Latido: estreno de la compañía Lizt Alfonso Dance #Cuba

Una bailarina irrumpe descalza en el escenario. Ejecuta movimientos precisos con la facilidad de quien conoce bien la técnica de los giros en punta como resultado de años de estudio. Podemos pensar que ella pertenece a una compañía de ballet clásico pero no es así. Estamos en presencia de Latido, el más irreverente estreno de la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC) que subirá a la escena de la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el venidero 13 de mayo.

¿Quién es este personaje que nos intriga? Se viste diferente al resto de las bailarinas. ¿A quién representa la joven solista que parece ser el hilo conductor de los nueve cuadros y las diferentes coreografías que conforman el espectáculo Latido? ¿Es acaso la vida, la muerte, el inexorable destino? Lizt Alfonso invita a cada quien a hacer sus propias lecturas de este texto danzario.

En 2013 falleció un amigo mexicano de Lizt, quien tenía la misma edad de la maestra. Simultáneamente, las bailarinas Yadira, Diana y Claudia Valdivia tenían a sus bebés. De ese contraste entre la vida y la muerte nació el espectáculo Latido.

Para canalizar todo ese torrente de emociones, Alfonso buscó la asesoría dramatúrgica de Eberto García, quien anteriormente había trabajado con coreógrafas como Rosario Cárdenas y Lídice Núñez.

“En Latido queríamos buscar la sinceridad, la sorpresa, el asombro, el desconcierto. Todo eso es parte de la poesía profunda de este espectáculo, que va desde lo abstracto sensorial hasta lo emocional, de la melancolía hasta la máscara de la alegría. Se vale de instrumentos como el cinismo, la ironía, la farsa, para desacreditar verdades inamovibles”, expresó Eberto.

Cuando Latido era solamente un sueño, ya la maestra Lizt tenía una idea bien clara: la banda sonora del espectáculo sería compuesta por el saxofonista César López quien al respecto confesó: “Nunca había escrito música para un ballet. Cuando Lizt me convocó sentí un poco de asombro pero no le tengo miedo a nada. Ella me visitó y empezamos a madurar varias ideas que representaran los estados de ánimo y la vida. Así comenzó a fluir la música y compuse más de nueve temas. Lizt escogió la más oportuna. Fue un proceso súper lindo y emocionante. Lo considero una oportunidad y se lo agradezco a Lizt”.

Por indicaciones de la directora de Latido, la música compuesta para la obra tiene influencia barroca y de Bach. Desde la polifonía que producen instrumentos como el violín, la flauta, el saxofón, la guitarra eléctrica, el maestro César López —quien tiene una formación clásica—, trató de respetar el claroscuro del período Barroco.

Por supuesto que están presentes elementos del free jazz para simular los latidos de un corazón. “No es un espectáculo triste. Contiene elementos reflexivos pero, básicamente, es alegre. Ritmáticamente cada acto tiene su peculiaridad”, explicó César.

En Latido, como en ningún espectáculo anterior de la compañía, está presente la danza clásica fusionada con la danza contemporánea.

“Una vez más hemos escogido el camino de la experimentación, a través del estilo fusión. No lo hubiéramos podido hacer sin la calidad de los bailarines que hoy tenemos en la compañía, a quienes les impartimos clases en todas las especialidades de la danza”, dijo la bailarina y coreógrafa.

Latido es más que un canto a la vida que sucede aquí y ahora. Es el resumen de una máxima que ya Lizt esbozó en la letra de la canción No, dedicada a los 25 años de la compañía: “No me digas que me rinda, no voy a parar”.

Muy válido es este pronunciamiento de Lizt: “Nadie te puede enseñar a volar, o darte alas en el medio del vuelo y luego ponerte un techo para que no puedas seguir solo. Si todos los días te dicen que este no es el momento, que el momento es mañana, cuándo vamos a vivir nosotros”.

Para el diseño de vestuario, la directora de LADC apostó por la novel creadora Yanelys Pérez, a quien conoció durante las grabaciones del programa Bailando en Cuba.

“Es un vestuario minimalista, racional. Poco a poco se van insertando elementos que contribuyen al latido y van incrementando la calidad visual en función de la música, a través de la reinterpretación de una vestimenta de época”, explicó la diseñadora.

Quienes acudan a esta nueva cita deberán asistir con una mirada abierta, desprejuiciada, con el alma limpia, para poder captar los latidos de un corazón que siempre va a palpitar por la vida. Esa es la reflexión que transmite la maestra Lizt antes del próximo estreno de su compañía: “Aún después de muertos vamos a dejar una huella en los corazones de los demás”

Latido estará en cartelera durante tres semanas, hasta el 28 de mayo, de jueves a sábado, a las 8 y 30 de la noche, y los domingos, a las 5:00 de la tarde.

Tomado de: http://www.cubahora.cu/cultura/un-latido-por-la-vida

 

Esta entrada fue publicada en Arte y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s