#Cuba …Vivo ya para siempre

Una noche, poco tiempo antes de su muerte, José Antonio Echeverría estuvo en casa de Carilda Oliver Labra por mediación de un pariente cercano a la poetisa que tenía vínculos con el Directorio Revolucionario.

Fue apenas un breve contacto, reconocería ella años más tarde, pero aquella vivencia fugaz dio origen a un poema épico que plasma la impresión dejada en Carilda por aquel joven caído al servicio de la Patria, la mejor de las causas.

Como ya era por entonces un líder estudiantil muy conocido en Cuba, la autora de Al Sur de mi garganta estuvo pendiente de cada palabra, cada frase y cada uno de sus gestos durante el fugaz encuentro.

Haberlo conocido fue para ella una bonita experiencia, uno de los más importantes privilegios que atesoró en su larga vida, según sus propias palabras. «No vi en él la menor señal de vanidad, me pareció un joven generoso, valiente y alegre, dispuesto a todo por la Revolución y que al parecer ya era consciente de su infortunio».

Con el paso del tiempo supo con mayor claridad que había tenido el placer de conocer a uno de los revolucionarios más destacados de su tiempo. «Bastaba un solo golpe de vista para descubrir su entereza, creo que por eso despertaba tanta admiración; símbolo de la abnegación y del sacrificio, como años más tarde diría el propio Fidel ».

El joven que por su hidalguía y altruismo impresionó a Carilda Oliver Labra en su casa de la calzada de Tirry, donde luego la poetisa escribiría el poema que recrimina a los cobardes y alcanza a decir que José Antonio Echeverría viviría ya para siempre.

Sangre que está moviendo todavía / su cortada paloma / por nuestro cielo como un signo. /Sangre con la centella,
con todos los silencios / que asume la muerte cuando es bárbara /y no mata. /Sangre en este pan que nos comemos. /¿Dónde te pongo así para que crezcas, /sobrio clavel; /donde te siembro /para que vuelvas a nacer como fortuna /de la patria? /Aún tienes esa fuerza, /ese bendito rayo, /ese perfume de los hombres; /ese tu amor, tu amor, que no se acaba. /¿Dónde te entierro, /dime, /dónde fundo /tu corazón para que dure? /¿Dónde te pongo así /para que vuelvas otra vez como verano, /como raíz /que no se pudre, /alta, /rebelde, /fiel, /multiplicada? /¿Dónde te pongo, ángel, /fiera, /a quien le dieron nombre de manzana, y a gobierna más que el paraíso /entre estudiantes y proclamas? Serás el viento que arrulla entre las hierbas /y rebeliones armas, /serás esa presencia de la aurora /cuando la noche parece más sórdida y más larga, / serás ese misterio de la vida /saliendo en la palabra; /serás el cáliz, /la multitud que ejerce la justicia, ese muchacho /enternecido, augusto, que la muerte ha mandado a su pizarra. /Te conocí la entrega / a una misión de luces /misteriosa; te conocí el oficio de eternidad /debajo de los parpados, /la sombra donde te germinaban sueños y tareas. /En esa boca no hubo despedida /sino arenga, /esos ojos no se cerraron nunca /sino que miran para adentro /donde estás preparando barricadas. Vuelves /armado de tu lápiz,/haces tu posta en los amaneceres/subiendo como un sol La Escalinata:/¡que no te asesinaron nunca,/que no puedencontigo los cobardes,/que no te han hecho nada!/porque nadie ha sabido detener el alba;/y regresas cantando/de nuevo hacia la lucha,
/y animas los fusiles en la sierra,/poderoso, /absoluto,/vivo ya para siempre,/en una carcajada de combate/que se deshace en balas.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .