¿Quién entiende a Donald Trump

¿Quién entiende a Donald Trump?

La mayoría de las encuestas realizadas hasta la fecha muestran el quiebre de la imagen del gobernante norteamericano de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Casi sin tiempo para asimilar las noticias que se suceden en un país habituado al caos mediático y al más estrafalario protagonismo, el mundo volvió a dirigir su atención hacia los Estados Unidos de América (EE.UU.). Esta vez se trató de una situación sin precedentes dentro del Departamento de Justicia de dicha nación, pues mientras el fiscal general William Barr anunciaba la renuncia de Geoffrey Berman como fiscal general del distrito de Manhattan —el mayor rango dentro del sistema judicial estadounidense— este desmentía la afirmación y se aseguraba en el puesto.

Si bien Berman terminó por aceptar lo que se convirtió en un despido ordenado por Washington, la prensa no lo dejó pasar por alto. Sobre todo, porque desde su designación en 2018 se había dedicado a establecer procesos judiciales por presunta corrupción contra figuras cercanas al presidente Donald Trump .

Lo ocurrido llegó para alentar a los que han criticado a Barr por politizar las decisiones de su cargo a favor de Trump. Todo eso, en un contexto matizado por el libro recientemente publicado por el exasesor de Seguridad Nacional, Jonh Bolton , donde se atestigua que el mandatario norteamericano presionó a la oficina de Berman para detener una investigación sobre el banco turco Halbank, en un intento de lograr acercarse al líder Recep Tayyip Erdogan .

Así, el actual dignatario recuerda por enésima ocasión que, al menos en su gobierno, desconoce ley y orden más allá de la suya propia y le resta credibilidad a una administración de por sí desacreditada. Sin embargo, lo más preocupante para el equipo encargado de la campaña electoral del republicano resulta la erosión que ha sufrido su imagen a cinco meses de llevarse a cabo las elecciones presidenciales.

De acuerdo con un sondeo realizado el pasado 17 de junio por la agencia de noticias Reuters en conjunto con Ipsos, el candidato demócrata Joe Biden contaba con 13 puntos porcentuales de ventaja, la mayor registrada. Asimismo, el estudio reveló que el 57% de los encuestados desaprobaba la labor de Trump y el 38% la daba por buena. Cifras acordes con las divulgadas por propios medios de E.E.U.U.

Según un artículo publicado por el The New York Times en su versión de habla hispana, los asesores le habían aconsejado al magnate inmobiliario aplacar los contenidos incendiarios en público y en redes sociales, pero recibieron una respuesta negativa. Encima, el inquilino de la Casa Blanca ha tenido que lidiar con la crisis sanitaria causada por la COVID-19, los problemas económicos devenidos ante tal complejo escenario nacional e internacional y con las manifestaciones provocadas por el asesinato del afroamericano George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

Estados Unidos entró en recesión económica desde febrero como consecuencia de la crisis sanitaria mundial. (eldiario.es).

Con una actitud irreverente e incomprensible, su gestión para controlar la propagación del nuevo coronavirus ha dejado mucho que desear. E.E.U.U se mantiene en el epicentro de la pandemia y acumula hasta el momento un aproximado de 2 millones 504 mil contagiados por la enfermedad. También encabeza la lista de las economías más afectadas con despidos masivos, cierre de empresas e insuficiente ayuda financiera por parte del Estado. La firma de inversión Pacific Investment Management Company, con sede en Newport Beach, California, prevé una contracción de hasta un cinco por ciento de la maquinaria productiva, pese a las desenfadadas alocuciones del ejecutivo estadounidense con relación al tema.

Las protestas a favor de la igualdad étnica e inclusión social, además de poner al descubierto una de las grandes e históricas problemáticas de EE.UU., cuestiona a un personaje con reconocido discurso conservador, xenófobo y racista que apenas ha condenado lo ocurrido y prefiere esconderse en un búnker a dar la cara e impulsar acciones capaces de revertir la realidad imperante.

Por eso ningún analista medianamente enterado y coherente mostró sorpresa por la exigua asistencia que tuvo el reciente mitin organizado en Tusla, Oklahoma. El autosabotaje político ha comenzado a tener su repercusión, y pese a que el gerente de campaña, Brad Pascale, tildó a algunos medios de comunicación de “mentirosos” y los culpó por insistir al público en los riesgos existentes en la aglomeración de personas por la COVID, se aprecia el descontento social.

Varios funcionarios de la Casa Blanca han calificado el mitin de Tusla como un desastroso error no forzado. (Doug Mills/The New York Times).

Trump cuenta en derrotas los intentos de “agradar” a los votantes. El fallo de la Corte Suprema para impedir el cierre de un programa que protege alrededor de 700 000 jóvenes indocumentados se antoja otro revés de una dirección gubernamental caprichosa y desentendida de las verdaderas necesidades. Su incomprensible actuar en año electoral desconcierta a simpatizantes y detractores, quienes comienzan a poner en entredicho el interés del multimillonario para el próximo mandato.

La estrategia basada en ganar rating al más puro estilo de los reality shows pudiera llevarle a un punto irreversible de abandono. Aun cuando cuenta con margen para recuperarse y lanzarse a la ofensiva, parece poco probable que logre recular la prepotencia que lo ha caracterizado. De todas formas —pensará— para hacerse con los hilos de EE.UU. se puede prescindir del apoyo popular. Él bien lo sabe.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.