Octubre, semilla de la nación cubana. #HistoriaDeCuba #CubaEsCultura

Resultado de imagen para nacion cubanaPor José Alberto Félix*

Hace 149 años un hacendado rico, abogado de profesión, fue capaz de sacrificar todas las comodidades de su vida para encomendarse a la tarea más noble a la cual puede dedicarse un ser humano: hacer Revolución. Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, el 10 de octubre de 1868 liberaba a sus esclavos en el ingenio “La Demajagua” y llamaba a todos los cubanos a levantarse en armas contra el gobierno colonial de España.

Céspedes, dijo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, fue, “entre los conspiradores de 1868, el más decidido a levantarse en armas”, (…) “el simbolizó el espíritu de los cubanos de aquella época, simbolizó la dignidad y la rebeldía de un pueblo (…) que comenzaba a nacer en la historia”.

La Guerra de los Diez Años fue una etapa esencial en el proceso de formación de la nacionalidad y la nación cubana. Nos enseñó que solo podría lograrse la victoria, con la unidad de todas las fuerzas revolucionarias con el pueblo, alrededor de una estrategia acertada. Evidenció la necesidad de que existiera una dirección política con un programa y estrategias definidas, ratificó la necesidad del mando único para la dirección de las operaciones militares, demostró que no había que tener todas las condiciones subjetivas para desencadenar la lucha; contribuyó a preparar a los jefes que serían después las figuras principales de las guerras posteriores; aceleró la abolición de la esclavitud y nuestro país adquirió una gran tradición patriótica: la de defender y amar a la Patria.

El alzamiento del 10 de octubre significó el inicio de la lucha de todos los cubanos por librarse de la esclavitud, de la desigualdad social y de la opresión del yugo español. Significó, al decir de Fidel, “el comienzo de la Revolución en Cuba, porque en Cuba solo ha habido una revolución: la que comenzó Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868. Y que nuestro pueblo lleva adelante en estos instantes”.

A lo largo de estos años muchos han sido los obstáculos que ha tenido que enfrentar la Revolución cubana: amenazas, chantajes, agresiones, traiciones, guerras económicas, campañas difamatorias y siempre ha salido victoriosa bajo la guía y el ejemplo del invicto Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Su concepto de Revolución, cuyas ideas caracterizan al proceso revolucionario – desde que se iniciara el 10 de octubre de 1868- sirve de guía y ejemplo al pueblo cubano que avanza hacia la construcción de una sociedad socialista prospera y sostenible.

El imperialismo se ha empeñado en destruir la Revolución por lo que ha significado para los pueblos y para el movimiento revolucionario. La guerra ha sido y es abierta, evitando que se multiplique su ejemplo. El asesinato del Che en La Higuera, tuvo ese mismo propósito. Sin embargo, a cincuenta años de este suceso, él sigue siendo inspiración para todos los revolucionarios del mundo.

Hoy el enemigo arrecia la guerra económica que desde hace más de 50 años nos impone, incrementa las acciones de guerra cultural e ideológica contra nuestro pueblo para borrar la memoria histórica de la Revolución y gesta campañas difamatorias para justificar un retroceso en las relaciones diplomáticas.

Permítanme citar varias ideas pronunciadas por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz en la Velada Conmemorativa de los Cien Años de lucha, efectuada en La Demajagua, el 10 de Octubre de 1968, que por su vigencia y actualidad debemos tener presente

“Es necesario que nuestro pueblo conozca su historia, es necesario que los hechos de hoy, los méritos de hoy, (…) no nos hagan caer en el injusto y criminal olvido de las raíces de nuestra historia (…)”.

“Es necesario revolver los archivos, exhumar los documentos para que nuestro pueblo, nuestra generación de hoy tenga una clara idea de cómo gobernaban los imperialistas, qué tipo de memorándums, qué tipo de papeles y qué tipo de insolencias usaban para gobernar a este país, al que se pretendía llamar país libre, independiente y soberano; para que nuestro pueblo conozca qué clase de libertadores eran esos, los procedimientos burdos y repugnantes que usaban en sus relaciones con este país, que nuestra generación actual debe conocer. Y si no los conoce, su conciencia revolucionaria no estará suficientemente desarrollada. Si las raíces y la historia de este país no se conocen, la cultura política de nuestras masas no estará suficientemente desarrollada. Porque no podríamos siquiera entender el marxismo, no podríamos siquiera calificarnos de marxistas si no empezásemos por comprender el propio proceso de nuestra Revolución, y el proceso del desarrollo de la conciencia y del pensamiento político y revolucionario en nuestro país (…). Si no entendemos eso, no sabremos nada de política”.

Hoy nuestro país está viviendo un momento importante. El próximo mes, se realizarán las elecciones generales en nuestro país sin la presencia física de Fidel y el enemigo utilizará todos los medios posibles para intentar desunirnos, para hacernos perder la confianza en el proyecto social que construimos.

¿Qué debemos hacer para continuar esta Revolución y ser consecuente con el legado histórico que hemos heredado?

La respuesta la da el Comandante en Jefe al expresar: “Largo es el trecho que hemos avanzado (…) y larga también la voluntad y la decisión de seguir adelante ininterrumpidamente. Inconmovible el propósito de seguir construyendo esa historia hermosa, con más confianza que nunca, con más trabajo que nunca, con más tareas por delante que nunca: enfrentándonos al imperialismo yanqui, defendiendo la Revolución en el campo que sea necesario; enfrentándonos al subdesarrollo para llevar adelante todas las posibilidades de nuestra naturaleza, para desplegar plenamente todas las energías de nuestro pueblo, todas las posibilidades de su inteligencia”.

Adelante combatientes. La orden está dada. Trabajemos por mantener y preservar nuestra Revolución, por edificar un Estado socialista próspero y sostenible.

*Colaborador de Cuba por Siempre

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Octubre, semilla de la nación cubana. #HistoriaDeCuba #CubaEsCultura

  1. Jorge Ricardo dijo:

    Los jóvenes cubanos que sienten la Revolución en su corazón seguirán el legado de Fidel y esos héroes que formaron nuestra cubanía e idiosincrasia de no claudicar por fuertes que sea el enemigo. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

  2. Pingback: Octubre, semilla de la nación cubana. #HistoriaDeCuba #Cuba – VIERAMEDICADECUBASOCIALISTA

  3. Pingback: Octubre, semilla de la nación cubana. #HistoriaDeCuba #Cuba – Defendiendo ideas.

  4. Pingback: Octubre, semilla de la nación cubana. #HistoriaDeCuba #CubaEsCultura | argencuba

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.