#Cuba y el racismo de #EEUU

Por Esteban Morales / La Pupila Insomne

Es cierto que en marzo  de 1959, Fidel Castro estaba criticando el racismo  contra los negros en Cuba  y que en 1962 se dijo que ya el asunto estaba resuelto. Pero si los negros cubanos hubiésemos sido tan tontos,  como se parece  sugerir, cuando  se dijo que el racismo había desaparecido y no reaccionamos;   no hubiéramos podido  los negros,  junto a los blancos, haber  logrado  una Revolución como la que  hicimos. Y que desde el principio  comenzó a beneficiar  a la poblacion negra y mestiza cubana. Prodigándoles unas ventajas de las que no gozan en  ningún país de este hemisferio. Hoy esas ventajas sufren los embates de la crisis económica, pero muchas se mantienen y otras continúan estando en las intenciones del gobierno, cuando la situación económica mejore.

Hay fenómenos que tienen su explicación histórica  y hasta su justificación.

Ese año de 1962, en que se dio  el racismo como resuelto, Cuba había acumulado ya  una trayectoria en su política social, que si bien es cierto que no tomó en cuenta el color, si se enfocó   fuertemente sobre la pobreza. Los negros,  más pobres dentro de Cuba, comenzaron crecientemente a recibir los beneficios de esa política .Pues la pobreza fue  también masivamente  blanca, pero la riqueza nunca fue negra.

Muchos  de ellos entonces obtuvieron empleo, se alfabetizaron,  llenaron  las escuelas, entraron en las universidades, a las que casi ninguno   habían logrado  llegar; marcharon a estudiar a los entonces Países Socialistas,  comenzaron a recibir salud gratuita, apoyo social, etc. Y como si fuera poco, dejaron muchos la marginalidad para integrarse plenamente a la sociedad cubana. Es decir,  una política social extraordinariamente humanitaria, que  comenzó a combatir la pobreza y los negros, sobre representados dentro de ella,  comenzaron a disfrutar  como nunca antes  de sus ventajas.

Al mismo tiempo, desde el mes de octubre de 1959, para fijar una fecha, en que desembarcó en  cuba el primer mercenario que venía con el plan de  asesinar a Fidel castro, hasta 1962, la Isla había acumulado  una larga lista de agresiones por parte de la política norteamericana,  la que le había hecho sufrir los crímenes de las bandas contrarrevolucionarias financiadas por la CIA, una invasión mercenaria en abril de 1961, los intentos de invadir la Isla con el Ejército Norteamericano,  la Operación Mangosta, qué debía ablandar a Cuba para después invadirla ; la llamada Crisis de Octubre, en la cual  Cuba se vio obligada a aceptar la instalación de los cohetes nucleares soviéticos; los intentos de una autoagresión en la Base Naval de Guantánamo y otros crímenes. Como si fuera poco, desde el propio 1959, Estados Unidos comenzaba la escalada del bloqueo,  que en el año mencionado, 1962,  tomaba su más agresiva expresión para la época,  con la Proclama Presidencial 3447.Apartir de entonces comenzó una escalada de agresiones económicas que aun no ha concluido.

Todos estos fueron  acontecimientos que aliviaron la realidad de que era puro voluntarismo considerar que el racismo y la discriminación racial ya estuviesen resueltos en Cuba.

Socialmente se creó una situación en que los cubanos, sobre todo negros, no vacilaron en  casi olvidarse del color, para cerrar filas con los cubanos blancos en la defensa de la revolución.

Ambos momentos explicados se coaligaron para reforzar la percepción de que el racismo y la discriminación se habían  terminado, cuando en realidad lo que hicieron fue ocultarse, esperando momentos más propicios  que llegaron con la crisis económica de los años noventa.

Aquellos momentos no eran para presentar reivindicaciones raciales, que nos podían dividir, sino unirse  para defender la obra que les había permitido ser personas, porque la primera vez que lo habían logrado, dentro del Ejercito Libertador y en las batallas por la independencia,  se había perdido  dentro de la intervención de Estados Unidos y la traición de los  que se le aliaron para tomar su tajada de república. Como sabemos, no fue lo más radical del mambizado,  el sector que compartió la república con la intervención norteamericana, sino aquellos que, habiendo combatido contra España, en su gran mayoría, solo   perseguían lograr la independencia,  para ponerla en manos de Estados  Unidos.

Tales presidentes, desde Estrada palma en 1902, hasta Batista en 1958,  no persiguieron otro objetivo que poner en práctica el modelo neocolonial diseñado para Cuba por estados Unidos. Si hasta ese punto llegaba la  traición, de aquella que nunca llegó a ser burguesía nacional, como pensar que podrían preocuparse por los negros. Realmente la preocupación y el ocuparse de  la población negra solo llego con el triunfo de la revolución en 1959.

