#EEUU vs. #Cuba: Guerra mediática y Adoctrinamiento a nuevos actores

Por Noel Manzanares Blanco / Cubainformación.

Consciente de las implicaciones del replanteo de las relaciones Washington-La Habana, no vacilé en subrayar que no debía existir la menor duda de que el Carril II se iba a incrementará (más subversión ideológica cuando el Lobo se vista de Caperucita Roja, a partir de la opción validada en la extinta Unión Soviética); al paso que declaraba mi apuesta por la Cultura de las presentes y futuras generaciones de cubanos/as para garantizar nuestra Marcha Triunfal. No obstante, un par de trascendido de última hora nos alerta de la complejidad del asunto que ahora someto a su consideración.

Ante todo, resalto la conversación de Cubadebate con Olga Rosa González, Académica del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos de la Universidad de La Habana, a partir de los rumores que por estas días tienen lugar acerca de un posible cambio en la Oficina de Transmisiones a Cuba (OCB, por sus siglas en inglés), la entidad gubernamental estadounidense que gestiona desde hace 25 años lo devenido fracaso mediático, financiero y político de Radio y TV Martí. Es decir, se vislumbra algunas mudanzas entre las cuales la tendencia que parece imponerse es la desfederalización.

Para aclararnos al respecto, Olga Rosa nos dice que al ser una entidad federal se es, de facto, vocero oficial del gobierno estadounidense y eso tiene un costo; y cuando se es una entidad desfederalizada, aunque se cuente con financiamiento público, al no ser vocero oficial de Washington se podría lograr un nivel de credibilidad importante ante sus públicos. Además, que ello significaría para la Mayor de las Antillas que la OCB podría contratar a “periodistas independientes” (aparentemente, no serían mercenarios) y eso traería consigo una información más creíble para cualquier audiencia. O sea, “La guerra mediática de EEUU contra Cuba continúa” —sentenció ella.

Por tanto, la González llega a dos conclusiones que en mi opinión deben ser muy tenidas en cuenta, a saber: por un lado, en el emergente escenario que tendría lugar en este orden de idea habría que prestarle más atención a la comunicación para el desarrollo a partir de acciones concretas que pudieran ejecutarse con los públicos metas o con aquellos que pudieran convertirse en posibles agentes de cambio en nuestra sociedad; y además, habría que considerar no sólo la guerra mediática sino también los grandes desafíos que en materia de comunicación para el desarrollo tenemos —las negritas son mías.

Entretanto, me llamó la atención el contenido de El Proyecto Génesis de la CIA y la “nueva prensa” responsabilidad de Raúl Antonio Capote, el Escritor y Profesor universitario que en su momento fue el agente Daniel para la Seguridad Cubana, alias Pablo para la CIA. Allí, él alude a que 2016 es el año previsto por la Agencia de Inteligencia yanqui para cuajar dicho Proyecto y que un mes antes del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba a celebrase en Abril próximo, debería salir a la luz pública una organización no gubernamental integrada por estudiantes universitarios, académicos, intelectuales y artistas vinculados a las universidades y centros culturales más importantes de la capital del país cuyos objetivos inmediatos son crear confusión, dividir, romper la unidad en nuestro Pueblo —las negritas son mías.

Capote refiere que la disertación de ¿izquierda?, caras nuevas, glamour, alegría y construcción de imagen, constituyen presupuestos para la Fundación Génesis para la Libertad, nombre que tomaría la organización que  recibiría un gran apoyo mediático a escala  mundial en aras de presentarla como alternativa democrática, juvenil, viable, moderna y con los actores del pretendido cambio en Cuba; que la estrategia del golpe suave procuraría alcanzar etapa tras etapa su propósito de tomar los espacios públicos y ganar las simpatías del pueblo mediante un discurso creíble y una bien diseñada propaganda, sencilla y efectiva; y que no se trataba —debía repetirse sin cansarnos— de destruir la obra sino de “modernizarla” y de mostrar que el discurso de los “viejos” es obsoleto, así como que hay que renovar, llevar la Revolución al mundo de hoy —frases claves en la ¿nueva? perorata.

Personalmente —y a pesar de que me permito significar otra vez que en las relaciones entre el Norte y el Sur del Estrecho de la Florida resaltan avances y, al mismo tiempo, perdura la intención de desmontar la Revolución en la Isla aunque el Bloqueo pudiera recibir un golpe contundente este año justo porque es chévere nuestro paso—, pienso que ni por asomo el optimismo nos debe conducir a obviar tres variables fundamentales de cara a la actitud de EEUU vs. Cuba, básicamente desde la Guerra mediática y el intento de Adoctrinamiento a sus nuevos actores: una, el “cambio” en la Oficina de Transmisiones a la Mayor de las Antillas es pura fachada; dos, la labor Made in CIA desde el Proyecto Génesis confirma las pretensiones “inocentes” —cuidado con ¿cándidos e inexpertos? que le hacen el juego; y tres, tanto la necesidad de Educar más y mejor a las nuevas generaciones como, simultáneamente, Combatir y Combatir a “aquellos que pudieran convertirse en posibles agentes de cambio [contrarrevolucionario] en nuestra sociedad” —punto focal impostergable.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.