Un sí valiente e inteligente. #YoVotoSí #HacemosCuba

Un sí valiente e inteligente

Al referendo constitucional del próximo 24 de febrero llegaremos después de un arduo y detallado proceso de construcción colectiva. Con nuestro voto sintetizaremos la intensa labor de meses y meses de trabajo, debates y búsqueda de consensos, que merece el mayor respeto de nuestra ciudadanía.

Comenta el periodista Francisco Rodríguez Cruz en el programa Haciendo Radio que no se ha escatimado ni tiempo, ni argumentos, ni recursos, para explicar primero el proyecto de Constitución que debatimos en la consulta popular, y luego presentar y profundizar en el documento resultante de las miles de modificaciones que nacieron de la inteligencia y participación de todo el pueblo.

Creo que a casi nadie le quedan dudas sobre lo muy avanzado de esta nueva Carta Magna en relación con la que actualmente está en vigor. Tal vez muchas personas habríamos deseado ir incluso más lejos, pero cuando hay madurez política es posible entender la necesidad de conseguir consensos que respondan también al momento histórico en que vivimos, sin dejar de proyectarnos hacia el futuro que aspiramos.

Y digo esto porque no debería ya haber dudas sobre la significación y los motivos para el voto positivo el próximo domingo. Votar sí no significa necesariamente que a cada individuo le satisfaga letra por letra del texto constitucional. Implica mucho más que eso: es asumir la importancia que representa la unidad en un proceso social como el nuestro.

Y esa unidad no quita un ápice a la diversidad de opiniones, ni representa para nada una unanimidad perniciosa. Lo digo porque puede haber todavía quien que por un análisis superficial, piense que el sí es una opción demasiado obvia, muy fácil y predecible. Sinceramente, considero que eso sería un error, un gravísimo error que no debemos cometer.

Contrario a lo que desde una óptica individualista o una pose nihilista alguien pudiera pensar, la postura más valiente es este caso también en la que más se insiste. No se trata de simple propaganda, del sí porque sí, de que solo nos hablan y nos piden que votemos Sí.

Votar sí no es acomodarnos en una postura mayoritaria. Para Nada. Votar sí es comprender que con nuestro voto favorable a esta Constitución comenzamos un nuevo y largo camino hacia una sociedad mejor y más moderna, el cual nos representará retos y obstáculos, para vencer entre todas y todos.

Y no es posible subestimar entonces la importancia de un solo voto por el Sí. Es nuestro deber cívico como cubanas y cubanos. Hay que ir a las urnas a decirlo alto y claro, para que nadie en este mundo revuelto y brutal tenga la menor duda de que vamos a defender nuestro derecho a construir una sociedad diferente, que no es perfecta y posiblemente nunca lo será. Pero es la mejor que podemos querer, luego de soñarla y tratar de sintetizarla en el papel, sin desconocer a nadie, y escuchar una y otra vez a cada persona.

Pensémoslo con detenimiento. La Constitución que hemos creado nos abre en el presente y hacia el futuro caminos insospechados, de esperanzas y también de mucho trabajo. No es ni será nunca cómoda mayoría: implican mucho valor e inteligencia —de lo que no nos falta en Cuba—, votar sí.

Esta entrada fue publicada en Política, Social y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .