#Vacúnate #PorTi, #PorTuFamilia, #PorCuba 

Hasta el 30 de abril se estará celebrando la Semana Mundial de la Inmunización, que, si bien se realiza cada año para concientizar sobre la importancia de la vacunación contra enfermedades diversas para lograr una mejor calidad y mayor esperanza de vida, este año, como es de esperar, va dirigido hacia la protección mundial contra la Covid-19.

El nuevo coronavirus ha traído varios fenómenos en torno a ello. Por un parte, la desigualdad de las vacunas no para de ampliar aún más la brecha entre los países ricos y pobres. También está el hecho de los que no consideran administrase las vacunas actuales ante la incertidumbre de su efectividad y posibles eventos adversos como ya ha pasado con la aparición de trombos.

No obstante, la Organización Mundial de la Salud, en reiteradas veces, ha exhortado a vacunarse, no importa el fabricante, puesto que más vale algún porciento de protección, que estar totalmente expuesto a enfermarse. Incluso en naciones como EE.UU., donde la vacunación marcha bastante rápido, todavía no bajan drásticamente las cifras de contagios.

Uno de los continentes más golpeados por el virus del SARS-CoV-2 es América. Brasil revela un escenario caótico y verdaderamente triste con una tasa de decesos bien alta. El suministro de vacunas ha sido punto de debate debido a su escasez para todo el continente. Bien cerca, en Canadá, la llegada no es estable y solo están asegurando la primera dosis.

Aunque la Semana Mundial de la Inmunización abarca mucho más que la Covid-19, ya que “es una estrategia fundamental para controlar hepatitis víricas, frenar la resistencia a los antimicrobianos y proporcionar una mejor salud y atención prenatal y neonatal”, según el Centro Nacional de Informaciones de Ciencias Médicas, se debe ir por mucho más.

Hay que enfatizar en cómo se podrían retomar las campañas de vacunación contra otros males, que se han visto afectadas por la propia pandemia, el cese de actividades por medidas de confinamiento, problemas económicos, pero también hay que entre todos derribar cuantos muros políticos aparecen por días por disputas entre naciones por ser las más poderosas.

Las vacunas rusas y la china han sido motivo de estas discordias. Es impresionante cómo la Unión Europea en vez de priorizar la vacunación de cada una de sus naciones con la Sputnik V, por ejemplo, prefiere seguir sumergida en un panorama de casos en alza, números preocupante de decesos, y de retrasos en la llegada de estos bulbos, y, por ende, de la vacunación.

En nuestro caso, se espera que Cuba sea el primer país en América Latina en lanzar una vacuna contra la Covid-19. Actualmente, los candidatos Soberana 02, Soberana Plus y Abdala, se encuentran en última fase de estudios, y para principios del mes de mayo en La Habana se tiene previsto un estudio de intervención con estas tres para corroborar efectividad y poder en meses próximos arrancar con una vacunación masiva por todo el archipiélago.

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.