#Cuba expresa su total solidaridad y apoyo a #Lula, que debe entrar en prisión tras una farsa judicial

La decisión es una nueva expresión de la dilatada e injusta campaña en contra de Lula, contra el Partido de los Trabajadores y las fuerzas de izquierda y progresistas en Brasil.

Cubadebate.- Declaración del Director General de América Latina y el Caribe del MINREX, Eugenio Martínez Enríquez

El Supremo Tribunal Federal de la República Federativa de Brasil rechazó el recurso de Habeas Corpus presentado por la defensa del ex presidente de ese país y líder del Partido de los Trabajadores Luiz Inacio Lula Da Silva.

Como se ha confirmado en los últimos minutos, esta decisión abre el camino a una posible e inminente detención de Lula, acto que sería gravísimo.

La decisión es una nueva expresión de la dilatada e injusta campaña en contra de Lula, contra el Partido de los Trabajadores y las fuerzas de izquierda y progresistas en Brasil.

Lula continúa gozando de amplio apoyo popular, simpatías y reconocimiento internacional, como resultado de los éxitos de la gestión de su gobierno que benefició a las grandes mayorías, a las cuales hoy se les intenta privar del derecho a elegirlo nuevamente como su presidente, para abrir paso a una oleada neoliberal y revertir sus conquistas.

Una vez más expresamos nuestra solidaridad y apoyo al compañero Lula.

 

-Juez Sergio Moro ordena prisión para Lula dentro de 24 horas

El juez federal Sergio Moro emitió el jueves una orden de arresto contra Luiz Inácio Lula da Silva, horas después de que el Supremo Tribunal Federal denegó una solicitud del expresidente de Brasil para no ir a la cárcel mientras apela una sentencia de culpabilidad por corrupción.

Moro le dio a Lula un plazo de 24 horas para que se presente ante la policía federal en la ciudad sureña de Curitiba.

El año pasado, Moro declaró culpable a Lula de hacer favores a una compañía constructora a cambio de la promesa de un apartamento en la playa. Un tribunal de apelaciones refrendó dicha declaración de culpabilidad en enero.

 

-Lula será recluido en celda especial y aislado de otros presos

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, contra quien fue expedida hoy una orden de prisión tras haber recibido una condena de 12 años por corrupción, será recluido en una celda especial y aislado de otros presos por seguridad.

La exigencia fue hecha por el propio juez que condenó al ex jefe de Estado y que ordenó su encarcelamiento, Sergio Moro, en el mandato en que dio a Lula un plazo de 24 horas para que se entregue en la sede de la Superintendencia de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba, en donde tendrá que cumplir su prisión.

“En razón a la dignidad del cargo ocupado, fue previamente preparada una sala reservada, una especie de Sala de Estado Mayor, en la propia Superintendencia de la Policía Federal, para el inicio del cumplimiento de la pena, y en la cual el expresidente estará separado de los demás presos, sin cualquier riesgo para su integridad moral o física”, según el mandato del magistrado.

La decisión evita que el político más carismático de Brasil y actual líder en las encuestas de intención de voto para las presidenciales de octubre sea conducido a un presidio común en Curitiba como otros condenados por la corrupción en Petrobras.

El juez también determinó que los detalles de la entrega sean acordados por la defensa del expresidente y los responsables de la Policía Federal en Curitiba y que en ninguna hipótesis se utilicen esposas para detenerlo.

La decisión de Moro llega menos de un día después de que la Corte Suprema negara al exmandatario un “habeas corpus” con el que pretendía evitar su prisión antes de agotar todas las apelaciones en instancias superiores.

Moro, encargado de las investigaciones del caso Petrobras en primera instancia, condenó el año pasado al exmandatario a nueve años de cárcel por corrupción pasiva y lavado dinero, una pena que fue ratificada y ampliada en enero pasado por el Tribunal Regional Federal de la 4 Región, con sede en la ciudad de Porto Alegre.

Según versiones de prensa, la Policía Federal ya venía preparando la celda en que será recluido Lula, donde se evitará el contacto con el expresidente de la constructora OAS Leo Pinheiro y con su exministro de Hacienda, Antonio Palocci, dos de los condenados que le han salpicado en delitos de corrupción en las delaciones que negociaron con la Fiscalía.

Según el diario O Globo, el exmandatario tendrá un horario reservado de unas dos horas diarias para pasear en el patio de la Superintendencia de la Policía Federal que no coincidirá con el de otros reclusos.

De acuerdo con las fuentes consultadas por el mismo diario, en los primeros días serán vetadas las visitas de familiares a Lula.

 

-Sin crimen ni pruebas ni hábeas corpus

En los últimos días la derecha brasileña había entrado en un estado de desesperación. Después de imponer en la agenda política la posibilidad de la prisión de Lula, descontando una decisión que creían segura del Supremo Tribunal Federal de Brasil, sus sueños habían empezado a debilitarse. Un conteo preliminar de los votos del tribunal parecía favorecer a Lula, sugiriendo un quiebra del consenso de Curitiba que se había impuesto hasta ese momento. Un consenso jurídicamente absurdo, de condena sin crimen ni pruebas, configurando claramente una persecución política, basada en el lawfare –el uso unilateral de leyes para la perseguir a adversarios políticos–. Nadie tiene dudas de que el juez Sergio Moro es un adversario político feroz de Lula, que le ha negado todo tipo de recursos, que lo trata de forma racista y discriminatorio, que frecuenta, de forma amigable, a fiestas con dirigentes de los partidos de derecha, ninguno de los cuales ha sido tan siquiera acusado por el juez y sus colegas.

El clima era de gran expectativa. Una Revista semanal de la derecha advertía que si Lula recibía el hábeas corpus se terminaba el caso Lava Jato, confesando que ese operativo anticorrupción dependía de la violación de la Constitución que dice expresamente que la prisión de un acusado solo se daría una vez concluidos todos los recursos. Pasa que el mismo STF, involucrado en el clima de arbitrariedades que la Lava Jato había impuesto al país, había decidido, en varios casos, por la prisión antes que se agotaran todos los recursos. Pero, rompiendo con esa práctica, había anticipado que, en el caso de Lula, volvería a hacer valer el precepto constitucional, concediendo el hábeas corpus.

En los días previos a la sesión de ayer los medios habían usado todos sus recursos para intentar crear un clima de presión sobre el STF, desde el anuncio de movilizaciones de docenas de personas como si fueran miles, hasta publicar editoriales exigiendo la prisión de Lula. Quedó claro que solo por la vía judicial pueden impedir que Lula vuelva a ser presidente de Brasil.

Como elemento nuevo, oficiales de las FF.AA. pasaron a manifestarse abiertamente en favor de la prisión de Lula. Hasta el mismísimo comandante en jefe del Ejercito se sumó al coro, diciendo que la institución no aceptaría que la Justicia sea tolerante con la corrupción. Sus dicho representan la repolitización de las FF.AA., que se han otorgado una amnistía, al final de la dictadura, que representa precisamente la tolerancia total con todos los crímenes que los militares han cometido en los as de 20 anos de dictadura. “Intolerancia con la corrupción” debería significar la anulación esa amnistía y el pasar a juzgar a todos los crímenes de la dictadura. Pero ahora es solo una frase que se sumar a la persecución política de Lula y nada más.

Las reacciones negativas han venido de varios lados, incluso de la red Globo. En una editorial, ese medio criticó al comandante en jefe de la Fuerza Aérea y de otros sectores formadores de la opinión pública por aceptar la impunidad respecto a políticos de derecha, como Michel Temer y Aecio Neves, entre otros, mientras que, súbitamente, muestran preocupación por el caso de Lula.

El clima ha vuelto a ser tenso en Brasil y en todo el país, fomentado por los medios, en particular por la red Globo, que actuó como si se estuviera en las vísperas del golpe de 1964, cerrando su principal noticiero con la amenaza del golpista del comandante en jefe del Ejército – antes de decir lo contrario al día siguiente.

En ese clima el STF falló en contra de Lula. Caben todavía recursos y, aun siendo rechazados, como se espera, queda la decisión política en manos de Sergio Moro, de definir si decreta la prisión de Lula. Lo cual produciría una inmensa conmoción, por ser el único líder político nacional en Brasil, por tener 40 por ciento de apoyo en las encuestas, como lo han confirmado sus Caravanas por todo el país.

