Cuba ha roto la barrera del silencio que EE. UU. refuerza contra su comunidad sorda #NoMásBloqueo

Darío Legarreta Lemas siente en carne propia los daños causados por el bloqueo de Estados Unidos a Cuba. Al padecer de sordera, para él es imprescindible el uso de prótesis auditivas en aras de comunicarse con las demás personas.

Ese aditamento Cuba no lo puede adquirir en el mercado mundial, porque alguno de sus componentes se fabrica en EE. UU. y las leyes que amparan esta política genocida castigan a quienes venden productos o tecnologías que contengan al menos un 10 % de materiales o unidades elaboradas por compañías estadounidenses.

«El bloqueo afecta a la comunidad de sordos, principalmente, en la ausencia de aparatos en los centros auditivos. Igualmente por la imposibilidad de adquirir las baterías que utilizan esos aditamentos», aseguró el máster en ciencias en Educación Especial.

Señaló también que cuando esos equipos se rompen tampoco los pueden reparar, porque no existen piezas de repuesto para ellos.

«En nuestros centros auditivos, los mecánicos reparan prótesis a partir de la utilización de piezas de otros equipos defectuosos», relató Legarreta Lemas.

La Ansoc cumplirá 43 años de su creación, y hoy agrupa a 25 881 afiliados en todo el país. Su impacto se revela en ámbitos sociales, tales como la educación, ya que las necesidades educativas de nuestros miembros están garantizadas desde edades tempranas hasta la universidad; en el deporte tenemos diez atletas de alto rendimiento, dos de ellos son mujeres, y todos han traído a la patria 90 medallas de oro, 54 de plata y 35 de bronce, refirió Legarreta Lemus. «Contamos con un amplio movimiento cultural. Las manifestaciones artísticas más comunes son la pantomima, el teatro, la danza, las artes plásticas…

Comentó que un logro significativo es contar con el Centro Nacional de Superación y Desarrollo del Sordo, institución encargada de brindar asesoría metodológica, científica y sociocultural a instructores y a personas con esta limitación física; además, transmite valores lingüísticos a esta comunidad, y ayuda a los directivos de la Ansoc, entre otras tareas.

«Uno de nuestros resultados más importantes es el servicio de interpretación de lenguaje de señas. Somos un país privilegiado en este sentido. Puedo ejemplificarlo con lo ocurrido en este tiempo de pandemia, porque se enfatiza en el autocuidado y en la responsabilidad de no contagiar a los demás. Los intérpretes, desafiando el peligro, se mantuvieron todo el tiempo brindando información a las personas sordas a través de los medios de comunicación. Ellos estuvieron presentes en los noticieros estelares, en la Mesa Redonda, en las conferencias del Minsap y en otros espacios. Hasta la fecha solo hemos tenido un solo enfermo con la COVID-19», expresó.

Añadió que nuestro país es firmante de la Convención de derechos de las personas con discapacidad y se trabaja por cumplir la agenda 2030, que incluye aspectos muy puntuales relacionados con el respeto a la diversidad humana: «Nosotros nos sentimos satisfechos, porque, a pesar de la crueldad del bloqueo, que impide la compra de este dispositivo, el Estado nos los pone a nuestra disposición aún cuando importarlos en mercados lejanos encarezca el producto, que luego nos lo entrega de manera subsidiada. Ninguno de nosotros paga por él lo que realmente cuesta».

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.