Blanca en relación a Cuba.

González-Rodiles quien dejó una placentera vida académica en México y Estados Unidos, por aceptar el trabajo que expertos estadounidenses en subversión política le propusieron para hacer contrarrevolución en Cuba, ahora se siente traicionado al no comprende el brusco giro de la política yanqui hacia la isla.

La inculta Berta que logró un reconocimiento mediático jamás soñado, viajes gratuitos por Europa y Estados Unidos con todo incluido, hasta un abrazo con el Presidente Obama y otro con el Papa Francisco, se percata de que su imagen construida de papel se va esfumando, pronto dejará de ser noticia y olvidada por los que antes la alababan.

Está claro para Washington que esos contrarrevolucionarios ya jugaron su papel y cómo mismo les sucedió a Ricardo Boffil Pagés, Gustavo Arcos Bergnes, René Gómez Manzano, Tania Díaz Castro, María Elena Cruz Varela, Indamiro Restano, Vladimiro Roca y Martha Beatriz Roque Cabellos, los actuales  asalariados también pasarán de moda.

Para la Casa Blanca no habrá remordimientos porque todos recibieron su salario, por tanto no quedan deudas pendientes y ninguno trabajó por ideales sino por el dinero recibido.

González-Rodiles, Berta Soler y Jorge Luis García Pérez (Antúnez), fueron convocados a Miami para recibir una pormenorizada explicación del cambio y las nuevas tareas que deberán acometer ante la próxima visita a Cuba del canciller John Kerry, pero a pesar de eso no aceptan la nueva estrategia y se están convirtiendo en verdaderas barreras para el cambio, posición peligrosa si pretenden desobedecer las órdenes de los que pagan.

En una entrevista para el Canal 23 de la cadena Univisión, González-Rodiles reconoció que desde la reanudación de los nexos diplomáticos entre los dos países, los contactos de los diplomáticos norteamericanos en la Habana con la “disidencia” han disminuido y mostró su deseo de que el Bloqueo contra su pueblo se mantenga.

Los tres asalariados plantearon que no están invitados a la ceremonia de izar la bandera de Estados Unidos en su embajada en la Habana el próximo día 14.08.2015, una muestra de que la presencia de ellos en el acto es contraria a los intereses actuales Washington.

Desde Miami se iniciaron débiles presiones mediáticas para tratar de que alguno de los contrarrevolucionarios sea invitado, aunque saben por experiencia que nada de lo que digan hará cambiar los proyectos del Consejo de Seguridad Nacional, verdadero ejecutor de la actual política hacia Cuba.

Al final se cumple el proverbio romano de:

“Roma paga a los traidores pero los desprecia”.

 

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.