#Cuba ¿Fue #Fidel un joven revoltoso?

La genialidad de Fidel en Palma Soriano › Cuba › Granma - Órgano oficial  del PCCPor Israel Valdés Rodríguez

En el mes de septiembre de 1949, el joven Fidel Castro Ruz, inicia el último año de carrera de Derecho en la Universidad de La Habana. Inexplicablemente se entera por la radio, el 15 de septiembre que estaba siendo acusado por el esbirro Rolando Mansferrer por el delito de Desorden Público.

De esta manera Fidel se ve obligado comparecer ante el juez del juzgado de instrucción, Sección Segunda de La Habana hecho que ocurre el 19 de septiembre. En dicha instancia hace constar que el día de los hechos que se le imputaban se encontraba en su casa por haberle nacido en esos días su hijo Fidelito. Argumentó como elemento probatorio que ese mismo día había recibido un su casa, en horas de la noche, los compañeros Alfredo Esquivel y Osvaldo Soto, destruyendo con ello la patraña orquestada por el señor Mansferrer.

En aquel entonces, el estudiante de solamente 23 años de edad ya era objeto de persecución constante por elementos al servicio del gobierno tiránico, que ya calificaban al joven estudiante de revoltoso, aunque esa afirmación tenía ciertos matices de verdad. Veamos.

Fidel había ingresado en la Universidad de La Habana en septiembre de 1945, donde estudió las carreras de Derecho, y de Ciencias Sociales y Derecho Diplomático. Allí se vinculó de inmediato a las luchas políticas en el seno del estudiantado universitario y ocupó diferentes cargos en la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). Organizó y participó en innumerables actos de protesta y denuncia contra la situación política y social del país.

Entre julio y septiembre de 1947, cuando cursaba el tercer año, se enroló en el contingente expedicionario organizado para luchar contra el régimen del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Precisamente, durante los preparativos de esa expedición Fidel conoció personalmente a Mansferrer y aquí pudo constatar la catadura moral de ese siniestro personaje, quién durante la tiranía batistiana creó una organización al estilo escuadrón de la muerte y que el mismo denominó “Los tigres de Mansferrer”.

Fidel viajó en 1948 a Venezuela, Panamá y Colombia como dirigente estudiantil con el fin de organizar un Congreso Latinoamericano de Estudiantes, que debía efectuarse en este último país.

Se encontraba en Bogotá cuando se produjo la rebelión popular provocada por el asesinato del líder colombiano Eliecer Gaitán, en abril de ese año. Se incorpora resueltamente como un soldado más en esa lucha y sobrevivió por puro azar.

En marzo de 1949 encabezó una protesta frente a la misión diplomática de Estado Unidos en La Habana, para expresar la indignación popular ante el irrespeto al Monumento de José Martí en el Parque Central, por parte de marines yanquis.

Si hasta aquí repasamos el aval revolucionario de Fidel, es lógico que las autoridades gubernamentales de aquella etapa lo denominaran revoltoso, aunque preferimos nombrarlo con otros sinónimos: revolucionario, insurrecto, rebelde. En fin, igual a su maestro José Martí. Por eso fue el guía de la Generación del Centenario.

Esta entrada fue publicada en Historia, Política, Social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .