#Cuba, ese gran ajiaco

Dice un popular refrán que “el amor entra por la cocina”, y en el caso de Cuba, cuando se trata de un buen ajiaco, congrí, tamal o cerdo asado, esa pasión resulta irresistible.

Debido a los elementos étnicos y de identidad nacional que convergen en la cocina cubana, la Comisión para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial la declaró Patrimonio Cultural de la nación.

La presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Gladys Collazo, explicó que la cocina en Cuba es el resultado del proceso de transculturación que se dio en el país y en el que interviene la herencia cultural aborigen, hispana, africana, francesa, franco-haitiana, china y estadounidense, fundamentalmente.

“Las maneras de elaborar y consumir los alimentos, la variedad de ingredientes y platos, las relaciones y prácticas sociales vinculadas que se fueron estableciendo en el transcurso de los procesos que le dieron origen a la nacionalidad cubana, dieron también como resultado una cocina cualitativamente nueva, diferente de todas sus fuentes originarias”, añadió Collazo.

A propósito de este acontecimiento, Cubahora convocó a sus lectores para participar en una encuesta donde cada uno seleccionaría el plato de la cocina cubana de su preferencia.

El cerdo asado ocupó el lugar de preferencia de los usuarios con 128 votos. Esta carne es muy valorada en la mesa del cubano, tanto para festejos especiales, como para el diario menú. Internacionalmente, es menos apreciada que la del vacuno y las aves, pues resulta grasienta y difícil de asimilar al digerirla. En muchas partes de Cuba, el cerdo es el plato principal del 31 de diciembre.

La carne de cerdo debe cocinarse bien, pues puede trasmitir enfermedades y no se debe utilizar mucho su grasa (Foto: Recetas Cubanas)

En segundo lugar, los lectores de Cubahora prefieren el tamal en cazuela o en hojas (70 votos). El nombre de tamal proviene del nahua tamalli, que significa envuelto. En Cuba este es un manjar emblemático.

Para prepararlo se debe tener lista la masa condimentada de maíz tierno molido o rallado, con o sin carne, moldeada y envuelta en hojas de la mazorca de maíz o plátano y hervida. En nuestro país, gusta mucho acompañar al tamal de un mojo de cebollas y salsa de tomate.

En muchos países de latinoamericana el tamal recibe el nombre de ayaca o tayuyo (Foto: Recetas Cubanas)

Por su parte el ajiaco criollo fue la primera opción de 30 usuarios. El ajiaco es elaborado con variados alimentos sólidos muy saludables como legumbres, especias y tubérculos; todo picado en trozos con añadido opcional de carnes como la de pollo, fundamentalmente, o de otros tipos.

Nuestro ajiaco criollo es preparado con maíz tierno, malanga blanca, calabaza, ñame, plátanos verdes y maduros, yuca y boniato blanco o amarillo. Se aliña con ají, cebolla, ajo y sal. También se le puede añadir cualquier tipo de carne.

La ropa vieja, también un plato típico de nuestra cocina, fue elegido por 19 lectores. Este es un plato sencillo y a la vez muy rico, a pesar de que el mayor tiempo empleado para preparar el manjar es dedicado a desmenuzar bien la carne.

Una parte importante de la ropa vieja es la salsa. Por lo general, lleva cebolla, ajo, comino, orégano, vino seco y puré de tomate. Se le puede añadir vino tinto al gusto.

Existe una variedad de la ropa vieja cubana que es conocida como ropa vieja habanera. Se diferencian porque esta no incluye tomate y destaca el empleo de ajíes dulce (Foto: Recetas Cubanas)

Siguiendo de cerca a la ropa vieja se encuentra el congrí (18 votos) que en muchas ocasiones en la cocina cubana es utilizado para acompañar al cerdo asado en las comidas de fin de año. Este plato no es más que la aceptación de un plato elaborado por los esclavos de los franceses: conformado por una clase de fríjol que llamaban congo y de ritz, que quiere decir arroz.

Para su elaboración algunos ingredientes principales son: frijoles colorados, ají, cebolla, ajo, masa de cerdo, arroz, orégano y comino.

Esta forma tradicional de cocinar arroz con frijoles es tradición en países como Haití, Puerto Rico, Santo Domingo y Bahamas (Foto: Recetas Cubanas)

Los dulces en almíbar cuentan con 11 votos en la encuesta de Cubahora. Dentro de estos dulces destacan los buñuelos de yuca y malanga y el boniatillo.

El buñuelo es un plato de la década del 40, originario de Santiago de Cuba y su base la constituyen dos tubérculos: la yuca y la malanga. Mientras, el boniatillo es un postre con un alto valor nutricional, debido a que un boniato mediano hervido equivale aproximadamente a la energía contenida en una taza de arroz cocinado.

La forma tradicional de servir el buñuelo es poniendo la masa en forma de 8 y espolvoreando azúcar por encima (Foto: Radio Ciudad del Mar)

El aliñao, que obtuvo 6 votos en la encuesta, es un licor típico de la región oriental de Cuba, preparado a partir de frutas en almíbar y aguardiente de caña. Alrededor de esta bebida existen varias creencias.

Por ejemplo, se dice que su preparación debe ser durante los meses de embarazo de la futura mamá y no se consume hasta que no nazca el bebé. También se dice que la botella se vuelve a cerrar hasta el cumpleaños número 15 del niño o niña.

Las frutas principales para el aliñao son: el mango, la piña, la cereza, la fruta bomba otras que tengan la cualidad de mantenerse en buen estado por un largo período (Foto: Mirada Cubana)

El pru oriental y el casabe obtuvieron la misma cantidad de votos (3). El pru oriental es una bebida exótica cubana que surge a partir de la raíz extraída de la planta denominada Bejuco Ubí. También lleva jengibre, canela en rama y azúcar.

Esta bebida es conocida además por sus propiedades afrodisíacas (Foto: Recetas Cubanas)

Por su parte, el casabe se obtiene a partir de la yuca. Nuestros habitantes originarios utilizaban el jugo de la raíz de la yuca y sobre el burén lograban una torta a la que llamaban casabe. Los conquistadores la introdujeron en la dieta, a pesar de llamarle “aserrín de tabla”, por su sabor insípido. En la actualidad este plato aun se consume, sobre todo, en el Oriente del país.

Burén designa a la plancha o disco, generalmente de barro cocido, en que se hornea el casabe, el pan de yuca de nuestros aborígenes

Y usted, ¿qué plato de la cocina cubana prefiere?

Fuente

Esta entrada fue publicada en Cultura, Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.