LAS APUESTAS DEL TIO SAM. #Cuba

https://i0.wp.com/img.noticiascol.com//2018/02/descarga-36.jpg?fit=225%2C224&ssl=1Por: Manuel Domenech*

El Tío Sam apostó a que la Revolución cubana que se gestaba en la Sierra Maestra, no triunfara, para eso le dio a la dictadura de Batista las mejores armas, experimentados asesores militares y todo el dinero necesario. Envió a la Sierra Maestra agentes de sus servicios especiales y asesinos a sueldo para atentar contra el Comandante Fidel Castro. El Tío Sam, no lo logró.

El Tío Sam apostó a que la naciente Revolución cubana fuera destruida en sus primeros años, por lo que desarrolló una brutal política de hostilidad y agresiones. Se llevó a la mayoría de los profesionales para paralizar nuestras fábricas, a la mayoría de nuestros médicos para dejarnos sin salud pública. Desarrolló el “Programa de Acción Encubierta contra el Régimen de Castro” para el desarrollo de acciones subversivas y el “Proyecto Cuba” con sus 32 tareas de guerra encubierta, con el terrorismo como bandera, pero con todas esas acciones. Tío Sam, no lo logró.

El Tío Sam apostó, a que la Revolución cubana se caería mediante acciones violentas, mediante ataques piratas aéreos y marítimos, infiltración de agentes para sabotear los principales centros industriales, económicos, recreativos, sociales y culturales del país. Sembrar todo el territorio de bandas de alzados suministradas y dirigidas por la CIA. Tío Sam, no lo logró.

El Tío Sam apostó a que con una invasión directa al país, se derrocaba la Revolución cubana; el 17 de abril de 1961 a las 2:30 horas de la madrugada, más de 1 500 mercenarios invadieron a Cuba por la zona de la Ciénaga de Zapata, los cuales fueron escoltados durante todo el trayecto por Unidades de la Marina de Guerra norteamericana, entre ellas el portaavion Essex, con 40 aviones de combate y un batallón de infantería de Marina a bordo, un portahelicópteros, cinco destructores y un buque de desembarco tipo LSD, entre otras unidades navales, las cuales se mantuvieron durante toda la batalla a pocas millas de la zona de operaciones. Apenas sesenta y cinco horas y media bastaron para que la fuerza revolucionaria del pueblo, integradas en el Ejército Rebelde, la Policía Nacional Revolucionaria y los milicianos lograran el triunfo sobre los mercenarios organizados, entrenados, armados y pagados por el Gobierno norteamericano. Tío Sam, no lo logró.

El Tío Sam apostó a derrocar a la Revolución cubana mediante la eliminación física del Comandante en Jefe Fidel Castro, para lo cual realizaron un total de 637 conspiraciones para ese objetivo. Tío Sam no lo logró.

El Tío Sam apostó a que la Revolución cubana se caía cuando no existiera Fidel, el Comandante en Jefe escogió, el día y la hora de su partida hacia la eternidad, y fue acompañado por todo el pueblo, su relevo estaba garantizado. Tío Sam, No lo lograste.

El Tío Sam apostó a que cuando la dirección histórica dejara el Estado y el Gobierno, se acabaría la Revolución. El 19 de abril de 2018 se hizo una maravillosa transición de responsabilidades en la máxima dirección del Estado, que garantiza la continuidad del proceso revolucionario, con la unidad del pueblo como premisa fundamental. Tío Sam no lo logró.

Bueno tío Sam… ¿Ahora qué?.

Esta entrada fue publicada en Política, Social y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .