A propósito de una “matriz” o Respuesta al militante Francisco #Cuba

PCCPor Marcos Torres. / Las Torres de Marcos

En diversos espacios he tenido la oportunidad de leer por estos días (pudiera decir semanas también), diferentes opiniones sobre determinados temas que se relacionan, de una u otra forma, con el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba que se avecina el próximo 16 de abril del presente mes.

Al respecto, he entendido (criterios dentro o fuera de la realidad política y social cubana) que de lo que se trata, por parte de los que se ensañan contra la organización en la cual milito desde hace ya cuatro años, es de crear una matriz de opinión entre la población cubana de que el venidero Congreso se realizará (óiganlo bien) “a espaldas de la militancia de base y de la sociedad cubana, sin una discusión popular de los materiales o documentos que serán debatidos en el Congreso”.

Como colofón a estos criterios he encontrado en un blog de un militante de mi mismo partido una denominada “Carta abierta a Raúl Castro o Aplazar hasta julio el VII Congreso del Partido” (de fecha 27 del presente, pero publicada un día después) en “paquitoeldecuba.com” donde el compañero militante Francisco Rodríguez Cruz, expone sus criterios personales sobre este tema (del que ya venía hablando en otros artículos del propio blog desde hace meses) y propone al primer secretario del PCC el aplazamiento del cónclave, a partir de que los militantes de base no han discutido los documentos a presentar en el congreso, y posponerlo con fecha 24, 25, 26 y 27 de julio lo cual (en su criterio) sería provechoso para discutir con las masas los elementos que se abordarán.

También con fecha 27 del propio mes (o sea: un día antes de que Francisco hubiera publicado su carta), leí una editorial en el periódico Granma (que para los que no lo saben todavía es EL ÓRGANO DE PRENSA OFICIAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA) donde se explica íntegramente el proceso que se ha desarrollado al respecto y se plantea que (y cito): “(…) más que desplegar, a mi­tad de camino, un nuevo proceso de debate a escala de toda la sociedad, lo que corresponde es terminar lo iniciado, continuar la ejecución de la voluntad popular expresada hace cinco años, y seguir avanzando por el rumbo que trazó el Sexto Congreso”.

No obstante más adelante se explica que los documentos que se debatirán en el congreso son el resultado de la elaboración colectiva y que estos se analizaron en el consejo científico asesor de la comisión de implementación de los lineamientos integrado por más de 130 especialistas de alta calificación, así como se discutieron, modificaron y aprobaron por los 1000 delegados al Congreso en la consultas realizadas las que a su vez contaron con 3500 invitados de la Asamblea Nacional, la sociedad civil, profesores universitarios, investigadores, estudiantes, líderes religiosos, campesinos, en fin: existió representación de todos los sectores de la sociedad en la discusión de los documentos del congreso.

En este caso me permito recordarle al militante Francisco que según el artículo 46 de los estatutos del Partido Comunista de Cuba se establece que el congreso se celebra regularmente cada 5 años y con carácter extraordinario cuando es convocado por el Pleno del Comité Central. Le recuerdo (además) que para postergar su realización por amenaza de guerra, desastres naturales y otras situaciones excepcionales, debe ser aprobado por el Pleno del Comité Central y si no fuera posible entonces por el Buró Político e informado al pueblo.

Conjuntamente según el artículo 47, se plantea que el modo de realización del Congreso lo determina (¡miren bien!) el Pleno del Comité Central del Partido, el que lo convoca con seis meses de antelación a la fecha de realización y en esa oportunidad da a conocer los temas más importantes que propone tratar, lo que se realizó cuando correspondió.

En este caso lo que nos demuestra el compañero militante Francisco Rodríguez Cruz, es un tamaño desconocimiento del acontecer nacional en materia partidista, así como (a mi modesto entender) una cierta desconfianza en la dirección de este Congreso, por lo que además me permito recordarle que de esta forma incumple con el artículo 7 de los propios estatutos en específico en el inciso “e” (el cual no reproduciré en este espacio por considerar que esto es tarea de cada militante en particular).

Mi recomendación al militante Francisco, es que continúe exponiendo su criterio; que sea sincero, espontáneo y abierto; que lea los estatutos del partido en el cual militamos para que, en lo sucesivo, no cometa errores desde el punto de vista partidista que contribuyan (lejos de intereses reaccionarios) a levantar falsas banderas en las propias filas de la vanguardia de la que es parte.

También revolucionariamente,

Militante Marcos Torres.

PD: ¡Cuidado con malinterpretar esta respuesta y confundirla con un ataque rabioso y homofóbico!

 

 

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A propósito de una “matriz” o Respuesta al militante Francisco #Cuba

  1. Carlos Luque dijo:

    Correcto. Es necesario que otros militantes se pronuncien de este modo. Tambièn pienso que el autor de la Carta està dudando del partido en que milita y, como ud demuestra, haciendo proposiciones que demuestran desconocimiento de sus mismos estatutos….Me hace recordar un verso de Guillèn: «Con sus dientes de júbilo Norteamérica ríe…·». No escribe un militante, no ha sido necesario tener el carnè para ser militante de la Revoluciòn, sòlo pienso que hay oportunismo y oportunidad polìtica. Los que piensen con honestidad deben saber establecer la diferencia y lo que conviene ahora al paìs…

  2. Es increíble que cuando aparece una opinión contraria a la que el centrismo social democrata que se ha alebrestado por estos días después de la visita del mejor artista de la filmografía norteña, y la estela de anexionistas que habitan esta red, aparecen teóricos de esquina revisando los estatutos del PCC y los acuerdos de cada congreso. pero ninguno de estos le tira una piedra a la Constitución de los Estados Unidos de América fue aprobada en 1789 y tiene en su flamante história una estela de enmiendas que no saben como arreglarlas, porque nos les interesa, o porque les da lo mismo. pero el bipartidismo electoral nadie lo cuestiona y no hay nada mas parecido a un demócrata que un republicano, pero como dice el abuelo tiene que haber de todo para que el mundo sea mundo.

    Las credenciales de WordPress.com / Gravatar.com se puede

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.