#Cuba La Revolución Cubana es una sola #SomosContinuidad

La Demajagua
Revolución Cubana - EcuRed

Por: Israel Valdés Rodríguez

El 10 de octubre de 1868 el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, se levanta en armas contra el colonialismo español al frente de un grupo de patriotas cubanos en el ingenio Demajagua, en la hoy provincia de Granma. Al encabezar el alzamiento, Céspedes postula dos principios fundamentales en la ideología de la Revolución Cubana: la plena independencia y la justicia social para todos, que en 1868 tenía que partir necesariamente de la abolición de la esclavitud.

Este acontecimiento histórico constituyó el comienzo de la Guerra de los Diez Años, uno de los hechos más relevantes y de mayor trascendencia en la historia de Cuba y que dio inicio a una revolución que se prolongaría por casi cien años de lucha por la total independencia, pues como sentenciara nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz, en Cuba solo ha habido una Revolución, la que comenzó Carlos Manuel de Céspedes aquel 10 de octubre de 1868, y que nuestro pueblo lleva adelante hoy.

La necesidad de luchar contra la dominación extranjera para alcanzar la independencia y soberanía nacional, y una vez conquistadas, mantenerlas, ha sido el fundamento principal hasta nuestros días; es la razón fundamental por la cual consideramos la Revolución Cubana como un proceso revolucionario ininterrumpido desde 1868 hasta nuestros días.

La Revolución Cubana es una sola, se expresa en la identidad y continuidad en todas sus etapas históricas. Sus objetivos esenciales han sido: conservar la independencia y soberanía nacionales; el enfrentamiento al imperialismo norteamericano en su afán de destruir a la Revolución a través de la subversión política y con el cruel e inhumano bloqueo económico, comercial y financiero a que nos mantiene sometido; mantener y ampliar el carácter humanista de nuestro proceso revolucionario, inspirados en las tradiciones combativas y la filosofía de lucha del pueblo.

La historia nos ha enseñado que la unidad, proclamada y forjada por Martí y Fidel, es nuestra arma fundamental para sobrevivir como proceso revolucionario y como nación.

Hoy día nos encontramos en un escenario político nacional e internacional disímil y complejo, caracterizado por el enfrentamiento a una pandemia que tiene en jaque a todo el mundo. En nuestro caso particular, enfrentamos además, el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero mas genocida y criminal impuesto por el gobierno de los Estados Unidos a nuestra isla, al poner en practica el republicano Trump 243 nuevas medidas y que aún se mantienen intactas por el demócrata Biden Hoy, más que nunca, debemos recurrir a nuestra historia, al legado que nos dejaron nuestros próceres. No podemos olvidar los esfuerzos, los sacrificios y la sangre derramada por lograr nuestra independencia y soberanía nacional.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.