En el terreno está #Cuba. #SerieDelCaribe

Resultado de imagen para cuba serie del caribe«En el terreno está Cuba. Ya no es solo Granma, es todo nuestro país. Estamos dando un gran espectáculo y demostrando que deben tenernos en cuenta para venideras Series del Caribe».

Así de rotundo fue el máscara capitalino Frank Camilo Morejón tras sellar los Alazanes de Carlos Martí su segunda victoria en suelo azteca, ahora contra los puertorriqueños Criollos de Caguas, que no pudieron frenar el béisbol alegre e in­maculado que está jugando la Mayor de las Antillas.

Tras el inobjetable triunfo, Cuba ya toca con sus propias manos las semifinales de la 59 Serie del Caribe, en la cual los Alazanes se han convertido en una de las grandes revelaciones, invictos en dos salidas, algo que no habíamos conseguido desde nuestro regreso a estas lides en el 2014.

Al margen de las dos sonrisas, impresiona el modo en que las han logrado. Durante 18 entradas esta banda ha permitido solo una anotación, no ha cometido error, los bates se han calentado y lo más importante, siempre ha transmitido una gran sensación de seguridad, vital en cualquier carrera por un título.

El triunfo contra los Criollos de Caguas, pese a lo abierto del marcador, permitió ver una faceta de los cubanos que en el primer partido no pudimos comprobar, pues siempre estuvieron delante. Ahora también tomaron ventaja temprano, pero los boricuas igualaron enseguida.

Ese momento sirvió para evaluar la capacidad de respuesta de los Alazanes, sobre todo porque la anotación boricua llegó tras dos errores mentales de la defensa en una misma jugada: uno de William Saavedra que se privó de tirar a segunda para forzar, y otro de Vladimir García, quien no entró a cubrir la inicial en esa conexión del hombre proa Jorge Padilla.

Pero las tablas en el marcador solo implicaron volver a empezar para la toletería antillana. Con una calma impresionante, Yunior Paumier, Alexander Ayala, Alfredo Despaigne y William Saavedra conectaron inatrapables consecutivos, los dos últimos cañonazos impulsores. La otra carrera de esa tercera entrada la facturó Benítez con elevado de sacrificio que puso la pizarra 4-1.

Esa diferencia liberó al abridor Vladimir García, quien trabajó con mucha más tranquilidad luego de un arranque algo incierto. «Al principio no estaba bien con el control, pero me acomodé en el box y logré dominar. Venía centrado en lanzar bajo para que me conectaran roletazos y conseguí el objetivo con buena velocidad», aseguró el derecho, que sostuvo sus rectas entre 93 y 95 millas.

Además de la excelente labor monticular de Vladimir y los relevistas Liván Moinelo y Miguel Lahera, resultó crucial el despertar de William Saavedra. «No estaba presionado después de un mal día, solo hice los ajustes para conectar con fuerza.

Tampoco me siento preocupado por cubrir a Despaigne, es el mejor bateador de Cuba y ocupar ese turno detrás de él es un honor y una gran responsabilidad», confesó el pinareño.

«Sabemos la calidad que tiene Saavedra, en todo momento confiamos en él. Todos no pueden adaptarse al mismo tiempo, Despaigne, por ejemplo, no ha estado bien, pero lo importante es que funcionamos como equipo; si no produce uno lo hace otro», expresó Carlos Martí.

El Estadio Nuevo de Tomateros se contagió con el calor de los cubanos y poco a poco fue tomando temperatura en las gradas, de inicio bastante libres. Se hizo sentir el apoyo a los Alazanes, que ya comienzan a despertar simpatías entre los aficionados.

Tomado de Granma

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s