Batista conspirando para el golpe de Estado. #Cuba #TenemosMemoria

Por Israel Valdés Rodríguez*

Durante más de un año, se dedicó Fulgencio Batista a organizar el golpe del 10 de marzo. Escudado en su condición de senador primero, y de candidato presidencial después, pudo moverse alrededor de militares retirados que mantenían contactos con militares en activo dentro del ejército y preparar meticulosamente las condiciones para el cuartelazo, consciente de la imposibilidad de su triunfo electoral. A través del aparato de propaganda de que disponía para sus aspiraciones políticas, desarrolló también toda una campaña demagógica con el fin de crear el ambiente que justificara su acción.

Para el logro de su objetivo, Fulgencio Batista contaba con el respaldo del mismo ejército mercenario que tiempos atrás le había servido como base fundamental de su poder durante once años. El mismo ejército que en todas las épocas anteriores defendió siempre en nuestros campos, centrales azucareros y ciudades, los grandes intereses del imperialismo y la oligarquía nacional.

A principios de 1951 comenzaron los rumores acerca de la conspiración militar a la que estaba vinculado Batista; sin embargo, la respuesta del gobierno de Prío no pasó más allá de una detención breve de Ugalde Carrillo y el retiro de Martín Díaz Tamayo, ambos miembros de la alta oficialidad del ejército y participantes en las actividades conspirativas.

En periódicos de la época, se dio la alerta sobre los preparativos golpistas. Así se pueden citar, por ejemplo, las denuncias realizadas por el profesor Rafael García Bárcena y por el periodista Mario Kuchilán.

Con fecha 8 de febrero de 1952, o sea un mes antes del golpe, el capitán del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) Salvador Díaz Versón Rodríguez, quien por órdenes superiores efectuaba una detallada investigación al efecto, entregó al jefe del referido cuerpo policíaco un informe confidencial sobre las actividades ilícitas de Batista y sus seguidores. Dicho informe puso en conocimiento de los hechos al alto mando militar, hasta entonces no comprometido con la conspiración, en incluso al propio Presidente Prío. Veamos a continuación la reproducción textual de aquel documento confidencial.

CONFIDENCIAL

SEGUNDO ENDOSO

 

Arch. 8.                                             Ciudad Militar, febrero 8 de 1952

 

RESPETUOSAMENTE se devuelve al jefe Dpto. Dirección del S.I.M., una vez practicada por el oficial que suscribe, la investigación dispuesta por la superioridad, de la que ha resultado lo siguiente:

PRIMERO: Que desde hace aproximadamente un año, el oficial informante, con Agentes a sus órdenes, ha estado manteniendo una constante y discreta vigilancia, sobre las actividades del ex -Presidente Batista, en cumplimiento de instrucciones superiores, y por haberse tenido noticias, de que mantenía relaciones políticas, con miembros del Ejército en servicio activo.

SEGUNDO: Que en el curso de estas diligencias, se ha logrado comprobar, que rodean al ex –presidente Batista, un nutrido grupo de militares retirados, que a su vez, tratan por todos los medios, de mantener contacto con la tropa en activo servicio, presumiendo, según han manifestado en conversaciones íntimas, el necesitar del Ejército, para un golpe de Estado, a favor de Batista.

TERCERO: Que el sábado 26 de Enero, y en las oficinas del P.A.U., situadas en la calle 17 Nro.306, en el Vedado, se reunió el ex –presidente Batista, con un grupo de los referidos militares retirados, entre los que se encontraban el General Tabernilla, Manuel La Rubia, Ugalde Carrillo, Cruz Vidal, Pilar García, y otros, tratándose en dicha reunión, de lo difícil que se presentaba el panorama político para la aspiración presidencial de Batista, dada la fuerza que adquiría la coalición de núcleos políticos, apoyantes de la candidatura de Hevia, con el ingreso en la misma del Alcalde Castellanos, discutiéndose las necesidades de llegar al poder violentamente, con el apoyo del Ejército, habiendo informado los oficiales retirados en cuestión, que contaban con una gran parte de las Fuerzas Armadas, para todo lo que fuera necesario, habiéndose llegado al acuerdo, de que los referidos ex -militares , mantuvieran sus contactos y exploraran más el ambiente, para cuando fuese necesario.

