Tiendas MLC en #Cuba: de nuevas y viejas experiencias

https://www.cubahora.cu/uploads/imagen/2020/07/20/tiendas-mlc.jpg

Como parte de la estrategia económico-social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial provocada por la pandemia de la COVID-19, el gobierno cubano habilitó 72 tiendas en moneda libremente convertible para la venta minorista de alimentos, productos de aseo y ferretería en una primera etapa.

En una segunda etapa, prevista a partir del mes de agosto, se planea incorporar otro grupo de tiendas, y más diversidad de productos como confecciones y calzado, tejido y sedería, y útiles del hogar; anunció el presidente de Cimex, Héctor Oroza Busutil.

Ante la situación económica actual que vive Cuba, arreciada por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, se hace necesario buscar nuevas vías de obtención de divisas para financiar gastos sociales y potenciar el desarrollo. La nueva decisión incluye unidades de Tiendas Caribe y de la Corporación Cimex.

Para conocer sus opiniones y experiencias al respecto, Cubahora convocó a sus lectores al foro ¿Cómo ha sido tu experiencia de compras en las nuevas tiendas en MLC?

En la mayoría de los comentarios, los foristas hicieron referencia a que la totalidad de los ciudadanos cubanos no tiene acceso a este tipo de monedas, aun cuando muchas personas reciban remesas del exterior.

Alian, por ejemplo, coincide en que “son tiendas que no están al alcance de la clase trabajadora de nuestro país, pero también en que son un incentivo para captar las divisas frescas que necesita nuestro país para las compras de insumos, mercancías, incluyendo los productos de primera necesidad para las tiendas en CUP o CUC, creo que es momentos de unirnos y confiar en la dirección del país”.

Por su parte, Lissette Ftes opina que toda medida que se implementa favorece a unos y a otros y para ella este caso no es la excepción. “Nunca podemos tenerlo todo, ni todo nos va a servir. Cuando el dólar se despenalizó había personas que adquieron de todo porque tenían los recursos, cuando se pudieron vender casas hubo y hay personas que los pueden adquirir, cuando los cubanos pudimos hospedarnos hubo quienes alquilaron la suite, desde que dieron la oportunidad de viajar muchos viajan, sin embargo, cuántos no podemos comprarnos una casa, ni hospedarnos en un hotel de mala muerte y mucho menos viajar, es lo mismo. Quienes puedan que compren y así ese dinero ayuda a la economía del país, de todas maneras las mismas cosas se las compramos a quienes viajan y pueden traerlas”, sentenció.

A su vez, Illarreta hizo referencia a una de las medidas adoptadas en los años 90 para rebasar el llamado período especial, la despenalización del dólar. “Nuestro comandante explicó en aquel momento, que esta medida no sería para todos favorables, por el acceso que iban a tener unos a la divisas más que a otros, pero que a la larga el beneficio sería para todos”, rememoró.

Creo que ahora estamos en el mismo momento, lo que en una modalidad más moderna pero sigue en su esencia siendo igual. Por eso pienso que la idea es buena, porque aunque sea para menos población en general, es una oferta más que tienen las personas y un mercado al que pueden acceder y que se une a los ya establecidos.

Otra de las preocupaciones planteadas por Illarreta estuvo relacionada con el desabastecimiento en las tiendas de CUC. “Los equipos electrodomésticos casi están en extinción, y temo que si haya, por tomar un ejemplo, poco pollo, la balanza se incline para la MLC”, añadió.

Asimismo, llamó la atención de evitar que se generen revendedores, ni coleros y con ellos un mercado negro alrededor de estas nuevas tiendas. “Aunque no creo que se deba normar la venta de productos, tampoco debe permitirse que una persona compre por ejemplo 30 paquetes de detergentes, porque se sabe que para su consumo no va ser. Entonces ni alcanza para el que tiene dólares”, finalizó.

De acuerdo con el Ministro de Economía y Planificación Alejandro Gil, el objetivo de esta medida es mantener ofertas en las tiendas en CUP y CUC. “No es que los productos en MLC los quitemos de otros mercados. Eso no es ni será Cuba. Se trata de respaldar ofertas para un segmento de mercado que puede pagar en divisas. En el actual escenario, no podemos tomar recursos del país para importar alimentos de gama alta y venderlos en CUC. Por tanto, los utilizamos para adquirir mercancías de la línea económica y ofertarlas en las tiendas en MLC”, añadió.

https://www.cubahora.cu/uploads/imagen/2020/07/16/7-segmenar-divisas.png

Fuente

Esta entrada fue publicada en Economía, Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .