#Cuba 23 de septiembre de 1876, asalto y toma de la población fortificada de las #Tunas

Asalto y toma de la fortaleza de Las Tunas. #CubaMemoria #Cuba | Cuba por  SiemprePor Israel Valdés Rodríguez

Durante la guerra de los 10 diez años, el territorio de Las Tunas fue objeto de confrontación tenaz entre el ejército español y tropas mambisas, ya que mantener esta posición significaba una ventaja estratégica.

Gran parte del aseguramiento logístico de las tropas españolas acantonadas en esta región entraba por los puertos y embarcaderos de Las Tunas, además, las vías de acceso o caminos que conducían a oriente, ya sea hacia Santiago de Cuba; Bayamo, Holguín, y otras poblaciones; o de estos hacia occidente, pasaban por allí. Por esta razón los españoles organizaron y construyeron cuarteles y fortines con fosos y alambradas, creando un eficiente sistema defensivo, siendo considerado una fortaleza inexpugnable.

El 13 de octubre de 1868 se produce el alzamiento de Vicente García al frente de 200 hombres y en una audaz acción, con escaso armamento, entran en la ciudad de Las Tunas, ocupan la Plaza de Armas y mantienen el asedio a la ciudad durante tres días, teniendo que retirarse producto a la superioridad en hombres y armas de las tropas españoles que les hacía frente, los cuales ofrecieron una fuerte resistencia en el interior de la iglesia del pueblo, que estaba fortificada.

El segundo ataque de tropas mambisas a Las Tunas se produjo el 16 de agosto de 1869, pero en esa ocasión los españoles lograron imponerse y rechazar a los insurrectos comandados por el General Manuel de Quesada. Para celebrar ese triunfo, los peninsulares rebautizaron la población con el nombre de Victoria de Las Tunas, por lo cual tomar nuevamente esa posición se convertía en una cuestión de honor para los libertadores.

Siete años más tarde, el 23 de septiembre de 1876, en una hábil operación, las tropas del General  Vicente García lograron apoderarse de esa localidad. Esta ha sido catalogada como una de las más famosas batallas de la Guerra de los Diez Años, que elevó el prestigio y el honor del Ejército Libertador.

En este caso la causa principal de la victoria mambisa se debió a la eficiente actividad de inteligencia dirigida por el General Vicente García.

Los héroes anónimos, Arístides y Aristipo, fueron los agentes que proporcionaron al jefe mambí la suficiente y detallada información sobre el sistema defensivo militar español de Las Tunas que le permitió diseñar el plan para asaltar y tomar dicha ciudad. La información obtenida por estos agentes y enviada al mando mambí fue la clave del éxito. El General Vicente García y su tropa entraron silenciosamente en horas de la madrugada y en un sangriento combate cuerpo a cuerpo, en el cual primaron las armas blancas, sin disparar un tiro, lograron ocupar la fortaleza.

El día 26 de septiembre, antes de abandonar la ciudad, decidieron incendiarla, pues era preferible quemada antes que esclava. Sin dudas fue una trascendental victoria cubana.

Esta entrada fue publicada en Historia, Política, Social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .