Se esclarecen los motivos

Internet
Internet

Por fin se esclarecen los motivos de la campaña subversiva diseñada contra Cuba, para que el Parlamento europeo aprobara una resolución condenándola, por las fabricadas violaciones a los derechos humanos, cruzada mediática desplegada desesperadamente por parlamentarios españoles representantes de la derecha, como el Partido Popular Español, Renew y ECR, y por supuesto con total respaldo de la colaboradora de la embajada yanqui en Ginebra, Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento.

Cargada de acusaciones falsas conformadas por especialista estadounidenses, la Resolución aprobada el 10 de junio 2021 por 386 votos a favor y 236 en contra, le servirá de pretexto al Departamento de Estado para anunciar su política hacia Cuba, pues dicha Resolución apunta:

En la Isla existe una dictadura con prácticas de esclavitud con su personal sanitario, su brutal represión y malas prácticas de la UE al desviar al aparato represivo dinero destinado a la sociedad civil, además se solidariza con los prisioneros políticos en Cuba, el ejercicio libre del periodismo independiente, así como sentar las bases para una transición democrática en la isla”.

Este panfleto made in USA, persigue el objetivo de apretar aún más la guerra económica, comercial y financiera, al atacar los Acuerdos Políticos y Económicos entre la Unión Europea y Cuba, pues argumenta que La Habana “viola” la cláusula de Derechos Humanos incluida en los mismos, con la trasnochada ilusión de retomar la arruinada Posición Común, que en 20 años no logró derrocar a la Revolución.

Desde hace semanas, esa cruzada mediática estuvo dirigida a conformar una matriz de opinión contra la Revolución, a la cual sumaron a más de 160 intelectuales, artistas, activistas y académicos, que pidieron, al Comité ejecutivo de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), “un pronunciamiento claro y rotundo sobre los abusos en Cuba y la violación de los derechos humanos”.

El objetivo es sumar a muchas organizaciones y sectores, para que Estados Unidos pueda continuar su hostilidad, basado en los pedidos de esa variedad de grupos.

Con estos ingredientes, el secretario de Estado, Antony Blinken, tendrá los elementos que necesitaba para sustentar la prometida actualización de la política yanqui hacia la Isla, algo reiterado el pasado 8 de junio ante el Comité de Asignaciones del Senado, cuando explicó que “se trabaja en una revisión muy completa de la política hacia Cuba”.

En su intervención expuso algunos de los principios que guían esa supuesta revisión, entre ellos:

Asegurarse de que se está haciendo todo lo posible para promover la democracia y la libertad del pueblo cubano, y hacerlo de una manera que empodere al pueblo de Cuba para construir su propio futuro y destino”.

 Y añadió:

“Para definir esa nueva política, estamos consultando con miembros del Congreso, personas con diferentes perspectivas, los diferentes interesados, dentro y fuera de Cuba, ya sean activistas, periodistas, ONG y la comunidad empresarial, para obtener la mayor cantidad de aportes”.

La bola estaba cantada de antemano, cuando el pasado mes de abril 2021, Juan González, asistente del presidente Joe Biden y director principal para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, expresó:

“Biden no es Barack Obama en la política hacia Cuba. El momento político ha cambiado de forma importante, se ha cerrado mucho el espacio político, porque el Gobierno cubano no ha respondido de ninguna forma y, de hecho, la opresión en contra de los cubanos hoy es peor”.

Ahora la Resolución del parlamento europeo, que tanto esfuerzo y dinero les costó para convencer a un grupo de parlamentarios que estaban opuestos, le permitirá sostener que debido a las “violaciones de los derechos humanos, la falta de democracia, libertad de pensamiento, expresión”, y otras falacias que repiten desde hace 60 años, Estados Unidos mantendrá las 243 sanciones impuestas por Donald Trump, para “ayudar” al pueblo”.

Los cubanos saben muy bien quienes son los yanquis y sus añejas aspiraciones con su guerra económica, comercial y financiera; por eso, el pueblo resiste con unidad las amenazas y los embates imperiales, porque nadie los engaña con el viejo pretexto de que “las medidas sólo van encaminadas contra el gobierno comunista”.

Cuando por las acciones yanquis Cuba se ve obstaculizada de comprar medicamentos y alimentos, es el pueblo quien se afecta, no el gobierno. Sí las familias en el exterior no pueden enviar dinero a las de Cuba, no es el gobierno el afectado. La falta de equipos médicos e industriales, sólo inciden negativamente en los servicios a la población, no en el gobierno.

Esas y todas las demás limitaciones que se sufren a diario, son conocidas por cubanas y cubanos, quienes rechazan totalmente la crueldad de dicha política anticubana.

En 1959 los cubanos decidieron construir su propio futuro y destino, sin las órdenes yanquis y se empoderaron desde el mismo momento en que la Revolución los enseñó a leer y a escribir gratuitamente, les ofreció atención médica gratuita, abrió escuelas de arte para todos, les dio empleo sin discriminación y puso a la mujer en el lugar que le corresponde al lado de los hombres, libertades que desgraciadamente desconocen en muchos países bajo el capitalismo.

Biden podrá mantener la política de Trump, que Cuba continuará su marcha unida como la plata apretada en las entrañas de los Andes.

José Martí dijo con sabiduría:

“Quien intenta triunfar, no inspire miedo, que nada triunfa contra el instinto de conservación amenazado”

Fuente

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.