Dos ejemplos de piratería marítima. Más terrorismo Made in USA

Con un cañón de agua y varias mangueras que lanzaban cuatro mil galones de agua salada por minuto, lograron extinguir el incendio en la cubierta.

Como es conocido el genocida bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba comenzó oficialmente el 7 de febrero de 1962, aunque desde los primeros meses del año 1959 nos impusieron distintas restricciones con el fin de asfixiar a la joven revolución.

Empezaron a utilizar todo tipo de agresiones como muestra evidente de su odio visceral, sobre todo, acciones terroristas. Una modalidad del terrorismo de los Estados Unidos contra Cuba consistió en ataques piratas contra naves mercantes y embarcaciones pesqueras. El objetivo era evitar y obstaculizar todo indicio de suministro económico y logístico hacia Cuba y tratar de rendirnos por hambre y escaseces de productos fundamentales para la vida.

El 10 de septiembre de 1962 fue ametrallado por un barco pirata artillado, la embarcación cubana “San Pascual” y la nave inglesa “New Lane”, que transportaban azúcar, frente a Cayo Francés, en Sancti Spíritus. El barco cubano recibió 18 impactos de balas y el inglés 13. El día 18 de septiembre la organización terrorista radicada en los Estados Unidos, Alpha 66, se declaró autora del hecho. Participaron en esta acción los terroristas Antonio Cuesta Valle, Antonio Quesada y Ángel Pouxes, entre otros. Todos ellos con residencia en los Estados Unidos, fundamentalmente en Miami, Florida.

El 12 de septiembre de 1964 fue atacado por lanchas piratas el buque español “Sierra de Aranzazú”, que transportaba mercancías hacia Cuba, entre ellas juguetes para los niños cubanos. La agresión se produjo a 75 millas al norte de Maisí, provincia de Guantánamo. Esta acción terrorista produjo la muerte del capitán, nombrado Pedro Ibargurengonitía, y heridas a varios tripulantes.

El apoyo y protección por el gobierno de los Estados Unidos y la CIA ha constituido la clave fundamental de la impunidad de estos hechos criminales, ya que los autores intelectuales y materiales residen y pasean libremente por el territorio norteamericano. Las organizaciones contrarrevolucionarias que han proyectado estas acciones terroristas han contado con el apoyo y el beneplácito de la CIA y el FBI. Sus campos de entrenamientos, el armamento y las embarcaciones marítimas han estado bajo la jurisdicción norteamericana y no han tomado medidas para evitar estas agresiones.

En este sentido, el líder histórico de nuestra revolución Fidel Castro sentenció: “Jamás un norteamericano ha sido muerto o herido, ni una sola instalación, grande o pequeña, en ese inmenso y rico territorio, ha sufrido el menor daño material por alguna acción procedente de Cuba.”

¿Quiénes son los únicos y verdaderos terroristas?

Respuesta: El Imperialismo norteamericano.

Autor: Israel Valdés Rodríguez.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.