Grand Prix de judo: Vizer, Comaneci, determinación y expectativas. #Cuba

Nadia Comaneci (D), exgimnasta rumana que se encuentra de visita en Cuba, junto a Marius Vizer, presidente de la Federación Internacional de Judo (IJF -por sus siglas en inglés-), durante la conferencia de prensa sobre el Grand Prix de Judo, celebrada en el hotel Meliá Habana, el 21 de enero de 2016. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZPor  Harold Iglesias Manresa / Cubasi

Su imagen es la misma que deslumbró a todos décadas antes. Siempre esbelta, con una sutileza al caminar semejante a la que le impregnaba a sus filigranas sobre el tapiz, la viga de equilibrio o las barras asimétricas.

Comenzaré hablando de la gimnasta Nadia Comaneci aunque el plato fuerte de estas líneas radique en el II Grand Prix de judo de La Habana.

Sucede que en poquísimas ocasiones se tiene la posibilidad de tomarse una foto, escuchar o sencillamente rememorar los movimientos de quien muchos, entre los que me incluyo, consideran la mejor gimnasta de la historia. Nueve preseas olímpicas, de ellas cinco cetros, sustentan entre una vitrina llena de trofeos, tal afirmación.

¿Por qué Comaneci y el otrora estelar tenista Ion Tiriac irrumpieron en el Meliá Habana y protagonizaron junto a Marius Vizer, presidente de la Federación Interacional, la conferencia de prensa previa al inicio del festín de ippones en el Coliseo de la Ciudad Deportiva?

Hay varias razones. A todos los une Rumanía, ese sentimiento de arraigo por la patria que los vio nacer, han entregado sus vidas por y para el deporte, y confían en este como el puente idóneo para hermanar culturas, naciones, limar conflictos y diferencias.

Incluso todos apuestan por que el movimiento deportivo mundial superará los escándalos de corrupción y dopaje que lo azotan en la actualidad.

JUDOGUIS AJUSTADOS

En un hervidero de gurúes se transformó el Meliá Habana en la tarde del jueves. Antes de llegar me recibieron algunos miembros del equipo de Azerbaiyán que corrían desafiando el gris y el frío en los linderos de la instalación hotelera. La inminencia del pesaje copaba sus fuerzas y pensamiento…En definitiva 393 judocas de 67 naciones pugnarán por los 300 puntos para el ranking olímpico que ofrece el certamen, primero en el calendario de clasificación anual que cierra el próximo 30 de abril, a los reyes de cada división. Entre los pesos pesados que concurren, se hallan cinco reyes bajo los cinco aros, otros tantos del orbe y 12 multimedallistas en dichas instancias.

Cuba presentará cuatro elencos completos, entiéndase 56 exponentes que tendrán una excelente oportunidad de fogueo al máximo nivel. Crucial interés revertirá la justa para las principales figuras antillanas, inmersas en la carrera por obtener su visado bajo los cinco aros.

Así, en el estreno de este viernes realizarán sus kumis con fuerza suprema Dayaris Mestre (48 kg), Gretel Romero (52), Aliuska Ojeda (57), Yandri Torres (60) y Carlos Thondique (66), categorías que inscribirán por ese orden a 20, 25, 24, 36 y 23 atletas.

De esos que romperán el hielo Mestre, titular panamericana en Toronto, es la que mayores opciones tiene, pues se ubica en el escaño 20 del escalafón y entre féminas las agraciadas serán las 14 primeras, en tanto los 22 varones de la vanguardia igualmente harán el grado.

En ese sentido Rafael Manso, titular de la federación doméstica, ponderó la preparación de las escuadras antillanas, al tiempo que manifestó su intención de clasificar a cinco damas y otros tantos varones a la Ciudad Maravillosa.

“Agradecemos la confianza que nos ha depositado la Federación Internacional para acoger por segunda ocasión este evento, algo sin precedentes en una nación del tercer mundo. No defraudaremos ese interés por contribuir con soporte a países de escasos recursos. Continuaremos trabajando por llevar el judo cubano al plano que ocupan el béisbol y el boxeo, además de continuar brindando nuestro apoyo para su desarrollo y extensión al resto de las naciones de América Latina y el Caribe”, sentenció.

Lo cierto es que 195 países conforman en la actualidad la familia del judo, disciplina que al decir de Vizer promueve los valores de solidaridad, tenacidad, entrega, disciplina, trabajo de conjunto…

A propósito de la ruta crítica de nuestras principales cartas, tras caer el telón del Grand Prix y el campo de entrenamiento posterior que tendrán lugar en esta capital, partirán a una gira que los involucrará en varias lides punteables como el Grand Slam de París y dos Grand Prix en la geografía de Alemania e Italia. Para los nuestros dicho segmento de vida o muerte culminará con el Panamericano de la disciplina, del cual igualmente seremos sede y que pondrá en juego 400 unidades para los monarcas.

Vizer ponderó el espíritu y la pasión conque los judocas y deportistas cubanos en sentido general encaran cualquier reto competitivo: “Esa determinación y ambición, son virtudes que en ocasiones marcan un resultado y compensan cualquier otra dificultad de índole económica, o de infraestructura y logística. La única religión del deportista debe ser el humanismo, la amistad, el intercambio. El mundo debiera invertir muchísimo menos en la carrera armamentista y destinar ese capital a la educación, la salud, la cultura el deporte y las investigaciones científicas. En otras palabras, poner recursos en todo aquello que genere bienestar”, espetó.

Vizer no fue el único que desenfundó su catana de argumentos, Tiriac, quien fuera presidente del Comité olímpico rumano por casi una década denunció el flagelo del doping: “a los tramposos hay que suspenderlos de por vida. Los tiempos cambian, el deporte es una industria en extremo lucrativa, en mi época activa (llegó a ser el número 19 del ranking ATP) ganaba 1000 dólares en un torneo, hoy se reparten 12 millones en Wimbledon, el Abierto de Australia o el Roland Garros. Cada paso de avance tiene parapetado disímiles intereses. Es una época donde la transparencia debe convertirse en palabra de ley, y no sucede”.

Judo, estrellas del olimpo deportivo, intercambio. El aperitivo del II Grand Prix de judo de La Habana, es incuestionable que fue exitoso. Vuelvo a Nadia Comaneci, su primera visita a Cuba hace 25 años, los elogios a Manrque Larduet, su curiosidad por conocer o recordar las esencias de los sistemas de entrenamientos e cuba, su alianza sólida con la familia del judo… Algo puedo asegurarles, cuando muchos lean estas líneas, ya el Jaime se habrá dado en los tatamis de la Ciudad Deportiva, donde mortales y giros llegarán vestidos de técnicas de proyección. Un tesoro tan preciado como sentirse protegido por el Cristo Redentor, aguarda por no pocos desde este minuto.

 

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.