Flaca me voy… #MigracionSegura #Cuba

Sin títuloPor Lisbet Penín Matos

Luego de la declaración conjunta emitida por Cuba y Estados Unidos respecto a la eliminación de la política pies secos- pies mojados, se han apreciado numerosas reacciones. Pero más allá de las diversas opiniones al respecto, lo que queda en el pensamiento es el sufrimiento y las historias de muchas personas.

En materia de migración, Cuba y Estados Unidos tienen marcados antecedentes: Camarioca, Mariel, la Crisis de los Balseros.

Sería importante acotar que esta historia se relacionada con los sucesos del año 1994, una etapa de intensa crisis económica en el país. Pero veamos qué nos cuenta Yolaime Infante Pérez, la protagonista de este relato.

Durante la conversación, contó que ella y Pavel se habían conocido en una fiesta y que pasaron la noche conociéndose, conversando; días después salieron…, hasta que se enamoraron y posteriormente comenzaron su vida como matrimonio. Poco después nació la esperada hija: Rachel.

Pero, ¿qué relación guarda esto con la emigración? Hasta ahora ninguna. Veamos qué sigue.

“En mi casa nunca se habló el tema de irse del país, ese no era un tema de conversación. En un momento determinado por la situación que había, uno se molestaba y decía, hasta yo misma, me fuera en un plato remando con una cuchara, pero eran cosas que se hablaban por hablar. Yo nunca pensé que él se fuera a ir del país”, relata Yoly, como la conocen cariñosamente.

“Mi niña nace el 26 de junio del 94, y cuando ya pasaba un mes, un mes y un poquito, Pavel empieza a llegar a la casa a las doce, una o las dos de la mañana, de hecho yo pensaba que estaba con otra mujer. Hasta que un día me senté a esperarlo y le pregunté que qué pasaba.

“Y me dijo: ´qué bueno flaca que tú estás despierta, porque yo hacía rato que quería conversar contigo´, cuenta Yolaime. “Y me dice: ´la idea flaca es irnos´, y le dije, pero tú estás loco, cómo tú crees si yo le di el derecho a mi hija de nacer, que me voy a montar con ella en una balsa, no, no, no.”

Entonces Yoly continuó: “Me dijo, ´yo no quiero que me tronches la idea, (…) la situación está fuerte´. “Todo era duro, estaba el período especial en su apogeo”.

Y llegó el día…

Aquí haremos un alto en la conversación. Durante 1994, la situación migratoria entre Cuba y Estados Unidos era tensa, pues a muchas personas les denegaron la visa en la antigua Oficina  de Intereses. En aquella época, el acuerdo establecido refería que Estados Unidos se comprometía a entregar hasta 20 mil visas.

Cuenta Yolaime que así pasaron esos días, hasta que llegó el mes de agosto. Ya su mirada se tornaba dolida. Y en cuanto rompió a hablar, las lágrimas se adueñaron de su rostro, su voz fue perdiendo fuerza como si tuviera un nudo bien apretado. Las palabras salían muy despacio.

“Y así fueron pasando los días, hasta que llegó el día 20, recuerdo bien la fecha porque el 21 era su cumpleaños. Era el día 20 por la noche, yo le estaba dando el pecho a Rachel y él entró, serían las 11 de la noche, y me dice: ´flaca me voy´. Yo aún no reaccionaba a lo que él me estaba diciendo.

“Recuerdo que subió rápido las escaleras y se empezó a cambiar la ropa. Se puso un short viejo, unas medias, las botas del trabajo, un pullover blanco, una camisa de mangas largas, un pañuelo en la cabeza y una gorra. En el solapín del trabajo echó números de teléfono, su carné de identidad, una medallita de la virgencita de la caridad y una foto de Rachel chiquitica que le habíamos sacado cuando cumplió el mes”.

A cada rato secaba sus mejillas, poco a poco recuperó fuerza en la voz.

Después me contó que cuando salieron a la calle, había mucha gente y un camión parqueado. Allí montaron la balsa y luego echaron pomos de agua, paquetes de galleta y pomos de dextrosa.

