Wonder Woman 1984: Las grietas de la armadura

Tomada de Internet

Cuando en el 2017 Patty Jenkins filmó la primera entrega sobre la Mujer Maravilla, recibió ovaciones tanto de la crítica especializada como de millones de entusiastas del género. No solo se cumplía el anhelo de muchos que deseaban una película sobre la superheroína de DC Cómics, además se respetaba en la trama las ideas de su creador, el psicólogo William Moulton Marston. Este argumentaba que la fórmula ideal para revitalizar las historietas era combinar en un solo personaje la fuerza sin límites, el altruismo y la seducción femenina. Ante el fracaso de otros experimentos llevados a la gran pantalla (y me refiero específicamente a “Elektra” y “Catwoman”), la amazona había demostrado con creces su valía mercantil como la figura femenina por excelencia de la Liga de la Justicia. Así que todo estaba listo para la segunda parte, que vio la luz en el pasado 2020.

Bajo el título de “Wonder Woman 1984”, el estreno se fijó para el 15 de diciembre en varios países, después de sufrir retrasos en su proyección debido a la pandemia. A pesar de la crisis profunda que dejó la COVID 19 para las salas de cine, en las que ninguna superproducción logró salir ilesa, se esperaba que esta nueva película se convirtiera en el rescate definitivo. Pero más de un espectador se sintió estafado al terminar las dos horas y media de metraje.

Gal Gadot y Chris Pine. Foto: Fotograma.

Nada parecía avizorar la caída: Patty Jenkins ya se ha ganado su lugar en la gloria por dirigir “Monster” y para esta aventura mostró un reparto de lujo. Gal Gadot repite en el rol principal como Diana Prince y Chris Pine en el de su interés amoroso, mientras que Connie Nielsen y Robin Wright también vuelven a ponerse el traje de amazonas. A todos ellos se suman como los nuevos villanos Kristen Wiig asumiendo la tercera reencarnación de Cheetah, la arqueóloga Bárbara Minerva, y Pedro Pascal  en la piel del ambicioso Maxwell Lord. La nueva superproducción de la DC Cómics, apoyado por un tráiler atractivo, se esperaba fuera el aliciente de miles de espectadores para regresar a los cines, luego del descalabro de “Aves de presa”. Presupuesto millonario, banda sonora de Hans Zimmer y recreación de los fabulosos ’80. ¿Qué podía fallar?

Realmente, existe todo tipo de público. Para aquellos que solo pretendían pasar un buen rato y sumar a los niños a la experiencia, quizás hayan visto cumplida sus expectativas, aunque muchos coinciden que la película se les hizo demasiado larga. Esto último no pasa a menudo en los filmes de superhéroes, donde el ritmo suele volverse frenético. Pero la excesiva duración y lentitud en la historia no fueron los únicos puntos en contra.

Hablemos de actuaciones. La Gadot, pese a que no se distingue por el histrionismo, sí resulta perfecta para el papel, en el cual deslumbra por su belleza y excelente forma física. Además, en esta entrega llega con flamantes accesorios: una brillante armadura, nuevos poderes adquiridos y… Steve Trevor. La recuperación del romance con el piloto norteamericano solo sirvió para equilibrar de forma aparente las fuerzas ante tantos oponentes y a la vez demostrar el lado humano de la heroína, indecisa entre la meta altruista de salvar el mundo o mantener al amor de su vida. En cuanto a los antagonistas (con excepción de la gema), cumplen su cometido pero con ciertos desequilibrios. Kristen Wiig abandona el confort de la comedia para interpretar a Cheetah, la enemiga legendaria de Diana Prince, en un rol que pudo aprovecharse mucho más. Por otro lado, Pedro Pascal, con los cumplidos de la crítica aún tibios sobre su espalda por “The mandalorian”, da vida a Maxwell Lord, personaje codicioso y egocéntrico inspirado en Donald Trump. A pesar de que en ciertos momentos siento que se desborda en su caracterización, sí logra entregarnos un villano atormentado y bastante más creíble que la galería de amenazas intergalácticas típica tanto en Marvel como en DC Cómics. También se cumple en “WW84” la regla no escrita en las películas de superhéroes sobre el segundo plano al que es desplazado el protagonista por el desarrollo de los otros. Recordé el magnífico “Batman returns” de Tim Burton en cada momento que olvidé cuál era la figura que encabezaba el reparto.

Asimismo, los efectos dejan poco que desear y el guion se vuelve reiterativo y hueco por tantas incoherencias en la trama: el precario aporte de las primeras escenas a la historia, la pasmosa naturalidad de aceptar a Steve en el cuerpo de otro hombre, Lord al final no necesita tocar a los que le piden deseos pese a que en el resto de la película se reafirma lo contrario. Los nuevos poderes y recursos de Diana (avión invisible, capacidad de volar) parecen forzados por no haber sido expuestos de manera natural en su evolución de la gran pantalla.

El final, pésimo e inverosímil. No digo que quizás fuera el que todos deseáramos, en el que con una arenga moral la humanidad recapacitara y aprendiendo de sus errores, se salvara. Pero tras un 2020 signado por la pandemia, donde la indisciplina y egoísmo de muchos empeoró la situación sanitaria en varios países, me parece más creíble la cabalgata de rayos de la Mujer Maravilla. Además, la propia película dejó clara su desconfianza en la sociedad cuando no acepta la existencia de alguien que hubiera deseado la paz mundial.

En lo que resulta una práctica continuada en el filme, la poca atención al detalle, se anunció, contradictoriamente, como la razón principal de esta entrega: la vuelta a los años 80. Desde la colorida fotografía, la trama más aventurera que lógica hasta la última toma donde el cameo de la antigua Wonder Woman, Lynda Carter, parece un spot comercial, indican que  la directora Jenkins intentó homenajear a las antiguas películas de superhéroes. El tono cándido y paternal de la historia (el villano es convencido de sus malas acciones) nos recuerda a aquellas décadas donde el Superman de Christopher Reeves hacía gala de su carismática ingenuidad y Batman aún no era el Caballero Oscuro.

Barbara Minerva (Kristen Wiig) y Maxwell Lord (Pedro Pascal).

Hubiera funcionado pero el principal problema de “WW84” es que no parece decidirse por un estilo específico. Si la primera parte resultó apropiada para todo tipo de públicos, pero con preferencia hacia los seguidores adultos del universo DC Cómics, aquí, en su afán por convertirse en la forma apropiada para toda la familia, se vuelve tan llana y disparatada que solo trae desconcierto a quienes tratan  de clasificarla. Si trató de venderse como otra película de superhéroes un poco diferente también fracasó, pues no pudo liberarse de estereotipos propios del género y mostrados además en su variante más burda: el continuo rescate de niños rehenes o que juegan fútbol en la única calle del pueblo, el feminismo de garras y transformación física. Bienvenidos al mundo donde los seres comunes tienen prohibido formular deseos: pueden causar más daño al planeta que los combates entre semidioses de capa y disfraces.

El nuevo filme de Patty Jenkins corrió igual suerte que Diana Prince con la dorada indumentaria de la amazona Asteria. La Mujer Maravilla ya era grandiosa, inmortal y aun así, quiso ponerse una armadura que demostró no ser completamente infalible.

Ficha Técnica

Título: Wonder Woman 1984
Año: 2020
País: Estados Unidos
Duración: 151 min.
Dirección: Patty Jenkins
Guion: Patty Jenkins, Geoff Johns, Dave Callaham (Personaje: William M. Marston) (Historia: Patty Jenkins, Geoff Johns)
Género: Fantástico. Ciencia ficción. Acción | Superhéroes. Cómic. DC Comics. Años 80. Secuela
Reparto: Gal Gadot, Chris Pine, Kristen Wiig, Pedro Pascal, Robin Wright, Connie Nielsen, Gabriella Wilde, Natasha Rothwell, Ravi Patel, Penelope Kapudija, Kelvin Yu, Bern Collaco, Shane Attwooll, Lyon Beckwith,
Productora: Warner Bros., DC Entertainment, DC Comics (Productor: Deborah Snyder) (Distribuidora: Warner Bros.)

En Picta

https://www.picta.cu/embed/wonder-woman-1984-2020-12-26-16-05-38-096300

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .