El cuestionamiento indecente #TornadoEnLaHabana #FuerzaHabana #FuerzaCuba #LaHabana500Años

Por: Marcos Torres La vida que llevamos los cubanos es compleja en toda la extensión de la palabra. En esta subyacen matices de todo carácter y muchos de ellos, dada nuestra idiosincrasia rebelde y cuestionadora, tienden más hacia lo subjetivo que a la propia realidad. Recuerdo que alguien me dijo una vez (y creo que es cierto) parafraseando a un intelectual cubano (no recuerdo cual) que cada quién te cuenta su pedacito propio de La Habana y te lo cuenta como lo vive y como lo entiende incluso viviendo en la misma calle o en el mismo edificio.

Sobre esta cuerda quiero exponer mis consideraciones sobre el tema que ¿caldea? hoy las redes sociales en Cuba que no es otro que el Tornado y la recuperación tras su paso, así como la gestión del gobierno y las instituciones que lo representan, toda vez que se intenta imponer otra matriz de opinión envuelta en el “olímpico” papel celofán de las campañas mediáticas anticubanas intentando politizar un tema tan delicado.

Navegando me encuentro con artículos que reproducen criterios de artistas cubanos e internacionales que exponen opiniones propias pero que al ser amplificadas hasta la saciedad por los medios llegan a convertirse en “la non-plus-ultra verdad absoluta” porque lo dijo “fulano” o “mengano” como por ejemplo el caso de Alejandro Sanz que ha dicho en su cuenta en twitter lo siguiente:

“¿Cómo es posible que las ayudas recogidas para el tornado de Cuba no lleguen, que pongan restricciones aduaneras o que se apropien de ellas para poder venderlas a PERSONAS que se han quedado sin nada? Siento impotencia y el silencio del gobierno no ayuda”.

A ver. No conozco el proveedor de su información pero no creo que sea precisamente acertado esto que dice Alejandro.

En primer lugar le aclaro a los internautas que Cuba es un país de leyes y que no existen tales “restricciones aduaneras” como si se hubieran impuesto ahora precisamente después del Tornado para impedir que llegue ayuda al pueblo que sufre. Al que se le ocurra pensar eso tiene muy poco cerebro realmente o las neuronas están en modo “stand by”, sencillamente esas son las leyes vigentes en Cuba y punto. Las mercancías que lleguen deben cumplir con determinados requisitos para ingresar al país y cuando no los cumplen se decomisan, no para que se las apropie nadie ni para vendérselo a nadie, sino para darle el uso social donde sea más necesario.

Hay quiénes incluso claman por la “eliminación de los aranceles” y no hay nada más absurdo si tenemos en cuenta que ningún país del mundo toma este tipo de medidas. La ayuda humanitaria que se recibe libre de aranceles a nivel internacional es la que se reconoce como tal a través de instituciones gubernamentales y ONGs con vínculos efectivos y desinteresados con otro Estado según lo dispuesto en el derecho internacional amén del criterio que alguien, con más o menos reconocimiento mediático, pudiera tener.

Ahora yo me pregunto ¿qué ayuda envió Sanz? Y si lo hizo ¿qué canales empleó? Si fue a través de un canal no oficial o de un grupo de estos digamos “independiente” alejado de las entidades que menciono anteriormente… bueno ahí tiene la respuesta.

En segundo lugar, y para hablar también de la otra cara de la moneda por ejemplo (porque me va de capricho… vaya) me encontré con usuarios de Facebook que denuncian que Gofundme.com, la que se anuncia como la “plataforma en línea gratuita más fiable para recaudar fondos” ha suspendido campañas de recaudación de ayuda para los damnificados del Tornado en La Habana porque “está en o conectada a alguna ubicación contemplada en las sanciones económicas estadounidenses de la oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro”  y no he visto a Alejandro Sanz ni a ningún otro artista (cubano o no) pronunciarse sobre el tema.

Al respecto le recomiendo sinceramente a él y a los que en el exterior lo deseen, acercarse a las autoridades consulares cubanas o en su defecto a grupos como los que en España desempeñan un labor encomiable de solidaridad con Cuba, como por ejemplo la Asociación de Cubanos en Cataluña (y sólo por mencionar un grupo en ese país, pero hay miles en el mundo entero) si de verdad está tan interesado y preocupado por el pueblo cubano.

En otro orden pero en relación con lo mismo, encontré otros usuarios cuestionando enardecidamente la realización de la marcha de las antorchas bajo el supuesto de que “lo que necesitaba el pueblo habanero no era un marcha sino ayudar a los damnificados”… y que los que estaban ayudando a los dolientes en sus casas mientras se desarrollaba la caminata (¡MIREN ESTO!) “eran precisamente los que votarán por el no el 24 de febrero” y que hace falta que “los jóvenes cubanos vayan allí a ayudar a los damnificados”.

Caballero… yo me pregunto: de esos que cuestionan tan “acaloradamente” la realización de una tradición histórica en Cuba desde hace más de 60 años ¿quién llegó primero que la dirección del PCC y el Gobierno a las zonas afectadas? ¿En qué momento de la marcha dejó de prestarse la ayuda a los damnificados? ¿Cuándo se pararon las labores de recuperación por la realización de la caminata? ¿Cuándo el gobierno cubano no atendió el reclamo de los que sufren que no me enteré? ¿Cuándo fue que los que votan sí dejaron de ser cubanos? ¿Alguien encuestó en las calles a los que voluntariamente dan su aporte para saber si vota a favor o en contra de la Constitución? ¿Cuándo fue que los jóvenes cubanos dejaron de apoyar en lo que sea a los que sufren?

Conozco de personas (en su mayoría jóvenes) que fueron a la marcha de las antorchas y salieron de allí directamente a cargar escombros y no han parado todavía salvo dos o tres horitas para dormir y seguir en la pelea. Basta nada más escuchar el testimonio del pueblo que da fe de que la ayuda recibida y la solidaridad del pueblo fue inmediata, así como del gobierno. No hay una sola institución estatal que no haya respondido como se debe en estos casos.

Además en las redes pululan las convocatorias de las fuerzas revolucionarias para apoyar en las labores de recuperación y para realizar colectas y la masa que más está nutriendo este trabajo es precisamente la juventud, que con su actitud solidaria, decidida, revolucionaria y rebelde “sopapea” soberanamente a todos aquellos que pretenden hacer creer que estamos desmovilizados e inactivos frente a los que sufren.

Estos “cuestionamientos” (intencionados o no) no pueden ser más que indecentes.

Esta entrada fue publicada en Política, Social y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.