“Y fueron pasando los días, no sabíamos si estaba vivo, o si estaba muerto. Yo recuerdo que bajaba por Florencia (calle), allí él tenía una amistad y cogían el canal 51 y yo iba cerca de las 7 o las 11 de la noche a ver un poco. Veías balsas vacías, cuerpos, era angustiante. Siguieron pasando los días y no teníamos noticias. Me enseñaron a sintonizar Radio martí, y ahí diario daban listas a cada rato de las personas que llegaban, cuando oía Gómez, me ponía contenta, pero el nombre como tal Pavel, no lo decían”.

Después Yoly contó que a finales de septiembre le comentaron que en las iglesias podría saber algo sobre Pável, pues esta institución guardaba las tarjetas de las personas recogidas en altamar que fueron llevadas para la Bbase Naval de Guantánamo. Afortunadamente, allí estaba la tarjeta de Pavel.

Recordemos que el 19 de agosto de 1994, el presidente Clinton anunció que no se permitiría la entrada de más cubanos a territorio estadounidense, sino que aquellos recogidos en medio de la travesía serían trasladados a la base de Guantánamo.

Yolaime también me contó que a partir de octubre se empezaron a comunicar por cartas, y que en ese mismo mes lo trasladaron para la base de Panamá. El 31 de diciembre llegó a Estados Unidos. “Y el día primero es cuando nos hace la primera llamada por teléfono”.

Una separación indefinida

Así pasaron tres años… pero luego la situación cambió.

Yolaime: “A los tres años, no te puedo explicar bien lo que pasó, pero cae preso, por droga, estuvo cuatro años preso, cuatro años que no supimos de él”.

Pero, ¿dónde queda Rachel? Quería comentarles que ya Rachel tiene 22 años.

En este punto de la conversación Yolaime volvió a llorar, pues su hija sufrió y aún sufre esa separación. Dice que la llamó por primera vez cuando estaba cerca de cumplir los 15 años, y “estuvo ingresada porque le subió la presión”.

“Ella habla con su papá, y los llantos son grandes, es la presión, o sea, que sí tuvo consecuencias en Rachel. Ya de ahí, hasta la actualidad ellos se escriben por correo, se mandan fotos, él la ayuda económicamente, se están conociendo”.

La pregunta era inevitable. ¿Qué sentiste cuando te viste sola con una niña de meses? Mi intención no era que llorara, pero definitivamente ese tema le resulta delicado. Aun así agradezco su valentía por acceder a contestarme.

Yolaime: “Gracias a la ayuda de mi mamá y de mi papá salí adelante. Fueron momentos muy duros, de verdad, porque cuando él se fue Rache tenía un mes y 25 días. Yo estaba en ese momento sin trabajar. Me vi que el mundo se me quería caer.

“Era empezar de cero, sin tener el apoyo de esa persona que sentías que te amaba, que deseaba esa niña también, porque no fue por azar, quisimos los dos. La pasé duro, pero me supe levantar y echar pa´lante con la niña”.

“Yo rehíce mi vida, conocí a otra persona que me ayudó en la crianza de Rachel”.

“Sí lo he superado, me siento una mujer fuerte. No sé cómo decirte, pero siento como un rencorcito por dentro, porque me duele mucho que se haya ido, no que me haya dejado. El tema no es conmigo, el tema es con mi hija”

Luego de mucha insistencia, Rachel accedió a la entrevista. Desde el inicio noté que su dolor, su introversión y las palabras bajas. Las lágrimas acompañaron toda la conversación.

Rachel: “Mi mamá siempre me apoyó en todas las cosas, pero no sé, despertarme, que me diera un beso, eso lo necesité. Yo lo extraño, pero casi no puedo hablar con él, las conversaciones son: ´papi cómo estás´, pero hasta ahí, porque me pongo nerviosa, empiezo a llorar, él por allá también. Quisiera que estuviera aquí conmigo, que participe de mi vida”.

Yolaime: “El ansia de ella es conocer a su papá, y creo que él va a venir, y es mejor porque puede ver a su mamá que hace 22 años que no la ve, a su papá, a sus hermanos, a su familia”.

“Yo amo mi familia, mi hija no vive conmigo pero vive a tres cuadras de aquí. Tengo una nieta bella, qué te puedo decir… ¡ya estoy feliz!”.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Flaca me voy… #MigracionSegura #Cuba

  1. Pingback: Flaca me voy… #MigracionSegura #Cuba | Defendiendo ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s