#Cuba Che Guevara, el que siempre vive

Ernesto Che Guevara: "Ya todos conocemos lo que vale la Unidad" | Cubadebate

Por: Israel Valdés Rodríguez

De la América nuestra, humillada durante siglos y aún sin redimir, brotó el Che, como un nuevo Bolívar, dispuesto a luchar por la emancipación de las naciones de su patria grande y a ofrecer su brazo combatiente allí donde fuese necesario.

Después de la victoria de nuestra Revolución, que él ayudó a forjar, se convirtió en un trabajador esforzado que desempeñó de manera brillante cada una de las responsabilidades que se le encomendaron tanto en la dirección del gobierno como en los foros internacionales. Fue también ejemplo de vinculación con las masas, con las que compartió esfuerzo y sudor, en los campos y fábricas, durante las jornadas de trabajo voluntario que él mismo promovió.

Un día al pueblo que lo admitió como un hijo, y marchó a combatir, una vez más, por la libertad de América.

En esa batalla lo sorprendió la muerte física, pero sus ideas inspiran y guían la acción de miles de revolucionarios de este continente, y de todo el mundo. El Che continúa y continuará siendo un símbolo para todos los verdaderos revolucionarios del orbe.

Sobre el Che, fue Fidel quien escribió este epitafio: “Si queremos expresar cómo aspiramos que sean nuestros combatientes revolucionarios, nuestros militantes, nuestros hombres, debemos decir sin vacilación de ninguna índole: ¡que sean como el Che! Si queremos expresar cómo queremos que sean los hombres de las futuras generaciones, debemos decir: ¡que sean como el Che! Si queremos decir que deseamos que se eduquen nuestros niños, debemos decir sin vacilación: ¡queremos que se eduquen en el espíritu del Che! Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che! Si queremos expresar como deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con el corazón de vehementes revolucionarios: ¡queremos que sean como el Che!

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.