Eterna flor de #Cuba

La heroína, amiga, guerrillera, símbolo de sencillez, abnegación y patriotismo. Así era Celia Sánchez Manduley, la más autóctona flor de la Revolución, quien dijo adiós a la vida un 11 de enero hace 39 años.

Norma, Carmen, Liliana o Caridad; bajo esos seudónimos integró el Movimiento 26 de Julio y contribuyó a las acciones revolucionarias contra la dictadura de Batista.

La primera mujer en unirse a los barbudos en la Sierra Maestra, la ayudante de Fidel, en quien creía con vehemencia y supo ganarse su confianza.

Y si impecable fue su accionar en la lucha clandestina, no resultó menos después del triunfo revolucionario, cuando no hubo obra social a la que no dedicara total entrega.

Así era Celia Sánchez, esa mujer cuya imagen y ejemplo perduran como símbolos de valor e inteligencia. Ella, la flor más autóctona, no se marchita, crece con cada triunfo, reto y gesto solidario.

Esta entrada fue publicada en Historia, Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.