¿Por qué le escribo a Fidel? #PorCuba #VotoPorTí

Por Aurelio Alvarez*

Pido disculpas por hacer este escrito sin cumplir los requisitos que lleva un documento de esta naturaleza, pero esto es mucho más que eso, es el sentimiento de un cubano revolucionario y fidelista que no deja de pensar en cuantas cosas hizo en todos estos años, quien convirtió a nuestro país, de un instrumento de los Estados Unidos, en un país digno y un ejemplo para el mundo de firmeza, de solidaridad y vergüenza y cuantas cosas más hubiera hecho nuestro Comandante en estos tiempos tan complicados, si no se hubiera producido su partida física; siendo el objetivo de este material el de compartir mi agradecimiento a Fidel.

Es muy difícil cumplir con parte del llamamiento realizado por el propio Fidel, de que no quería grandes obras donde se pusiera su nombre y aunque es muy difícil convencer de ello a los cubanos, hay una gran obra que lleva en sí misma la mano de Fidel y es la propia Revolución cubana, donde no hay uno solo de los logros y éxitos alcanzados, en el que él no estuviera presente:

En la salud, en la educación, en la cultura, en la ciencia, en el deporte, los trabajos sociales, la agricultura, la alimentación; en fin, en todos, la mano y la genialidad de nuestro Comandante en Jefe ha estado presente; los reveses los convertía en victorias; fue capaz de llevar esperanzas al más triste y desesperado de los cubanos; de extender su mano a los necesitados del mundo y compartir lo poco que tenemos y no lo que nos sobra; son tan absurdas, irrespetuosas, banales y hasta risibles las acusaciones que sobre él ha realizado el enemigo, que no aguantan un solo argumento; quienes se han hecho eco de estas infamias, son personas que viven ajenas a la realidad, que piensan igual que nuestros enemigos, o tratan de congraciarse con estos, buscando siempre ser beneficiados por los mismos.

Este material está elaborado por uno de los “agradecidos”, que, en su pequeña trinchera, hace suyas las banderas de lucha enarboladas por Fidel. Recordamos en este momento, lo expresado por el Che cuando dijo en su mensaje a la Tricontinental en el año 1961: “Si a nosotros, los que en este pequeño punto del mapa del mundo cumplimos el deber que preconizamos y ponemos a disposición de la lucha este pequeño poco que nos es permitido dar: nuestras vidas, nuestros sacrificios, nos toca alguno de estos días lanzar el último suspiro sobre cualquier tierra, ya nuestra, regada con nuestra sangre, sépase que hemos medido el alcance de nuestros actos y que no nos consideramos nada más que soldados en el gran ejército del proletariado, pero nos sentimos orgullosos de haber aprendido de la Revolución cubana y de su gran dirigente máximo, la lección que emana de su actitud en esta parte del mundo: “qué importan los sacrificios de un hombre o de un pueblo, cuando está en juego el destino de la humanidad”.

*Colaborador de Cuba por siempre.

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.