Eliminación Total de las Armas Nucleares. #Cuba

Resultado de imagen para armas nuclearesEn numerosos países se realizan actividades encaminadas a elevar la conciencia, la educación y el conocimiento público acerca de la amenaza que las armas nucleares representan para la humanidad. Y Cuba, ha sido históricamente abanderada del desarme general y completo.

¿Pero, qué son las armas nucleares?

Las armas nucleares son explosivos de alta energía, que obtienen la misma mediante la fisión o fusión del núcleo atómico. Para la fisión, se utilizan átomos pesados como el uranio o el plutonio, y para la fusión átomos muy ligeros como ciertos isótopos del hidrógeno. Es el arma más mortífera que existe en la actualidad.

Hoy recordamos al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz,quien  le dedicó numerosas horas al análisis de este importantísimo tema, mediante sus profundas reflexiones y en reuniones nacionales e internacionales, debatiendo éste asunto directamente con personalidades universales, incluso, propuso este debate en la sede de la ONU.

Fidel señaló en la clausura del II Congreso del Partido, cito: (…) “la humanidad  nunca vivió una  época semejante a esta, con la existencia de enormes arsenales nucleares, con decenas de miles de armas nucleares apuntando en todas direcciones. Sabemos que el peligro de que un día pueda desatarse un conflicto universal es grande; pero pensamos que esta humanidad, y pensamos que en especial nuestro pueblo debe estar consciente de estos  peligros para movilizarse, para luchar contra ellos, cada cual en la medida de sus fuerzas” f/c.

Y hoy aquí, estamos movilizados contra ese engendro nuclear, que nació con el ProyectoManhattan, nombre clave de un proyecto de investigación científico llevado a cabo durante la  Segunda Guerra mundial por los Estados Unidos con ayuda parcial del Reino Unido y Canadá.

El objetivo final del proyecto era el desarrollo de la primera bomba atómica. La investigación científica fue dirigida por el físico Robert Oppenheimer. El proyecto se llevó a cabo en numerosos centros de investigación siendo el más importante de ellos el Distrito de Ingeniería Manhattan situado en el lugar conocido actualmente como Laboratorio Nacional Los Álamos, Nuevo México; lo que le permitió a los Estados Unidos fabricar al menos tres núcleos experimentales de uranio y plutonio.

El primero de ellos, denominado simplemente TheGadget (el dispositivo), fue detonado en el Desierto de Alamogordo, Nuevo México, Estados Unidos a las 05:29 del 16 de julio de 1945 (hora local). Se trataba de un arma de fisión de plutonio de 19 kilotones (kt) de potencia. Fue la primera detonación nuclear producida por la especie humana.

Deseosos los norteamericanos de demostrar a la Unión Soviética  y al resto del mundo su nuevo poderío atómico, determinaron lanzar la nueva bomba sobre una ciudad de un país  ya derrotado.

A las 5 y 32 minutos de la madrugada del 6 de agosto de 1945 un bombardero B-29 partía de una pequeña isla del Pacífico Sur en el curso de una operación secreta. A las 8:16 a.m., hora local de Japón, Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica, bautizada como Little Boy  de unos 15kilotones de potencia sobre la ciudad de Hiroshima. La onda expansiva mató en el acto a 120.000 personas, causando más de 70,000 heridos y destruyó 47.000 edificios.

Como si eso no bastara, el 9 de agosto a las 11:02 A.M, el gobierno de Estados Unidos repitió el crimen de lesa humanidad. 55 mil  habitantes de la ciudad de Nagasaki perdieron la vida y otros 70,000 resultaron heridos, las consecuencias fueron devastadoras.

Desde el surgimiento de las Naciones Unidas, el desarme nuclear, ha sido un objetivo priorizado de la comunidad internacional, teniendo como amarga experiencia, los horrores de Hiroshima y Nagasaki. De hecho, fue el tema de la primera resolución aprobada por la Asamblea General, en 1946, y ha formado parte de su agenda desde 1959 , junto con el desarme general y completo.

Recordemos que en el primer periodo de sesiones extraordinario dedicado al desarme, que tuvo lugar en  1978, hace ya 40 años, se le dio una particular prioridad al desarme nuclear. El tema se ha mantenido en Naciones Unidas hasta nuestros días, donde se continúa luchando por lograr ese tipo de desarme; prueba de esto es que el pasado año, dándole cumplimiento al párrafo 8 de la resolución 71/258 de la Asamblea General, se  celebró en Nueva York en la sede de las Naciones Unidas, una conferencia para negociar un instrumento jurídicamente vinculante que prohíba las armas nucleares y conduzca a su total eliminación. Este se denominó  “Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares”. Una vez más la comunidad internacional se reúne para debatir este importante y preocupante tema.

Nuestro país, como pocos, ha conocido tan de cerca el peligro nuclear. Lo afrontamos en los días luminosos y tristes de la “Crisis de Octubre” en 1962, cuando el mundo estuvo a punto de una guerra termonuclear como consecuencia de la política agresiva y brutal del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba. De nuevo conocimos el peligro nuclear cuando combatíamos en Angola contra el ejército racista  sudafricano, sabiendo que Estados Unidos, le había facilitado ocho bombas nucleares al régimen del apartheid, a través del régimen sionista de Israel.

El mundo tuvo una esperanza que surgió en 1967, cuando en la sede de la cancillería mexicana en Tlatelolco se firmara el Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe,  denominado Tratado de Tlatelolco, acuerdo multilateral, que establece para las partes firmantes, la proscripción en Latinoamérica del “ensayo, uso, fabricación, producción o adquisición, por cualquier medio, de toda arma nuclear“, “así como la abstención de realizar, fomentar o autorizar, directa o indirectamente” los mencionados actos prohibidos.

En esos momentos, se constituye el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL) cuyos fines son la desnuclearización militar de Latinoamérica y la consecución de garantías de protección contra eventuales ataques nucleares en la zona, así como conseguir que se respetara la prohibición de pruebas, empleo, fabricación, producción, adquisición, recepción, instalación, despliegue y cualquier otra forma de posesión de armas nucleares.

Mucho creció la esperanza cuando un año después en 1968, se firma en las Naciones Unidas el Tratado de no Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) el cual  entró en vigor en 1970;tratado que en esencia establece que los estados sin armas nucleares se comprometen a renunciar a la investigación relativa a este armamento y al desarrollo y adquisición de estas armas, a cambio del acceso a la tecnología nuclear para uso civil. El mundo respiró con cierto alivio, pensando que nos encaminábamos hacia el deseado desarme. Pero no ha sido así, con gran preocupación se ha visto el incremento del “Club de los poseedores del arma nuclear”.

El 30 de abril de 2007, en una Reflexión el Comandante en Jefe Fidel Castro nos decía, cito (…)” Hoy el mundo cuenta con decenas de miles de bombas nucleares cincuenta veces más poderosas, con portadores varias veces más veloces que el sonido y de una precisión absoluta, con las cuales nuestra sofisticada especie puede autodestruirse” f/c.; desgraciadamente, el fatídico “club” sigue incrementando sus “socios”, unos declarados públicamente y  otros que teniendo las armas nucleares, no las declaran.

Con su extraordinaria facultad de ir al futuro, regresar y explicarlo, Fidel, en mensaje a la XI Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo en Brasil en el año 2004 previó la situación que hoy se nos presenta, cito: (…) “Hoy en el mundo existen decenas de miles de esas amas, que son decenas de veces más poderosas y precisas”.

“Se siguen produciendo y perfeccionando. Hasta en el espacio se programan bases de proyectiles nucleares. Nuevos sistemas de mortíferos y sofisticados armamentos surgen”.

“Por primera vez en la historia, el hombre habría creado la capacidad técnica de su total autodestrucción”.f/c.

En febrero del presente año 2018, el presidente norteamericano Donald Trump, anunció su “Revisión sobre la postura nuclear”, un documento que desarrollan los “halcones” del Pentágono, donde se establece el papel de las armas nucleares en las necesidades geoestratégicas y de seguridad de los Estados Unidos.

Para reforzar ese papel el presidente norteamericano, acaba de firmar hace sólo un mes en Fort Drum, estado de Nueva York, el presupuesto militar más grande de los últimos tres lustros para un año fiscal, con 717 000 millones de dólares, de los cuales 21,900 millones son para programas de nuevas armas nucleares. Los estados Unidos siguen apostando a la “disuasión nuclear”·

Ante esta gran locura, en el Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, ratifiquemos la posición de Cuba sobre la necesidad urgente de lograr la eliminación total de las armas nucleares por considerar que su existencia es una amenaza contra la humanidad.

Esto debe hacerse de forma transparente, irreversible y verificable con un cronograma multilateralmente acordado, Nuestro país aboga por una Convención abarcadora sobre la prohibición, donde se incluya la prohibición de la posesión, desarrollo, producción, adquisición, ensayo, almacenamiento, transferencia, uso o amenaza, y que estipule la destrucción bajo estricto control internacional.

El empleo de una parte ínfima de las miles de armas nucleares existentes, de las cuales cerca de cuatro mil se encuentran en estado operacional, tendría consecuencias catastróficas para nuestro planeta.

Recordemos la Reflexión del Comandante en Jefe sobre el “Invierno nuclear”, cito: (…) sólo bastará una guerra nuclear zonal donde se lancen 100 bombas nucleares que vienen representando, sólo el 0,4% de las más de 25,000 ojivas que hay en el mundo, para que genere el humo suficiente que al recibir el calor del Sol ascendiera para permanecer suspendido durante años en la atmósfera superior, velando la luz solar y enfriando la Tierra, produciéndose el “Invierno nuclear” f/c.

En este Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, luchemos con todas nuestras fuerzas por el desarme general y completo, para evitar que la cuarta guerra mundial, sea “con el hacha de piedra».

Colaborador de micubaporsiempre

Esta entrada fue publicada en Política, Social y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Eliminación Total de las Armas Nucleares. #Cuba

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.