CUARTO: Al terminar esta reunión, Batista convocó a los directivos de su propaganda, a una entrevista que se efectuó esa misma noche en la finca “Cuquine”, en la que se trazaron los planes, para modificar la propaganda de radio y prensa, en el sentido de no defender sólo la candidatura presidencial del referido aspirante, si no el ceñirse a los siguientes tres puntos:

Primero: Crear un clímax de agitación nacional, tendiendo a demostrar, que el gobierno actual, carece de fuerza para controlar el orden, mantener la paz pública y garantizar los derechos de propiedad y libre empresa. Segundo- Llevar a la opinión pública, el criterio de que solo Batista puede restablecer ese equilibrio, que aseguran ellos interrumpido. Y Tercero- no decir solamente: “Batista Presidente”, si no utilizar los siguientes slogan: “BATISTA IRÁ A DONDE EL PUEBLO LO LLEVE”, “BATISTA HARÁ LO QUE EL PUEBLO RECLAME”.

                             QUINTO: Que en la noche del día de ayer, 7 de febrero, se llevó a efecto una nueva reunión en la finca “Cuquine”, entre los militares retirados y el ex -presidente Batista, considerándose lo difícil de su situación política, al unirse el Partido de la Cubanidad, con la coalición que lleva al Ingeniero Hevia como candidato, quedando el P.A.H. con la perspectiva de tener que acudir a las próximas elecciones, habiéndose acordado en esa reunión, acelerar los contactos con militares en servicio activo, al objeto de utilizarlos, si estimasen necesario un golpe de Estado, y al mismo tiempo, aumentar las propagandas, en el sentido expresado, y realizar múltiples acciones, estimulando a los jóvenes partido, para que realicen atentados personales y promueven toda clase de alteraciones en el orden público, para colocar a la República en un estado de inquietud y alarma, que pueda justificar la toma del poder por medios ilegales y anti-Constitucionales.

SEXTO: Que esas primeras reuniones, celebradas en el mes de enero, por Batista y los retirados militares y más tarde por los directores de su propaganda, fue conocida por Kuchilán, y dio origen a la nota aparecida en su sección de Prensa Libre, del 30 de Enero del año actual.

SEPTIMO: Que a pesar de haber confirmado, plenamente el oficial informante, todos estos detalles y haber adquirido la seguridad plena de que existe una positiva conspiración entre militares retirados, con militares en activo servicio, dada la forma hábil en que se desenvuelve, a lo habitual y fácil que es para los retirados, el penetrar en los recintos militares y el cambiar palabras con quienes fueron sus subalternos o compañeros, no ha permitido el adquirir una prueba demostrativa de tales hechos, puesto que hasta el momento no se ha efectuado ninguna reunión, a lo menos conocida por el informante, en la que hayan participado conspiradores y militares sino que todo se ha concretado a contactos directos e individuales, como se han desenvuelto las revoluciones contemporáneas, en estos últimos tiempos.

COMO RESUMEN y de acuerdo con el resultado de éstas investigaciones, el oficial informante estima, que existe un estado latente de confabulación conspirativa entre el ex –presidente Batista, y los militares retirados que lo siguen, con miembros de las Fuerzas Armadas, en los que se incluyen Ejército, Marina y Policía, y a reserva de continuar estas investigaciones, se permite recomendar respetuosamente, salvo el mejor parecer de la Superioridad, se obtenga de los Jefes de los Regimientos 5, 6 y 7, una atención de vigilancia especial, sobre la entrada a sus respectivos perímetros, de los retirados de las fuerzas Armadas, restringiéndose en lo posible, éstos contactos, así como las visitas de civiles en zonas militares.

 

                Salvador Díaz-Versón Rodríguez

                 Capitán S.M.E., D. en el S.I.M.”

 Cuando ya la conspiración había tomado suficiente fuerza y era seguro el respaldo de las principales guarniciones militares de la capital y del interior del país, Fulgencio Batista puso en marcha la última fase de su plan: la acción golpista, que fue ejecutada en la madrugada del 10 de marzo de 1952.

Como diría un destacado periodista cubano: Amigo lector, saque usted sus propias conclusiones.

* (San Antonio de los Baños, 1952) profesor e historiador, miembro del secretariado permanente de la Unión de Historiadores  de Cuba.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Batista conspirando para el golpe de Estado. #Cuba #TenemosMemoria

  1. Pingback: Batista conspirando para el golpe de Estado. #Cuba #TenemosMemoria | Defendiendo ideas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.