Cavar trincheras de ideas en el enfrentamiento a la guerra cultural. #CubaEsNuestra #Cuba

Por Yusuam Palacios Ortega

Vivimos en una sociedad global, cuya forma de relacionarse, comunicarse e interactuar, ha cambiado aceleradamente bajo las reglas de las grandes compañías que dominan las rutas de la información y sus contenidos, verdaderos monopolios audiovisuales y comunicacionales, tales como Google, Facebook, YouTube o Twitter. Las formas de intercambio, interacción social y comunicación de los seres humanos en la sociedad actual, no se conciben ya sin la mediación de un teléfono móvil, un tablet o una computadora personal. Volúmenes cada vez más grandes de datos circulan hoy por las redes del planeta, sobre una infraestructura que es en su mayoría, propiedad de las naciones capitalistas desarrolladas, y por tanto su empleo tiene elevados costos culturales, aunque a todas luces, sean recursos gratuitos.

En este contexto, Cuba se inserta poco a poco en el universo de la información y las tecnologías. La voluntad estatal de avanzar hacia una informatización segura y ordenada de la sociedad, es acompañada también por la enorme avidez tecnológica de un pueblo que entiende la utilidad de las nuevas tecnologías y desea emplearlas para su desarrollo. Los jóvenes cubanos somos ya usuarios avanzados de la telefonía celular y somos los jóvenes precisamente, quienes, con mayor expectativa, aguardamos los avances en los recursos de conectividad tales como zonas Wi-Fi u otras opciones de comunicación en nuestros teléfonos móviles. El escenario en que ya vivimos establece desventajas y hace poco viable cualquier proyecto o causa, por muy justa o hermosa que sea, que no tenga una “personalidad digital”, un espacio en las redes y contenidos propios y atractivos, capaces de reproducirse mediante el intercambio de los usuarios.

Somos conscientes, además, que la esfera de las tecnologías y las comunicaciones constituye hoy escenario principal de una cruenta batalla cultural, donde se localizan importantes esfuerzos subversivos dirigidos contra la juventud cubana, tendentes a imponer modelos de consumo cultural e ideologías ajenas a los valores del socialismo y la Revolución. Por tal motivo, el gobierno de Estados Unidos prioriza este sector, en los nuevos enfoques de su política hacia nuestro país, en la cual no se ha modificado un ápice el objetivo perenne de destruir el proceso revolucionario y restaurar el capitalismo en Cuba. Para tales empeños, también se prioriza por nuestros enemigos el papel de la juventud.

Se impone entonces, como parte de un sistema de acciones mucho más abarcador, que resultan impostergables en oposición a tales empeños, fortalecer la identidad tecnológica y digital de nuestras organizaciones juveniles, que a tono con la política del país no requeriría de cuantiosas inversiones, sino de articulación, creatividad y voluntad. Por tal motivo resulta medular colocar a Martí en las redes, al alcance de los jóvenes cubanos, para asegurar el cumplimiento, a tono con las exigencias tecnológicas de los tiempos actuales, del objetivo de promoverlo entre las nuevas generaciones así como los más altos valores de la nación cubana; contribuyendo a la lucha ideológica y a contrarrestar, junto al resto de nuestras instituciones, la guerra cultural y de símbolos a la que se enfrenta hoy la juventud cubana, y que impone un universo comunicativo cargado de chatarra audiovisual, desprovisto de valores, y concebido para atontar y desideologizar a las multitudes.

Hagamos, como en ocasión de la III Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo nos sugería el destacado periodista y escritor Ignacio Ramonet, al sostener que, si este fuera el tiempo de Martí, de seguro el Apóstol sería un usuario activo de las redes sociales y mediante ellas transmitiría la luz de sus ideas. Es preciso cavar trincheras de ideas en un terreno nuevo para muchos de nosotros, donde la ventaja la poseen aun los enemigos de las ideas del socialismo y donde ya desde hace tiempo se ha declarado la guerra a la Revolución, al hacerla blanco frecuente de campañas de difamación y mentiras, donde es usual la utilización tergiversada de las ideas martianas y de los símbolos de nuestra nación.

Para los jóvenes martianos de hoy ha llegado la hora de combatir en las redes y los medios de comunicación, como supieron hacerlo nuestros abuelos y padres en la manigua, la clandestinidad, la Sierra y las tierras hermanas en otras latitudes. De pensamiento es la guerra mayor que se nos hace. Seamos martianos en la acción. Sin plan de resistencia, no se puede vencer un plan de ataque. Los problemas no se deben ver cuando se les tiene encima, sino cuando se les puede evitar. Los grandes prevén, los hombres de segunda mano, esperan la tormenta con los brazos en cruz. Apliquemos, como hijos del Apóstol, esa brillante definición martiana sobre la política que reza: “La política es el arte de inventar un recurso a cada nuevo recurso de los contrarios; de convertir los reveses en victorias, de adecuarse al momento presente sin que la adecuación cueste el sacrificio o la merma del ideal que se persigue; de cejar para tomar empuje; de caer sobre el enemigo, antes de que tenga sus ejércitos en fila y su batalla preparada”.   

Tomado de Un Joven Cubano

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cavar trincheras de ideas en el enfrentamiento a la guerra cultural. #CubaEsNuestra #Cuba

  1. Pingback: Cavar trincheras de ideas en el enfrentamiento a la guerra cultural. #CubaEsNuestra #Cuba | Cuba por Siempre | angelgodoy78

  2. Pingback: Cavar trincheras de ideas en el enfrentamiento a la guerra cultural. #CubaEsNuestra #Cuba – Defendiendo ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s