Ofensiva final rebelde; Campaña de Las Villas (III) #Cuba

Por Dr Roberto Pérez Rivero.*

Sitio y toma de Yaguajay

El punto culminante de la campaña de Camilo en Las Villas lo constituyó la batalla de Yaguajay. Después de dos meses y medio, en los que libró aproximadamente 100 acciones combativas, la toma del cuartel de Yaguajay uno de las mejores defendidos en la provincia, concluía el plan de operaciones al norte de Las Villas.

Tras la ocupación de Mayajigua el 20 de diciembre, Camilo imparte instrucciones para el comienzo del cerco a Yaguajay, el que se materializa el 21 de diciembre al mismo tiempo en que Camilo atacaba y aniquilaba la guarnición de Zulueta.

Considerando que el enemigo ocupó objetivos importantes en la ciudad de Yaguajay, a un kilómetro del cuartel, se realizaron dos cercos simultáneos: al poblado y al campamento militar, por lo que se desarrollarían combates por la toma de los objetivos ocupados por el enemigo en el poblado y por la toma del cuartel de la Guardia Rural.

Para la defensa el enemigo contaba con más de 350 hombres con 250 fusiles Garands, 3 ametralladoras con trípodes 30 mm, 4 Browmings, 3 bazookas, 1 mortero 81, varios M-1, San Cristóbal, ametralladoras Thompson y fusiles Springfields. Por su parte, el Ejército Rebelde según se fue produciendo el incremento de fuerzas, llegó a contar con unos 250 hombres armados con un armamento muy variado, que incluía hasta escopetas y mosquetones de calidad inferior a la del enemigo. Las fuerzas rebeldes contaron además con el apoyo de una milicia campesina organizada, que realizó disímiles tareas relacionadas con las acciones combativas.

El orden de hostigamiento, desgaste y aniquilamiento del enemigo concebido por Camilo para el combate, incluyó la exploración, el cerco de los objetivos defendidos por el adversario y su constante hostigamiento y por último la toma de estos, primero los defendidos en el pueblo y después el cuartel.

El día 22 la exploración determinó los objetivos defendidos por el enemigo en el poblado: El ayuntamiento, la estación de policía, el hotel y la planta eléctrica, concentrando sus esfuerzos principales en el mantenimiento de la estación de policía.

Estrechado el cerco, al anochecer del 23 de diciembre las fuerzas rebeldes inician el asalto a los objetivos enemigos, atacándolos por separado y desde distintas direcciones. Esa noche el Che visita a Camilo y puntualizan la cooperación para la realización de otras acciones como el ataque a Remedios y Caibarién.

En la madrugada del 24 arrecian los ataques y las posiciones enemigas comienzan a ceder. El enemigo se repliega del centro del pueblo hacia la planta eléctrica y desde allí hacia el cuartel, acción ésta, que parte de sus fuerzas pudo realizar porque el cerco sobre el cuartel no estaba totalmente cerrado; no obstante en ese repliegue al enemigo se le causaron 18 bajas entre muertos, heridos y prisioneros.

Ocupado totalmente el poblado, se refuerza el cerco alrededor del cuartel. El mismo día 24, su jefe militar, el Capitán Abón Lii, pide una tregua para conferenciar con Camilo. Al producirse la entrevista, el jefe enemigo propuso retirarse del cuartel con todos sus hombres y armas, a lo que Camilo se opuso manifestándole que su mayor interés era el armamento que poseían.

Durante la tregua se continuó influyendo psicológicamente sobre el enemigo, el propio Camilo repartió todos sus tabacos y cigarros entre los soldados que le rodearon y les expresó que de terminar los combates ese día, rebeldes y soldados comerían juntos lechón asado. También diariamente a través de altoparlantes, se les conminaba a la rendición.

Terminada la tregua, los rebeldes comienzan de nuevo el fuego, realizando disparos esporádicos para mantener el hostigamiento sobre el enemigo, acercarse al cuartel era difícil pues estaba ubicado en una llanura desprovista de vegetación.

Los días 25, 28 y 30 Camilo y Che se entrevistan nuevamente para estrechar la cooperación en las acciones por la toma de Yaguajay y Santa Clara (el 28 fue Camilo quien visitó al Che en Santa Clara).

Conocida desde días anteriores la posibilidad de que los sitiados de Yaguajay recibieran refuerzos o de que trataran de evacuarse por los embarcaderos de los centrales Nela y Victoria, Camilo para impedir estas maniobras, ordenó montar emboscadas en todos los accesos a Yaguajay.

El día 26 el comandante guerrillero ordenó la construcción de un carro blindado con un tractor de esteras y planchas de acero, al que se le adaptó un lanzallamas, con el objetivo de tratar de incendiar el cuartel, al que denominó DRAGON I. Antes de emplear este medio, se lanzó contra el cuartel un carro de ferrocarril cargado con dinamita, pero esta acción fracasó. El día 30 se lanza al DRAGON I, pero hubo que replegarlo ante el fuego enemigo.

Al día siguiente, se recibe un mortero 81mm y una bazooka enviadas por el Che, lo que permitió reforzar el hostigamiento sobre el enemigo con el fuego de estos medios. Ante esta situación el Capitán Lii, que ya no podía controlar el decaído estado de ánimo de su tropa y que el único apoyo que recibió de su mando superior fue la realización de bombardeos indiscriminados, decide después de varias gestiones con Camilo aceptar la rendición incondicional en la tarde del 31 de diciembre.

Posteriormente Camilo recibiría la orden de Fidel de avanzar hacia La Habana.

* Presidente de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC)

Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.