#Cuba La historia me absolverá

La Historia me Absolverá, alegato de autodefensa de Fidel Castr

Por: Israel Valdés Rodríguez

Poco después de las 9:00 de la mañana del viernes 16 de octubre de 1953,comenzó la vista del juicio oral de la famosa Causa 37 y en la que Fidel pronuncia su alegato de autodefensa conocido como la “Historia me Absolverá”_ tomado de la frase final del propio documento_ texto del extenso y detallado discurso pronunciado en la sala de estudio de las enfermeras del Hospital General “Saturnino Lora” de Santiago de Cuba, un pequeño local habilitado especialmente al efecto. Aquí Fidel asumía su propia defensa por haber participado, junto a otros jóvenes revolucionarios (conocidos como los jóvenes del centenario) en los asaltos a los cuarteles “Moncada”, de esa ciudad, y “Carlos Manuel de Céspedes”, de Bayamo, ocurridos el 26 de julio de ese mismo año.

Es un texto fundador de la historiografía contemporánea, no exento de vuelo literario, que trazó el programa de la definitiva liberación nacional antiimperialista. En su histórica defensa, Fidel analiza con objetividad y rigor, la situación social de Cuba en la década del 50 y la valora críticamente desde la perspectiva e intereses del pueblo revolucionario y en sus páginas quedó plasmada la acción armada y la valentía mostrada por aquel grupo de jóvenes de la Generación del Centenario, donde se hallaban los más nobles valores de la cultura nacional y del legado histórico de los independentistas cubanos.

En “La Historia me absolverá” Fidel expone en un lenguaje vibrante y accesible para las amplias masas populares, sin palabras altisonantes, sin fórmulas y tesis abstractas y complejas, pero sobre la base de una minuciosa descripción de la realidad social avalada por datos y cifras irrefutables, la realidad del contexto político y social de la Cuba de entonces. Este documento representa una valerosa y ardiente denuncia de los males e injusticias sociales, de la corrupción, vicios e ilegalidades del régimen reinante en nuestro país después del golpe traidor del 10 de marzo de 1952.

El histórico documento constituye un instrumento de agitación y movilización social que contiene un programa popular y avanzado en el que se trazan los objetivos y los medios de la lucha revolucionaria.

Como alegato jurídico, es la pieza más relevante de nuestra historia; su estudio adquiere mayor importancia a medida que crece la significación de la Revolución Cubana en el proceso revolucionario latinoamericano y mundial. Sesenta y dos años después de aquel hecho histórico, cobra mayor importancia el estudio de ese texto, por la evidente filiación con la teoría revolucionaria de Martí, así como, con el programa del Primer Partido Comunista de Cuba y que se pusieron en práctica por el gobierno en la naciente revolución de enero de 1959.

Esta entrada fue publicada en Social. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.