Vietnam y Ho Chi Minh en la visión de Martí y de Fidel

Vietnam y Ho Chi Minh en la visión de Martí y de Fidel

Quizás la primera referencia que llegara a algunos cubanos, sobre Vietnam, fue a través de La Edad de Oro, cuando José Martí describe Un paseo por la tierra de los anamitas, en el que cuenta sobre el Vietnam del siglo XIX, trabajador y heroico frente a la dominación colonial.

“(…) También, y tanto como los más bravos, pelearon, y volverán a pelear, los pobres anamitas, los que viven de pescado y arroz y se visten de seda, allá lejos, en Asia, por la orilla del mar, debajo de China (…)”

Habla Martí de la heroica resistencia del pueblo vietnamita:

(…) y cuando los franceses nos han venido a quitar nuestro Hanoi, nuestro Hue, nuestras ciudades de palacios de madera, nuestros puertos llenos de casas de bambú y de barcos de junco, nuestros almacenes de pescado y arroz, todavía, con estos ojos de almendra, hemos sabido morir, miles sobre miles, para cerrarles el camino. Ahora son nuestros amos; pero mañana ¡quién sabe!.

En el cuarto número de la revista para niños, La Edad de Oro, en octubre de 1889, aparece el artículo, “Un paseo por la tierra de los anamitas”, Martí habla de la resistencia del pueblo vietnamita, un año antes del nacimiento del líder de la independencia de esa nación, Nguyen Sinh Cung, o Nguyen Tat Thanh, después conocido en la historia como Ho Chi Minh, que significa, El que ilumina.

La historia enlazaría a los pueblos de Vietnam y Cuba a través de una fecha, 19 de mayo, caída en combate del Héroe Nacional cubano, en 1895, y el nacimiento, cinco años antes, de Ho Chi Minh.

Vietnam y Ho Chi Minh en la visión de Martí y de Fidel

Las relaciones entre Cuba y Vietnam están marcadas desde entonces, y reforzadas por las luchas del líder vietnamita y de Fidel, en la construcción del socialismo.

“Nuestras dos revoluciones, una en el Sudeste Asiático y la otra en América Latina, constituyen dos acontecimientos de importancia histórica; una enorme contribución a la causa del movimiento revolucionario internacional”.

En 1945, Ho Chi Minh lee la Declaración de Independencia en la Plaza Ba Dinh.

En 1945, Ho Chi Minh lee la Declaración de Independencia en la Plaza Ba Dinh.

“Desde hace más de ochenta años la banda de colonialistas franceses, bajo los tres colores que simbolizan la libertad, la igualdad y la fraternidad, ha ocupado nuestro territorio y oprimido nuestro pueblo (…) Los franceses no nos han dado ninguna libertad política, han instituido una legislación bárbara, han creado más prisiones que escuelas, han ahogado en sangre todas nuestras revueltas, han pisoteado la opinión y utilizado la sangre y el alcohol para embrutecer a nuestro pueblo”.

A finales de 1946 comienza la Guerra de Indochina, que finaliza luego de ocho años, con la derrota de las tropas coloniales francesas en la decisiva batalla de Dien Bien Phu, en 1954; sin embargo, no está completa la victoria.

El pueblo se dispone a reconstruir el país, la República Democrática de Vietnam; pero la Conferencia de Ginebra sobre Indochina, aprueba la división de Vietnam, a la altura del Paralelo 17.

En 1955 comienza la Guerra de Vietnam, llamada también Segunda Guerra de Indochina, en la que se enfrentan Vietnam del Sur, apoyado por Estados Unidos y otros países satélites, contra Vietnam del Norte.

Vietnam y Ho Chi Minh en la visión de Martí y de Fidel

En el acto por el Primero de mayo de 1965, en La Habana, Fidel condena la agresión imperialista.

“¡Es necesario en algún lugar, cortarles las manos a los imperialistas, en Vietnam o donde sea!

“En Vietnam están llevando a cabo la política que nosotros denunciamos (…), crear condiciones para internacionalizar la guerra de Vietnam y aplastar el movimiento de liberación. Sus ataques al Norte tienen el propósito de amedrentar, de intimidar; amagan con atacar tal o cual país (…), bombardear el Sur con cientos de aviones, lanzar sus gases tóxicos, sus bombas inflamables, y aplastar el movimiento revolucionario en el Sur.

En dos palabras, creemos que en algún lugar hay que cortarles las manos a los imperialistas, hay que partirles la «siquitrilla» a los imperialistas en algún lugar, afrontando los riesgos, y que el imperialismo sepa que estamos dispuestos a afrontar los riesgos.

En los días más duros de aquella lucha, Fidel ofrece la solidaridad del pueblo cubano, y el dos de enero de 1966, en la celebración del VII Aniversario de la Revolución, ante unos quinientos mil cubanos y ante los representantes de las delegaciones de países de Asia, África y América Latina que asistían a la primera Conferencia Tricontinental, entonces organizada por Cuba, el Comandante en Jefe ratifica, “por Vietnam estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre”.

Vietnam y Ho Chi Minh en la visión de Martí y de Fidel

En septiembre de 1973, todavía en medio de la guerra contra las fuerzas yanquis que ocupan el Sur de Vietnam, el Comandante en Jefe Fidel Castro, es el primer Jefe de Estado que visita Quang Tri, la zona liberada.

No tuve el privilegio de conocer a Ho Chi Minh, el legendario creador de la República Socialista de Vietnam, el país de los anamitas, el pueblo del que tan elogiosamente habló nuestro Héroe Nacional José Martí en el año 1889 en su revista infantil La Edad de Oro.

Durante aquella visita de 1973, Fidel reconoce el valor y el ejemplo de Vietnam para el mundo.

“Vietnam le ha demostrado definitivamente al mundo, y a todos los revolucionarios, y a todos los pueblos que se enfrentan al imperialismo, cómo ni siquiera con la técnica más moderna, con los ejércitos más numerosos y más poderosos, ni siquiera con una coalición de ejércitos, bien armado, como el que ha organizado Estados Unidos en Vietnam, es posible aplastar el movimiento revolucionario guerrillero, apoyado en el pueblo.

“No creo de que nadie dude, hoy día, de que el ejército de Estados Unidos ha fracasado en su guerra contra el pueblo heroico de Vietnam; y creemos que ese es uno de los más grandes servicios que el pueblo de Vietnam le ha brindado al mundo”.

En la Reflexión, del 14 de febrero de 2008, Fidel recuerda la primera visita a Vietnam.

Fidel Castro visitaría la Patria de Ho Chi Minh en otras dos ocasiones, en 1995, y en el año 2003, para ratificarle la gratitud al pueblo de Vietnam.

“Les damos las gracias, y lo hacemos de corazón, porque sentimos por los vietnamitas, una especial admiración y un especial cariño”.

Ho Chi Minh

El 2 de septiembre de 1969, muere en Hanoi, Ho Chi Minh. Después de la victoria de 1975, Saigón fue llamada Ciudad Ho Chi Minh, en honor al líder del pueblo vietnamita, el alma de la revolución y de la lucha por la independencia.

Si su conexión es lenta puede escuchar aqui el reporte radial.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Política, Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.