El costo de hacer una Revolución verdadera. #CubaEsNuestra #Cuba

Resultado de imagen para bloqueo contra cubaPor Conte Nieves*

Los cubanos por espacio de 55 años, más de medio siglo, hemos sabido lo que significa el costo de hacer una Revolución verdadera, porque en ese período nuestras vidas han estado sometidas al impacto del bloqueo económico, financiero y comercial, impuesto por las administraciones norteamericanas a partir del 7 de febrero de 1962. Al decir del argot popular, posiblemente “no sea un récord, pero es un buen average”. ¿Qué piensan al respecto los jotos1 gringos gubernamentales?

¿Y cómo se traduce el bloqueo en la vida diaria del cubano en relación al modo de vida de la sociedad norteamericana?

En un mercado marcado por carencias e inestabilidades, versus, tiendas fastuosas llenas de productos alimenticios y artículos de todo tipo; una salud pública que no puede obtener medicamentos imprescindibles para salvar vidas, entre ellas las de niños, versus, hospitales con tecnología de punta y medicamentos de primera generación; en medios de transportes carentes por lo general de piezas de repuesto que se refleja en largas colas en las paradas y la falta de medios para el traslado, versus, un transporte programado con un calendario en el que es difícil haya fallas. Y así es larga la lista de situaciones a enumerar. Y lo peor, ese gobierno gringo que nos aprieta y aprieta, nos vende a todos los cubanos, el “sueño norteamericano”: “Usted puede tener un carro, usted puede llegar a ser presidente”. ¡Extraordinaria falacia!, que adormece la mente de muchos bajo el mecanismo psicológico de tener “esperanza”.

Queda hacer la salvedad que a las tiendas, hospitales y transportes en Estados Unidos de Norteamérica, no todos tienen acceso en esa sociedad, o que pregunten a los pobres (no importa la etnia, el asunto es ser  pobre). Es entonces que tenemos nosotros la posibilidad de mostrar nuestro sueño socialista, defectuoso y perfectible. Todos tenemos acceso a la alimentación (buena, mala o regular, pero comemos); todos nos servimos de hospitales y policlínicos; todos podemos coger el transporte, cuando pasa, pero lo tomamos; y así podemos agregar una larga lista donde permanentemente aparecerá la palabra todos. Y para colmo, el Emperador Negro, Obama, descubrió un día de diciembre de 2014, la necesidad de cambiar la táctica de enfrentamiento a la Revolución Cubana, porque se dieron cuenta que “esto no se cae” aunque mantenían el objetivo de borrar a la Revolución y al Socialismo del mapa. Y para colmo… de males, llega ahora el Emperador Rubio (de pelo y con un primo floridano de igual apellido) y, además, superempresario Donald Rico Mac Pato Trump retomando nuevamente las arcaicas ideas ultraderechistas y vociferando ¡Viva la Brigada Mercenaria 2506! y ¡Viva todo el Circo Contrarrevolucionario miamense! Y yo, digo, bueno vivirán en Miami porque aquí les caímos a patadas por el trasero y no se les ha perdido nada y eso si   ¡“Le ronca el mango y los c……”!2.

Que tipo más imbécil. Habría que ver quién es más estúpido, si el junior George W. Bush o el magnate dueño de la Trump Tower en New York, New York.

Era necesario haber dedicado un espacio a los contenidos anteriores, para mostrar, una vez más, que al gobierno gringo todo lo que “huela” a movimiento progresista, socialista  y ni decir la palabra comunista, ¡horror!, tienen que barrerlo de la faz de la tierra.

Y esto último es la tesis fundamental: “Barrerlo de la faz de la tierra”. Ese es el gran problema del presente. Habían anunciado que no habría otra Cuba en Latinoamérica. Bajo esa concepción lucharon denodadamente contra los movimientos de liberación nacional (en la década de los sesenta), larga es la lista de combatientes caídos, torturados y asesinados; conspiraron contra el gobierno de la Unidad Popular del presidente Salvador Allende; armaron la contra nicaragüense  y posteriormente contribuyeron a la pérdida del poder del sandinismo, hoy nuevamente con las riendas de ese país; eliminaron el Movimiento de la Nueva Joya en Granada con el asesinato de Maurice Bishop; ¿el presidente Omar Torrijos de Panamá tuvo un ”accidente aéreo”? y murió; Zelaya en Honduras fue depuesto; Fernando Lugo en Paraguay con argucias parlamentarias fue sacado del poder; Dilma en Brasil mediante otro golpe parlamentario fue sacada de la presidencia; y ahora tienen “el pan en el horno”: Venezuela.

Con voraz saciedad, “Goliat” (gobierno gringo), quiere comerse a “David” (hoy Venezuela, Cuba siempre).Transcurridas décadas, y casi sin nivel creativo alguno, el gobierno gringo repite el programa establecido para quienes, a su parecer, no se portan bien, no los obedecen y se tornan rebeldes y difíciles. Desde el triunfo del chavismo están sobre Venezuela. Hay analistas que dicen que antes de llegar al poder Chávez, ya los gringos estaban preparando el golpe que concretaron en abril del 2002. Hugo Rafael Chávez Frías los asustó. Lo vieron compartiendo con Fidel Castro. Castro envió médicos, maestros, instructores deportivos y culturales y “Goliat” entró frenéticamente en trance.

El gobernó gringo no tiene  declarado un bloqueo contra Venezuela, pero no hace falta. Retoman el viejo concepto de Guerra Psicológica, ahora modernizado con el nombre de Guerra de Cuarta Generación y con la introducción de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones, repiten el guión.

El presidente Nicolás Maduro Moro no ha tenido un momento de respiro. Ha estado asediado permanentemente por una “oposición” (contrarrevolución), manejada por la oligarquía internacional. La esencia está no en el carácter progresista y socialista del chavismo bolivariano. La cuestión que hoy se  libra en las calles de algunas ciudades en Venezuela con las acciones violentas, reflejadas en las guarimbas y asesinatos injustificados, obedece según los entendidos en los asuntos políticos estratégicos, al hecho que ese país tiene la mayor reserva del mundo de petróleo y está a tres o cuatro días de Texas, Estados Unidos; posee la primera reserva de biosfera del planeta; tiene reservas de agua (sustancia que dicen los estudiosos será razón para guerras en el futuro, porque carecen de ella dos tercios de la población mundial); y hay minerales como el torio, el uranio y el coltrán. En buen cubano: “Este es el pollo del arroz con pollo”.

Una vez más, otro pueblo padece el costo de hacer una revolución verdadera, por lo tanto, en los “manuales encriptados” del gobierno norteamericano aparecen los “números  códigos” (es ficticio el ejemplo, pero real):

00013  Cortar suministros alimenticios y médicos. La guerra económica.

0002– Llevar la inestabilidad e inseguridad a la sociedad.

0003– Irritar a la población, crear malestar, amedrentar, matar, asesinar, quemar.

Ponga Ud. todo lo malo que se le pueda ocurrir. Estos gobernantes gringos y la derecha internacional son dignos émulos de Lucifer y bueno, asumo que Lucifer no se ponga bravo cuando los comparo con él.

Han querido crear una situación similar a la que intentaron organizar en Cuba. Pero todo va más allá de las fronteras latinoamericanas. Cuando leemos los hechos en Iraq, Egipto (la llamada Primavera árabe), Libia, y ahora Siria. El asunto es destruir. ¿Por dónde han pasado que no hayan dejado desolación y muerte?

Todo está concebido. Nada es casual. Una IV Flota gringa activa en la región (maniobras militares en el Caribe), siete bases militares gringas en Colombia (tienen creado un arco militar en torno a Venezuela desde Colombia), y según tengo entendido, una o dos bases de la OTAN en Antillas Holandesas.Unido a lo anterior, será casual, la posición del presidente colombiano Juan Manuel Santos de querer “matricular” a Colombia en la OTAN. Cuando se observa el panorama que pende sobre Venezuela, evidentemente es complejo y delicado.

Esta posición de la derecha internacional con sus aliados en Estados Unidos de Norteamérica y en Latinoamérica, se mueve en sentido contrario al espíritu y voluntad de la CELAC, de mantener la Región como Zona de Paz. De todas  todas, el Imperio y sus aliados quieren “darle candela al mechón”.

Pero, la contrarrevolución venezolana y las bases militares gringas y las de la OTAN, son instrumentos de los intereses económicos de las compañías petroleras, las llamadas “Siete Hermanas” (Chevrón, Texaco, Exxon y toda esa “comparsa” energética). Recordemos que este es el meollo de la cuestión.

Es por eso que la contrarrevolución venezolana no quiere aceptar el diálogo, y el chavismo, convoca, convoca y convoca y estos mansos opositores no quieren sentarse a conversar, porque de lo que se trata es de llevar la situación social y política en Venezuela a un cambio abrupto para deponer a Maduro y hacer volar en añicos a la Constitución Bolivariana, que impide en sus contenidos, poner los recursos naturales venezolanos en manos de compañías extranjeras. Esta es otra de las esencias de la lógica contrarrevolucionaria antichavista.La suerte está echada para el Imperio y sus aliados, o se revierte el proceso chavista o se revierte.

El chavismo ha mostrado vocación de paz. Es raro encontrar que una “dictadura”, según la califican, haga tanto por lograr la paz en su país. ¿Cuántos procesos eleccionarios han realizado desde el arribo de la Revolución bolivariana al poder?

