Falso que en #Miami una mentira repetida se convierte en verdad. #Cuba,

Goebbels-001Por El Duende

Joseph   Goebles, el siniestro  Ministro de Propaganda  de Hitler refiriéndose  al  original método de su invención  para moldear   a su antojo la opinión  pública  de  la Alemania  de los  años  treinta  del  pasado siglo XX,  dijo  que una mentira repetida  mil  veces  se convertía en verdad indiscutible.

En los  medios  de comunicación   de Miami,  tanto en la  prensa  escrita como en la  radio y  la  televisión  el método “gobeliano”  tiene muchos seguidores  sobre todo cuando  se  trata  de  algún asunto   que tenga que ver  con Cuba  y su Revolución.

El ejemplo más  reciente  es la publicación  de una supuesta  información  falsa  según  la cual  los  jóvenes  ciudadanos  norteamericanos, nacidos  en Estados Unidos  de  padre  o madre  cubana, en caso  de viajar  a  la  isla con sus  respectivos  pasaportes estadounidenses serian obligados  a permanecer  retenidos  en Cuba  hasta  que  cumplan  su tiempo   de servicio  militar  obligatorio en el Ejército  cubano.

Así  lo  publicó  el  diario  Miami Herald y así  lo  repitieron también  las emisoras  de  la  radio  en español  a coro con  todos  los  Canales  Cloacas de la  televisión local  que siguen  los  dictados  de la  extrema derecha cubana  de Miami.

La absurda  afirmación pretendía  frenar  la ola  de viajeros  cubanoamericanos que  van de visita  a la  isla todos  los  días-  este año  casi llegan a  400 mil- como  si con una mentira  repetida  mil  veces  se pudiera  tapar el sol con un dedo.

Pero  en realidad bien poco caso   le  hicieron  a los  sempiternos  embusteros de siempre, porque  los  aviones  con destino  a Cuba han seguido volando  repletos  de  viajeros  jóvenes  der origen cubano  y hasta  la  fecha ninguno  de  ellos  ha sido  obligado  a quedarse en Cuba  para cumplir  el Servicio Militar Obligatorio.

No  es cierto  eso  de que  repitiendo  una  mentira  la  falsa  información  se  convierte en verdad como decía  Joseph Goebles. En el  Miami cubano donde  tanto se ha abusado  de  la  mentira,  ya  nadie   cree en la propaganda  sucia contra  Cuba por  más  que  repitan  su mentira mil veces. A otro  con ese  cuento. Digo  yo.

Y hasta mañana martes  amigos  de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s