#Cuba El circo cubano “víctima del bloqueo”

El circo en Cuba, distinguido, colorido y con orígenes entre humildes y espectaculares, suele sufrir “el bloqueo yanqui” pero cumple giras que incluso lo llevaron a actuar ante el Papa Francisco.

El circo es considerado entre los cubanos como un arte con gran atractivo en tanto que los especialistas destacan su importancia internacional.

Un Festival Internacional de Circo Pista Joven en La Habana en marzo es un momento esencial para presentar a los jóvenes que eligieron alguna de las especialidades del circo.

La Escuela Nacional de Circo, perteneciente al Centro Nacional de Escuelas de Arte (Cneart), ambas entidades estatales, anunció que el festival “produce” a los artistas que ingresan en el Circo Nacional de Cuba, también administrado por el estado.

Probablemente por ello “el proceso de formación de un artista circense tampoco escapa a los métodos del Gobierno de Estados Unidos contra nuestro país”, subrayó un reciente artículo de la prensa local.

Agregó que “resulta muy costoso para Cuba obtener la base material de estudio para los artistas de circo”.

El reportaje divulgó que “hace poco compramos en China una cama elástica que nos costó 20.000 dólares. Si la pudiéramos comprar en Estados Unidos nos hubiera costado 7.000.” Otros aparatos corren la misma suerte financiera aunque sean “necesarios para desarrollar a un buen artista de circo” y aún así, “los nuestros son de los mejores en América Latina”, según un directivo de la Escuela Nacional de Circo.

Los artistas cubanos del género desarrollan largas giras internacionales.

Una de las presentaciones más recordadas ocurrió en enero de 2019 cuando viajaron al Vaticano para una actuación ante el Papa Francisco.

Una satisfacción que obtuvieron fue cuando el Pontífice les animó a seguir “ofreciendo belleza a todo el mundo” con bailes y acrobacias.

La “troupe” cubana se ha presentado a través de los años en Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Portugal, Francia, Suiza, Inglaterra, México, Corea, España, Italia, Colombia, República Dominicana, Martinica, Guyana, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Canadá, Holanda, China, Mongolia, Rusia, Hungría, Polonia y Bulgaria, entre otros. En 2018 recibió el Premio Orgullo Italiano en la categoría de espectáculo innovador del año.

El circo cubano actual se formó de circos pequeños y trashumantes que antes de 1959 se movían por localidades de la isla, entre ellos el Circo Morales y el Montalvo que “armaban” sus carpas en cualquier poblado.

También existieron dos grandes nombres, el Santosy Artíga y el Pubillones, que tampoco tenían lugar fijo para actuar.

Los que aún existían al triunfar la revolución socialista el 1ro de enero de 1959 fueron “nacionalizados” y se fundieron entre sí en el Circo Nacional.

Un momento especial para el arte circense fue cuando el estadounidense Ringling Brothers se presentó en el invierno de 1951-52. Tras estallar el conflicto entre Cuba y Estados Unidos, el espectacular circo nunca regresó a la isla.

El 21 de mayo de 2017 el Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus dio su última función asediado por defensores de animales, en especial de los elefantes, y abrumado por deudas, altos costos y poca asistencia.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .