30 de Noviembre de 1956 – Levantamiento armado en Santiago de #Cuba

https://i0.wp.com/www.trabajadores.cu/wp-content/uploads/2018/11/FRANK-radio-progreso-750x447.jpgA mediados de noviembre, el dirigente revolucionario Frank País se reunió con los responsables de acción del Movimiento 26 de Julio, en Santiago de Cuba, a fin de explicarles el plan para efectuar el levantamiento armado en la capital oriental y en otras localidades como apoyo al desembarco de Fidel Castro en la región oriental. Era necesario, por tanto, que el día del desembarco se atacaran diferentes guarniciones militares en Santiago de Cuba y quedara cortada la comunicación para impedir el movimiento de tropas de la tiranía. El 25 se recibió el mensaje esperado para el alzamiento, y cuatro días después fue dada la orden de acuartelamiento general en Santiago de Cuba y otros lugares del país. Al amanecer del día 30 partieron los diferentes comandos a cumplir las misiones asignadas. Ese día el pueblo de Santiago vio vestir por primera vez el glorioso uniforme verde olivo. En el ataque a la estación de policía cayeron heroicamente los jóvenes Tony Alomá, Pepito Tey y Otto Parellada. A la hora y media de duro combate fue ordenada la retirada de las fuerzas revolucionarias. El ataque del Moncada fracasó debido a que resultaron detenidos los hombres encargados de operar el mortero. Sin embargo se logró asaltar y tomar el local de la Policía Marítima, retirándose los revolucionarios con las armas que había allí. El grupo responsable del asalto a la armería Marce y Cia cumplió su misión. También se logró poner en libertad a los presos políticos de Boniato. A mediodía todavía existían francotiradores que seguían hostigando a las fuerzas de la tiranía. Los heridos fueron puestos a buen recaudo y los asaltantes ilesos pasaron definitivamente a la clandestinidad. En otras partes de la provincia también hubo acciones armadas, como en el central Ermita, donde los hombres del Movimiento 26 de Julio de Guantánamo tomaron el cuartel de la Guardia Rural, interrumpieron las comunicaciones y se internaron en el monte; en Chaparra se efectuó el asalto del polvorín La Cadena y los revolucionarios se apoderaron de las armas de los custodios. El levantamiento del 30 de noviembre demostró que la lucha armada era la única vía posible, mostró la fortaleza del Movimiento 26 de Julio e hizo que creciera su prestigio.

Tomado de: Radiocadenagramonte

Esta entrada fue publicada en Política, Social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.