#Cuba Mostrar lo cubano como sello identitario de nuestro Turismo

Hacia la calidad en los servicios tiene que estar enfocado en lo fundamental el desempeño del turismo en el país, insistió en la mañana de este viernes el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al intervenir en la reunión de balance anual de este sector, considerado motor de la economía nacional.

El 2019 fue un año brutal en materia de sanciones –recordó- donde la actitud del Gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba superó, en materia de amenazas, injerencia y medidas aplicadas para asfixiar nuestra economía, lo que han hecho en cualquier momento de la historia del país.

No obstante –reflexionó- no nos podemos detener en los visitantes que no llegan porque lo han prohibido, tenemos que ver cómo trabajamos de una manera mejor con los que sí vienen para que se sientan mejor y eso se convierta en un puente que estemos fortaleciendo en medio de tan compleja situación.

Subrayó que si bien es cierto que no se cumplió el plan previsto, haber alcanzado más de cuatro millones de visitantes, en medio de un escenario de bloqueo y amenaza, es una victoria y un mérito que tiene el sistema de turismo en nuestro país.

De ahí su énfasis en que seamos capaces de desarrollar una oferta con trato amable y profesional, que encante y logre propiciar una estancia de bienestar al turista. Y para ello –consideró- tiene que haber mucha creatividad y detalle, mostrando lo cubano como un sello identitario de nuestro turismo.

Unido a ello se deben propiciar todos los encadenamientos posibles con la industria nacional y otros ámbitos que pueden apoyar y de hecho ya apoyan el turismo. Necesitamos más preparación, más capacitación, más sensibilidad y compromiso, más exigencia y control, y una gestión empresarial que sea muy eficiente, subrayó.

El escenario del presente año también puede ser complejo, difícil, retador… y es un escenario que tenemos que superar, señaló. No nos podemos detener ni doblegar, tenemos que seguir avanzando, con la convicción de que nadie nos va a detener, y esa tiene que ser la respuesta del turismo, reiteró.

Al realizar las conclusiones del encuentro, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, destacó el meritorio trabajo que se ha realizado con el mercado interno, realidad que demuestra las potencialidades de todo cuanto se puede hacer en este sentido.

Asimismo, valoró la importancia de continuar identificando nuevos países y mercados, y recuperar algunos que se han perdido, lo cual requiere “de un arduo y constante trabajo en el sector”.

Como aspectos prioritarios consideró también avanzar más en el comercio electrónico y la automatización de sistemas y servicios; defender a ultranza la calidad; crear constantemente nuevas ofertas que generen más opciones; aprovechar todas las reservas de que se dispone para seguir defendiendo los ingresos; continuar dando prioridad a los procesos inversionistas; así como pensar en las posibilidades de encadenamientos productivos desde el mismo momento en que se inicie un proyecto de desarrollo.

Donde la cultura del detalle marca una diferencia

A hacer propuestas que permitan enriquecer las proyecciones del futuro inmediato, analizar, reflexionar y debatir con objetividad sobre deficiencias y retos fue la convocatoria hecha por el ministro de Turismo, Juan Carlos García Granda, durante el balance del trabajo del sector en el 2019.

Según el informe presentado, si bien no resultó posible cumplir con el plan previsto de visitantes, la cifra alcanzada de 4 millones 275 mil 561 al cierre del 2019 evidencia que el destino Cuba continúa siendo atractivo en diversas partes del mundo. Por mercados se destacó que Canadá se mantuvo como el principal emisor, en tanto Rusia fue el de mejor desempeño al posicionarse en la cuarta nación con mayor volumen de visitantes.

Entre las casi tres mil habitaciones de alojamiento turístico que se pusieron en explotación en el pasado calendario sobresalen los hoteles Prado y Malecón, Internacional de Varadero, Kempinski y Muthu en Cayo Guillermo.

Conscientes de que es la cultura del detalle uno de los principales factores para incrementar la calidad de los servicios, varias de las intervenciones suscitadas en el balance coincidieron en el papel que para lograrlo corresponde a los trabadores y a los directivos de las instituciones, quienes tienen que convertirse en líderes y mostrarles a los clientes lo mejor que tiene la Mayor de las Antillas, brindarles el mejor trato, la mejor sonrisa.

Nuestros problemas tienen que quedarse fuera para que no afecten el trabajo y mucho menos la calidad de los servicios que se oferten, se coincidió en más de una intervención.

Muy vinculado a esos temas, Yeny Tamayo, directora de cuadros del Ministerio de Turismo, destacó la importancia y complejidad de dicha actividad, en la cual todavía el sector tiene que esforzarse más. De manera particular resaltó la necesidad de aumentar el trabajo con los jóvenes; “hay que identificarlos, orientarlos, asesorarlos, prepararlos, darles la oportunidad de que tomen decisiones” y poco a poco propiciar que ocupen responsabilidades en diferentes niveles que permitan ir probando sus capacidades, solo así lograremos tener más jóvenes en cargos de dirección.

Sobre maneras de hacer diferentes se debatió ampliamente también durante el balance, motivados por la intervención de Bárbara Cruz Rodríguez, directora general de Mercadotecnia en el Ministerio, quien consideró que desde el sector se debe ser más ágil para proponer ofertas; buscar maneras para plantear constantes soluciones ante momentos de crisis; y ampliar las acciones de promoción.

Las reflexiones estuvieron enfocadas también hacia la necesidad de procurar en el sector una mentalidad innovadora, capaz de propiciar servicios más amplios y de mayor calidad, como también una mayor gestión de ingresos; variar e incrementar los horarios de venta y de ofertas, pues en muchas ocasiones no tienen servicios nocturnos y los clientes los demandan; así como rescatar valores y tradiciones que distinguen la gastronomía nacional.

De igual manera, se insistió en la importancia que reviste lograr encadenamientos con la industria y los productores; aprovechar en toda su dimensión los estudios de factibilidad y de mercado; potenciar el desarrollo del comercio electrónico como herramienta para la comercialización; hacer una adecuada distribución en materia de inversiones y mantenimientos; así como consolidar cada vez más los vínculos con el sector no estatal asociado a la actividad fundamental del Ministerio.

Iniciamos un tenso año 2020 –destacó el titular Juan Carlos García Granda- pero más que planificar sobre la base de las insuficiencias del 2019, el plan del presente calendario está confeccionado en base a las potencialidades del sector, donde buscar para nuestros clientes lo mejor de una nación tan valiosa como esta tiene que ser un reto constante.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .