Chucho Valdés, un año de buenas energías. #Cuba

Chucho Valdés, un año de buenas energías. Foto tomada del sitio web del artistaEl 2018 ha sido el año de Chucho Valdés. Meses de intenso trabajo donde el pianista, compositor y arreglista cubano ha coronado de éxito cada uno de sus proyectos. A los 76 años, la figura más trascendental en la historia moderna del jazz afrocubano atesora nuevos sueños en los que imprime lo mejor de su talento.

Uno de esos desvelos se hizo realidad para la leyenda del piano cuando publicó recientemente su libro “Decodificando el jazz afrocubano: la música de Chucho Valdés e Irakere”, coescrito junto a Rebeca Mauleon, una amiga y destacada pianista, además directora de Educación en el San Francisco Jazz Center, de los Estados Unidos.

El material, ya a la venta y disponible en las plataformas digitales, revela la historia cautivadora detrás del icónico grupo cubano Irakere a través de la vida del maestro Chucho Valdés, su líder y creador. Juntos dieron vida al movimiento de revolución musical que constituyó el quehacer de la agrupación durante décadas y del que hoy guarda testimonio el texto publicado.

Chucho Valdés y Patricia Sosa en concierto para dos. Foto: Alejandro Rojas
Chucho Valdés y Patricia Sosa en concierto para dos. Foto: Alejandro Rojas

Como su vida es de esas para no parar, el maestro presentó en La Habana, durante un fabuloso concierto de voz y piano, acompañado por la cantante y compositora argentina Patricia Sosa, el fonograma grabado en conjunto Once: Concierto para dos.

Escoltados por una banda talentosísima el material discográfico recoge en once pistas el trabajo de Valdés y Sosa, quien a petición del maestro, ha incursionado por vez primera en el bolero. Los arreglos del músico cubano imprimieron su sello de excelencia a los temas interpretados en el Gran Teatro de La Habana.

Con este proyecto, realizado en homenaje a Bebo Valdés, ambos artistas se estarán presentando además en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, y luego en las ciudades argentinas de Rosario y Ushuaia.

Artista versátil como pocos, Chucho cuenta entre sus proyectos más recientes Trance, un dúo de pianos formado con el virtuoso instrumentista cubano Gonzalo Rubalcaba, con el que todavía le aguardan presentaciones. Además, ha compaginado esta actividad con su extensa gira celebrando los 40 años de haber fundado Irakere.

Aunque parece que el año termina, recién comienza para el maestro que tiene planes bien movidos para cerrar por todo lo alto el 2018. “Tú verá lo que va a pasar”…así adelantó Chucho en conferencia de prensa en La Habana lo que está por venir; haciendo alusión a uno de sus más grandes temas, no por gusto incluido como un imprescindible en el Libro del Latin Jazz.

Chucho Valdés Gonzalo Rubalcaba. Foto: Softglas
Chucho Valdés Gonzalo Rubalcaba. Foto: Softglas

“Acabo de hacer una gira de cuatro conciertos con Gonzalo Rubalcaba, y lo próximo que tenemos con Rubalcaba Dúo son dos conciertos uno en Sao Paulo y otro en Río de Janeiro. Después tengo dos semanas para prepararme para hacer una gira, porque acabo de grabar el disco Jazz Batá II que va a salir ahora en noviembre y a finales de octubre empiezo la gira de promoción. Este es un súperdisco”.

El nuevo fonograma, que se presentará en Cuba bajo el sello Colibrí de la Egrem, retoma una idea ancestral de Chucho y explica su trascendental aporte a la música y al jazz afrocubano. Ahora cobra vida en merecido homenaje al centenario de su padre, el genial Bebo Valdés:

“Creo que es el mejor disco que hemos hecho hasta hoy y hay un tema que mi papá tocaba todos los días en la casa cuando yo tenía como 6 o 7 años y después nunca más lo tocó y creo que nunca lo grabó. En este último disco grabé esa canción que es absolutamente inédita y la titulamos 100 años de Bebo.

Bebo fue un innovador de la música cubana. Foto tomada de El Mundo
Bebo fue un innovador de la música cubana. Foto tomada de El Mundo

“Bebo fue un innovador de la música cubana. Además en aquellos momentos él fue un motor del movimiento de jazz. También fue innovador con el ritmo batanga, fue el primer compositor y arreglista que introdujo los tambores batá dentro de la orquesta big band y realmente era una escuela. Mi papá era un verdadero virtuoso del piano y una persona increíble”.

Luego de sus inminentes compromisos internacionales, el músico adelantó su proyecto más acariciado para el 2019:

“Tengo una nueva propuesta para los fines de semana de agosto, retomar el espacio Chucho en buena compañía, para hacer un fin de semana de agosto con los más grandes músicos del jazz de todas partes del mundo junto a mi cuarteto y algunos invitados de grupos cubanos. Chucho Valdés entre amigos, lo empecé en los años 90 y quiero volver a hacerlo a partir del año que viene. Creo que va a ser buenísimo porque ya tengo como invitados a Wynton Marsalis, Kenny Garrett, Herbie Hancock, Chick Corea, entre otros”.

Con estas buenas nuevas, no solo el 2018 parece ser el año de Chucho Valdés. También para el público cubano e internacional se avizora un panorama musical cargado de su talento e innovación musical.

Tomado de: http://www.radioenciclopedia.cu/exclusivas/chucho-valdes-buenas-energias-20180813/

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Arte, Cultura, Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .