La ciencia indica que probablemente no pudo haber sucedido los supuestos ataques acústicos #Cuba

Con insensatos tuits y comentarios en erupción del presidente Donald Trump a una velocidad vertiginosa, incluso para él, sería fácil perderse un breve artículo que apareció en The New York Times el viernes, 6 octubre, acerca del “ataque sónico” a los diplomáticos estadounidenses en Cuba.

Pero el artículo del Times deja en claro que existe una falta total de evidencia científica de que haya tenido lugar un ataque sónico. De hecho, la ciencia indica que probablemente no pudo haber sucedido.

Más de veinte diplomáticos estadounidenses de misión en Cuba afirman haber sufrido una variedad de síntomas que van desde una leve conmoción cerebral hasta pérdida auditiva, según el Departamento de Estado.

¿Por qué no? Zimmer entrevistó a varios expertos científicos en el campo de la acústica, los cuales se burlaron de la posibilidad de un ataque sónico que pudiera producir los síntomas reportados. Los ataques de ese tipo que usan ruidos fuertes y estridentes pueden producir daños físicos y psicológicos. Al igual que Noriega, o los presuntos terroristas torturados por Estados Unidos utilizando la técnica. Pero, evidentemente, esto no sucedió en Cuba.

Las otras posibilidades son ondas sonoras que no pueden ser escuchadas por los humanos: infrasonido y ultrasonido. Pero, como descubrió Zimmer, un informe del “Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en 2002 señaló que los militares intentaron crear un arma de infrasonido pero no lo lograron, porque era difícil enfocar las longitudes de onda”.

El ultrasonido puede dañar a las personas si se aplica suficiente energía. Un ultrasonido intenso puede matar a un ratón a corta distancia. Sin embargo, el ultrasonido “no puede viajar a gran distancia”, explicó Jun Kin a Zimmer, ingeniero acústico de la Universidad del Sur de Illinois (SIU). Además, el ultrasonido generalmente rebota de las paredes y de las fachadas de edificios, y lo que pasa de un lado a otro es de una frecuencia baja e inofensiva.

La conclusión de los investigadores consultados por The Times: “las leyes de la física hacen improbable que el dispositivo pueda dañar desde lejos a los diplomáticos”.

Tomado de Cubadebete

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.