La salida de la Asamblea nacional Constituyente es la opción más conveniente que tiene el pueblo venezolano ante sí para mandar lejos el espíritu guerrerista que se intenta fomentar en las calles.

El pueblo venezolano paga hoy el costo de haber hecho desaparecer por la vía democrática la IV República: Desabastecimiento en todos los órdenes, guerras de todos los tipos (entre ellas, probablemente la más importante, la mediática), violencia, conspiración y asedio internacional (recordemos ente otros aspectos la maligna figura del señor Luis Almagro, secretario general de la OEA, un evidente agente de influencia de la CIA. Sugiero localizar la nómina de esta Agencia gringa, donde debe aparecer su nombre real o con seudónimo).

Cuba ha resistido. Venezuela resiste. Un eminente y extraordinario sabio, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, dijo: “El mundo pertenece por el entero al Socialismo”. No han importado los reveses. No importaran los fracasos. No detendrán las razones de la historia, los vaivenes políticos y sociales. Tenemos que soñar martianamente: “Con todos y para el bien de todos”. Eso es socialismo. Venceremos.

¿Ud. se ha preguntado por qué el presidente argentino Mauricio Macri u otros presidentes “demócratas” latinoamericanos, no reciben los embates de una Guerra de IV Generación? La respuesta es, que son cúmbila fuerte de los gringos. Cuando somos socios, te trato con otros códigos y otros métodos. Nada de derechos humanos ni violación de las libertades individuales. Los pueblos no los resisten pero no son dictadores. Son corruptos pero no es para tanto. Así son nuestros vecinos del Norte, llamados un día a desaparecer como Imperio. Mientras, sigamos en el empeño de llevar el bien a las grandes masas. Es una tarea larga, difícil, llena de obstáculos, cuyo costo es alto. No queda otra opción que luchar. Del bando revolucionario aparecerán cansados y traidores, como comienzan a manifestarse ahora en Venezuela. No hay proceso revolucionario exento de esos fenómenos.

Es tal la arremetida Imperial norteamericana con sus aliados internos en Venezuela, que han logrado posicionarse en los medios de difusión masiva, son dueños de los grandes consorcios de prensa,  e inundan de falsedades las redes sociales. Esto lleva a crear una visión ficticia de la realidad. Puede haber un lugar tranquilo, que ellos lo reflejan en medio de una “tormenta”. Con el engaño y la confusión atrapan a grupos sociales que inexplicablemente los llegan a apoyar. Alguien dijo (No sé si Martí o Marx): “De los ignorantes nunca esperes nada”. Los ignorantes se tornan peligrosos en momentos sensibles porque pueden ir para cualquier bando.

Ahí está el costo de haber hecho la Revolución Bolivariana: Guarimbas que obstaculizan la seguridad ciudadana; quema de ómnibus, almacenes de los CLAP, asesinatos en las calles, asedio político – diplomático internacional, acaparamiento de alimentos y productos de primera necesidad, intentos de crear problemas con la moneda nacional, etcétera, etcétera, etcétera. Esto nos recuerda a los cubanos la enconada década de los sesenta cuando todos los días había una infiltración, la explosión del vapor  la Coubre con las decenas de víctimas, la quema del Encanto, el incendio del Círculo Infantil Le Van Tan, el ataque de Díaz Lanz (exjefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria Cubana) a La Habana, el vil ataque mercenario por Playa Girón, la Lucha Contra Bandidos. Una larga lista de agresiones a la que se agrega el Bloqueo con sus extraordinarias consecuencias.

La clave está en movilizar al pueblo norteamericano, ese pueblo que coadyuvó a parar  la guerra en VietNam.

No importa el costo de hacer una Revolución verdadera al final se saldrá triunfante. Salvajes y horrendos fueron las sociedades  esclavista y el feudalista y desaparecieron. Grotesco e inhumano fue el fascismo y voló en pedazos. El capitalismo no está exento de desaparecer. Por eso, aunque la lucha será larga y tendrá un alto costo, no puede detenerse. Fidel aportó al movimiento revolucionario internacional el pensamiento, que los reveses no pueden inmovilizarnos y hay que convertirlos en victorias.

*Colaborador de La Mala Palabra

1Tengo entendido que es una palabra utilizada en algunos países de América Latina para denominar a los homosexuales. No deseo que los homosexuales se vayan ofender cuando les digo joto a los hp gringos gubernamentales.

2 Vieja expresión cubanísima.

3Grupos códigos de cuatro dígitos utilizados por la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos. Ese es su estilo en los cifrados. Así que cuando vea una nota agresiva con cuatro numeritos, anótesela a la CIA.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El costo de hacer una Revolución verdadera. #CubaEsNuestra #Cuba

  1. Pingback: El costo de hacer una Revolución verdadera. #CubaEsNuestra #Cuba | VIERAMEDICADECUBASOCIALISTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s