¿Por qué Obama no incluye en su agenda con Cuba  el racismo y  la discriminación del negro? Simplemente porque no es tonto y  sabe que su administración no puede exhibir, hasta ahora, nada que diga que ha hecho algo por los negros. Ni siquiera haber adoptado una posición más firme y valiente, cuando cada día aumenta la cifra de negros que son asesinados impunemente por los  cuerpos policiales.

Además, de que modo Obama incluiría el tema racial en su agenda con Cuba, sabiendo que la isla le obligaría a poner el suyo sobre la mesa también, de lo cual no saldría bien parado.

Porque los problemas de discriminación y racismo que aun existen en Cuba ni se asemejan a los que existen en los  Estados Unidos. Con una agudización  del problema racial,  de tal modo que Obama se  ve  metido en una situación que hasta ahora lo ha sobrepasado. Pues Obama,  en realidad no encarna ningún ejemplo inspirador de progreso y justicia social para los negros en Estados Unidos ni en ninguna parte del mundo .No habiendo hecho nada por ellos durante sus dos administraciones. Luego entonces,  ¿qué moral tiene Obama para venir a Cuba a luchar por los negros, sino ha sido capaz ni de luchar por los suyos? Solo unos cuantos negros desnaturalizados en Cuba  se podrían hacer la idea de que Obama  lucharía  por ellos.

Es realmente  de  una ignorancia extraordinaria,  decir que Cuba lo que hizo fue utilizar como carne de cañón a los negros cubanos en África. Se carece de toda ética, objetividad y respeto por la verdad, cuando una tarea como la que cumplió Cuba en África, se le juzga con tan poco respeto.

Además, en  primer lugar, en África no solo combatieron negros. También  siempre se autopropusieron para ir a combatir en África  muchos más de los que realmente  fueron.

Cuando no se conocen a fondo las motivaciones de un pueblo, es prácticamente imposible  que se puedan valorar  sus acciones con objetividad. Y eso le ha pasado a unos cuantos. Que vayan  a decirles eso a los pueblos de Angola, Etiopía,  Namibia y Sudáfrica, que al que lo haga les  van a sobrar  los tomates para prepararse una ensalada.

Acaso no se  sabe que el  prestigio de que hoy goza Cuba en África no ha sido disfrutado por ningún ejército  que haya combatido militarmente fuera de sus fronteras

Es cierto que son los negros en Cuba los que menos remesas reciben. Pero ello no es responsabilidad de nadie en particular, sino de un proceso que siempre benefició a la poblacion  blanca. Por no estar los negros nunca en la posibilidad de buscar su  futuro fuera del país. Por eso emigraron tarde, sin apoyo y cuando ya Estados Unidos  no era el país de las oportunidades. Razones por las cuales no tienen los mejores empleos, ni ocupan las posiciones sociales más ventajosas, además de sufrir la discriminación, por lo cual sus posibilidades de enviar remesas a Cuba  se encuentran muy limitadas. Las remesas en Cuba las reciben principalmente personas blancas (el 80% de  la emigración en Estados Unidos) y entre ellos,  Intelectuales.

La poblacion carcelaria ya no es mayoritariamente negra, sino blanca. Y ello se debe a que los principales delitos hoy están vinculados a la corrupción y  que no son precisamente los negros los que más posibilidades tienen  de corromperse. Sino los blancos,  que aun ocupan  más  las posiciones protagónicas   en la economía, en  cuanto al manejo de los recursos.

Es muy superficial hablar de los sufrimientos y vejaciones que sufren los negros en Cuba,  sin poner ejemplos concretos que ilustren tal aseveración. Además, ¿de dónde vienen  a darle lecciones a  los negros en  Cuba de sufrimientos y vejaciones? ¿De la nación más racista del universo conocido? ¿De la nación en que la policía mata a los negros impunemente y no resulta nadie  condenado por esos crímenes.

No es difícil percatarnos de qué  objetivos se persiguen al presentar la cuestión racial en Cuba del modo en que se hace. No es otra cosa que desprestigiar al país. Pero en realidad se hace con argumentos muy débiles y no con las intenciones de la objetividad histórica.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a #Cuba y el racismo de #EEUU

  1. Respetable criterio de un líder de opinión negro, cubano y sin pelos en la lengua, Gracias

  2. Pingback: #Cuba y el racismo de #EEUU — Cuba por Siempre | angelgodoy78

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s