Una fantástica farsa jurídica alrededor de un departamento que nunca fue de Lula, que acaba de ir a subasta, con lo recaudado para la empresa que es la real propietaria del inmueble. con eso se generó un proceso absurdo, sin pruebas, con una condena en base a las “convicciones” de quienes lo tratan como enemigo político.

Si Lula fuese preso se entraría en un período todavía más turbulento de la vida política brasileña. De ahí a que, a lo mejor, no se atrevan, pero mantengan lo que más le importa a la derecha brasileña: tratar de impedir que Lula sea candidato a la presidencia del país.

-PT declara que defenderá candidatura de Lula hasta las últimas consecuencias

El Partido de los Trabajadores (PT) seguirá defendiendo la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva a las elecciones presidenciales. Así lo ratificó en una declaración donde argumenta que mantendrán esa postura ”en las calles y en todas las instancias, hasta las últimas consecuencias”.

El comunicado fue emitido a propósito de la negativa del Supremo Tribunal Federal (STF) a conceder un habeas corpus preventivo al fundador del PT, en un juzgamiento que se prolongó hasta la madrugada de este jueves y en el cual, según el propio partido, no hubo justicia.

“Al negar a Lula un derecho que es de todo ciudadano, el de defenderse en libertad hasta la última instancia, la mayoría del STF se arrodilló ante la presión escandalosamente orquestada por la Rede Globo”, denunció y alertó que “este derecho fundamental, que fatalmente volverá a valer para todos, no valió hoy para Lula”.

El comunicado critica además las maniobras de la presidenta de la Corte Suprema, Carmen Lúcia, quien al agendar el juicio del habeas corpus del ex mandatario antes de apreciar las acciones directas de constitucionalidad que restablecen la presunción de la inocencia como regla general ‘determinó otro procedimiento de excepción”.

No hay justicia en esta decisión. Hay una combinación de intereses políticos y económicos, contra el país y su soberanía, contra el proceso democrático, contra el pueblo brasileño, insistió el PT y reiteró que “Lula es inocente y eso será proclamado en un juicio justo”.

En ese sentido, puntualizó que la nación y la comunidad internacional saben que Lula fue condenado sin pruebas en un proceso ilegal en el cual jueces notoriamente parciales no pudieron ni siquiera caracterizar la ocurrencia de un crimen.

El pueblo brasileño tiene el derecho de votar en Lula, el candidato de la esperanza. El PT defenderá esta candidatura en las calles y en todas las instancias, hasta las últimas consecuencias, advirtió.

Por otra parte, el columnista del diario digital Brasil 247 Paulo Moreira Leite calificó la votación 6-5 del STF denegando el habeas corpus a Lula como ‘suprema cobardía histórica’ contra los trabajadores y la mayoría del pueblo brasileño.

Ante la imposibilidad de disputar el poder mediante el voto, la élite brasileña encontró un camino vergonzoso para huir de una confrontación en las urnas, en el cual las denuncias y sentencias judiciales son solo un pretexto, poco creíble por demás, señaló.

Moreira Leite previno asimismo que la prisión de Lula obviamente no tendrá el menor efecto pacificador en un país dividido y polarizado, donde milicias fascistas y generales indisciplinados intentan atemorizar al pueblo y reprimir sus movimientos.

Eso quiere decir que la crisis continúa, aumentará el descontento y – sin liderazgos amplios y reconocidos, capaces de apuntar una salida – éste se puede agravar, remarcó.

La propia publicación destacó también trechos de un comentario del columnista del diario O Globo Bernardo Mello Franco, quien significó que el Supremo juzgó a Lula ‘con la bayoneta en el pescuezo’.

Ella (la bayoneta) fue apuntada por el comandante del Ejército, Eduardo Villas Boas, quien no necesitó de tanques. Sacó el celular y disparó dos twittes que sonaron como amenaza y que fueron la señal para una noche de alta tensión en Brasilia, escribió.

Mello Franco aludió igualmente a la maniobra de la Presidenta del STF, sin la cual ‘el voto de Rosa (Weber) sería otro, y el petista no estaría camino a la cárcel’.

Tomado de: http://cubainformacion.tv/index.php/america-latina/78881-cuba-expresa-su-solidaridad-y-apoyo-al-companero-lula

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .